Autor: Moreu Mirasol, Pedro. 
   Merece la pena luchar     
 
 ABC.    09/06/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

MERECE LA PENA LUCHAR

Señor director:

En la edición del día 30 de mayo último tuvo la atención de publicar mi carta, de fecha 25, en la que

exponía, en términos generales, el problema de las familias numerosas en relación con el proyecto de ley,

que inminentemente había de comenzar • debatirse.

En el número correspondiente al día 4 aparece una carta del procurador familiar por Madrid don Juan

Manuel Fanjul en la que, en forma directa y personal, me atribuye «críticas a la actuación de dichos

procuradores durante su actuación frente al proyecto d« ley, que se está debatiendo». Comoquiera que el

acto que se me imputa no existe, invoco el derecho de réplica previsto «n 1» vigente ley de Prensa para

rogarle la publi-«ación de las puntualizaciones siguientes:

1.° Mi carta publicada en el número correspondiente al domingo día 30 de mayo último fue escrita el día

25 de dicho mes y entregada en el domicilio social de ese prestigioso diario el día 26. Es, pues, «vidente

que no habiendo comenzado los debates del proyecto de ley hasta el día 27, mal puedo haber criticado

unas actuaciones, que aún no »e habían producido.

2.° El contenido de mi carta, d* fecha 25 de mayo, se limita a exponer un problema tan candente y

necesitado de apoyo como ee ha puesto de relieve en la sesión inaugural dd debate del proyecto, que, el

propio señor Fanjul explica en el punto 6.° de su carta. Especialmente con la decidida actuación del

procurador familiar por Málaga señor Merino.

3.° Mi única y escuela alusión a los procuradores del grupo familiar se refiere a la última reunión que

ésloa tuvieron próximamente a un mes fecha de la presentación del proyecto a las Cortes, que me impulsó

a formular las interrogantes que eii mi carta figuran y que no creo constituyan un a«lo een-»u rabie.

4.° Sé positivamente, y jamás he puesto en duda, que los procuradores, después de obtenido el

nombramiento, actúan exclusivamente movidos por el cumplimiento del deber que en cargo les impone,

pero no es menos cierto—y esto es evidente—que al terminar su mandato habrán de comenzar nueva

campaña electoral, en la que ha de pesar notablemente su actuación en la anterior legislatura.

5.° Dentro del escaso valor que puedan tener mis elogios creo también un deber manifestar mi simpatía

por los procuradores de este grupo, que están trabajando mucho j bien en beneficio de la Institución

Familiar a la que representan, y t los que jamás be criticado.

Por último, agradezco profundamente la carta del señor Fanjul, que aporta una Ta-liosa

información de los pormenores de 1* gestión para aquellos que puedan desconocen loe y que, para

mi, constituye la más exp oka respuesta afirmativa a mi primera p gunta, no quedándome ya duda

alguna de q cías familias españolas constituyen, de eu; la asociación de más entidad moral por >

que, desde luego, merece la pena luchar.

Pedro MOREU MIRASOL.

 

< Volver