Vida política. 
 Convocatoria de procuradores familiares para pensar en el momento político     
 
 Informaciones.    19/11/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

VIDA POLÍTICA

Convocatoria de procuradores familiares para "pensar en el momento político"

MADRID, 19. (INFORMACIONES.)— eQueremos pensar en el momento político y obtener una

conclusión coherente con cuanto queda expresado. Con este fin, un grupo de compañeros de los que nos

hacemos portavoces, por la única jrazón de nuestra común licitancia, os convocamos a la reunión que

tendrá lugar en Madrid en el Palacio de Congresos y Exposiciones el sábado día 30, a las once de la

mañana, para almorzar juntos.» Con estas palabras finaliza la convocatoria hecha por un grupo de

procuradores en Cortes a sus compañeros de legislatura en un escrito que firman los señores fiau Carpí,

Aparicio Bernal, Capmany, Panjul, Pi-nat y Escrivá de Romaní, Del Moral, Osorio García, Reguera

Guajardo, Suárez García y las señoras De las Cuevas González y Veglison.

La convocatoria (que aclara en sus últimos párrafos que cdebe quedar claro que nada más ajeno a nuestra

intención que convocar a ninguna- forma de asociacionis-mo o agrupamiento, y menos aún, si cabe, en

lanzar ninguna clase de manifiesto con concreto propósito político») dice, entre otras cosas:

«Es un hecho evidente que los procuradores familiares de la novena legislatura, conscientes de sus

diversas procedencias ideológicas, ambientales y generacionales, pronto se sintieron vinculados sin

formulismo alguno por una serie de supuestos y propósitos cuya vigencia, desarrollo y confección parece

ser hoy aún más activa que entonces: conciencia de una autenticidad representa t i v a directamente

emanada del pueblo, aceptación de una nunca negada pluralidad unida a una básica coincidencia en un

sustantivo núcleo de primera lealtad y conducta política; libertad en la crítica y en la expresión de los

propios juicios aceptados desde el primer momento como el resultado de un pasado político incierto...

Junto a ello surgió la esperanza consciente de que la experiencia que con nosotros se iniciaba en la vida

pública del régimen podría ser el primer paso de un desarrollo político del que cada etapa lograda serla a

su vez una garantía más de continuidad y perfeccionamiento del Movimiento Nacional, entendido e

Interpretado leal y ambiciosamente como la «comunión del pueblo español» en los principios

institucionales. Creemos que es precisamente en esta-hora de España cuando la ratificación de todo ello

puede ser útil para servir mediante una amplia y explícita aceptación popular de serenas ga-

rantías para una convivencia política nacional en el marco de una Constitución abierta a posibles

perfeccionamientos.

No debemos ocultar nuestro pensamiento de respaldo con todo aquello que individualmente o como

grupo podemos representar en el desarrollo Institucional político-social implícito en los propósitos

enunciados por el actual Jefe del Gobierno.»

 

< Volver