Esperando las elecciones     
 
 Informaciones.    07/08/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ESPERANDO LAS ELECCIONES

PARA este mismo mes se espera un decreto del Consejo de ministros convocando las elecciones de pro-

curadores en Cortes por representación familiar. A éste seguirán otros decretos dei Gobierno sobre

procedimiento y propaganda electorales. Muchos posibles candidatos a procuradores por representación

familiar permanecen a la espera de estos decretos para hacer firme su candidatura o para renunciar a la

elección. Todo depende del margen de maniobra que deje la regulación electoral.

Otro tanto ocurre con el proyecto de Reglamento de les Cortes, que será debatido a la vuelta de las

vacaciones parlamentarlas y entregado a votación en el último Pleno de la Cámara, en octubre. Si el

nuevo Reglamento restringe —en vez de potenciar— el papel político de las Cortes, habrá candidatos que

se retirarán antes de la elección.

L a representación «familiar» en las Cortes tiene unas servidumbres de cara a las elecciones que la

colocan en desigualdad con las representaciones sindical, corporaciones locales, cuerpos profesionales,

etc. El aspirante a procurador «familiar» ha de afrontar una campaña costosa y ha de darse a conocer a un

electorado numeroso, sin posibilidades —prácticamente— de acercarse a él, de comunicarle

extensamente sus intenciones, de competir amplia y lealmente con los demás candidatos.

E1 procurador «familiar» por Sevilla, don Juan Reig —que se presenta a reelección—, ha señalado

algunos de los defectos de la representación familiar en las Cortes. Sin unas asociaciones in termedias —

ha dicho— de ca rácter familiar, esta representación será siempre inorgánica. El señor Reig. además,

estima que no es lógico que provincias como Madrid o Barcelona tengan igual número de procuradores

familiares que otras de mucha menor población, extensión y problemática. Esta representación —aduce—

debería ser proporcional.

Para la elección de consejeros nacionales del Movimiento ya han sido dictadas normas electorales. La

elección será indirecta, mediante compromisarios elegidos, a su vez. entre los consejeros locales y

provinciales del Movimiento.

Las incompatibilidades de los posibles candidatos son muchas; prácticamente, quien ejerza algún cargo

administrativo no electivo en una provincia deberá renunciar a él si desea ser candidato.

La campaña electoral de los candidatos en la Prensa será similar a la. de los que aspiraron a las últimas

elecciones municipales: 500 palabras en los periódicos. El mismo día aparecerá la proclama de cada

candidato, por orden alfabético. Los murales en las calles siguen restringidos al nombre, fotografía,

circunscripción electoral por la que se presenta y «slogan». Podrán celebrarse actos públicos en locales

del Movimiento tras su autorización por las Juntas electorales. Uno de los requisitos para ser elegible

como consejero nacional es el de expresar por escrito la vinculación al Movimiento.

Ante este movimiento pra-electoral y en el recuerdo tte las últimas elecciones municipales es obligado

recordar la encuesta ICSA - GALLUP, publicada por INFORMACIONES el pasado mes de abril. El

desconocimiento y apatía de los españoles por los temas políticos —evidenciados en aquel sonriso de

opinión— hacen suponer que no se movilizará el interés del país en tomo a las próximas elecciones

legislativas.

Sin la descentralización jr autonomía de los municipios que hubiera entrañado una nueva ley de Régimen

Local, las últimas elecciones municipales pasaron sin pena ni gloria. Sin asociackmismo, sin ley

Electoral, con un posible Reglamento de las Cortes restrictivo, las próximas elecciones legislativas

pueden seguir el mismo camino.

 

< Volver