Cortes. 
 Los procuradores familiares rinden cuentas     
 
 Madrid.    23/08/1971.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

Cortes

Los procuradores familiares rinden cuentas

"La reforma del Reglamento es tímida´ (Cabello de Alba)

"He propugnado una evolución democrática´ (Esperaba)

Un alto porcentaje de los actuales procuradores en Cortes de representación familiar, tienen proyectado

presentarse a la reelección, según se demuestra en las contestaciones a una encuesta de ámbito nacional

que ha realizado Europa Press.

Como se sabe, el grupo de los "familiares" ha tenido entrada en las Cortes por primera vez., en esta

novena legislatura que ahora termina. El 29 de septiembre se celebrarán las elecciones para renovar estos

escaños.

Desde hace varias semanas se ha puesta.la atención en estas elecciones, que son las únicas que "permiten

acceder a las Cortes p´or medio de votación -directa.- Por otra parte, los ´´familiares" de esta legislatura

han contribuido con su actuación a captar el interés del país.

En esta encuesta los procuradores responden, entre otras cosas, sobre la gestión que han desarrollado y

sobre lo que ellos prevén para la próxima legislatura.

PREGUNTAS

1. ¿Se presentará usted a la reelección?

2. En cualquier caso—afirmativo o negativo—, ¿por qué?

3. ¿Se encuentra satisfecho de su gestión en esta legislatura? En líneas generales, ¿en qué ha consistido

esta gestión?

4. ¿Cómo supone que serán las Cortes en la próxima legislatura?

Cabello de Alba

Don Rafael Cabello de Alba, familiar por Córdoba, de cuarenta y cinco años de edad, abogado del Estado.

1. Desde luego, volveré a presentarme.

2. Porque me siento atraído por la cosa pública; porque creo qué.puedo ser un buen representante de

los cordobeses, cuyos problemas vivo y comparto en mi propia carne;´porque entiendo que es dentro de

las instituciones donde ha de jugarse el futuro de España! y, por último, porque no me pare-pe del todo´

responsable la postura de quienes, creyendo no arriesgar´ nada, se reservan la cómoda posición de la libre

crítica, sin aportar su esfuerzo e. incluso su posibilidad de equivocarse de buena fe a la solución de los

problemas comunes.

3. La autosatisfacción creo que es un paso muy próximo a la autocomplacencia y a la renuncia al deseo

de hacerlo cada vez mejor. No me encuentro satisfecho, porque siempre cabría haberlo hecho mejor; pero

tampoco insatisfecho, porque creo que no he sido un mero procurador pasivo, sino que he trabajado

intensamente en el estudio y mejora de los proyectos de ley. Cabe citar, entre otros, la ley de Educación y

Pinancia-miento de la Reforma Educativa, la ley del Pondo de Ordenación y Regulación de Productos y

Precios Agrarios (P. O. R. P. P´. A.), la ley de Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, la ley de

Caza, el estatuto del Vino, la ley de Reforma del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social, la ley

sobre Ordenación de la Política Tabaquera Nacional y Gestión del Monopolio de Tabacos, la ley de

Financiación del Instituto Nacional de Industria, la ley de Crédito Oficial, la ley de Comarcas y Fincas

Mejorables y la ley de Objetares de Conciencia.

4. La reforma del Reglamento anunciada me parece tímida. Sin embargo, creo que las Portes potenciarán

su actuación y serán fieles al papel que las Leyes Fundamentales les confian.

Esperabé

Don Jesús Esperabé de Ar-teaga, " familiar " por Salamanca de sesenta y dos años de edad, abogado,

agricultor y ganadero.

1. Espero poder hacerlo. Y hablo en futuro porque las circunstancias mandan y de aqui a las

elecciones pueden pasar todavía muchas cosas.

2. Porque, aunque el proyecto de Reglamento que nos ha enviado el Gobierno invita a arrojar la

esponja; la esperanza es lo último que se pierde.

3. Sí, en propugnar una evolución democrática—sin estridencias—del Régimen. Para cuyo fin he

estado siempre, y en todo momento, en la brecha.

4. Que pudiera ser, si los augurios que circulan se cumplen, una más de las comprendidas entre la I y la

VIII. Dios quiera que no, pues significaría una regresión y hasta entrañaría una rrer un riesgo.—Europa

Press.

 

< Volver