Actualidad política. 
 Josep Meliá: La apertura no es una ideología, sino una táctica  :   
 El año internacional de la mujer, un parternalismo. 
 ABC.    01/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. JUEVES 1 DE MAYO DE 1955

ACTUALIDAD POLÍTICA

JOSEP MELIA

• «LA APERTURA NO ES UNA IDEOLOGÍA, SINO UNA TÁCTICA»

• «EL AÑO INTERNACIONAL DE LA MUJER, UN PATERNALISMO»

Le vi el otro día en el coctel de. «Los 25 políticos del Muro», que resultaron ser 26. Le conocía de tiempo

atrás..., de «redacción». Cuando dos periodistas se reencuentran, después de mucho tiempo y macho

cambio, se dicen un lejano e Incontestable «¿¡Qué es de tu vida!?». Y ahí queda re-flejada la

comunicación entre los profesionales de la comunicación.

Pero a los pocos días supe que su libro estaba en roda/e de librerías: «El largo camino de la apertura».

Telefoneé a Josep Meliá. Mi «máquina de preguntan, maliciosa, me tentaba: «Pregúntate, por su

conferencia suspendida en Palma de Mallorca. ¿Fue por gestión gubernativa o por falta de organización

de los promotores?» Pero yo eché la moneda en otra ranura:

—¿Por qué un tan largo camino... hacia la apertura?

—El camino ha sido largo, porque la apertura ha sido lenta e insuficiente. Se podría haber hecho en

menos tiempo y de manera más convincente. Pero se han malgastado las oportunidades por una

malentendida voluntad de resistencia. Un proceso de apertura no tiene por qué ser Inevitablemente largo.

Ya que, además, la apertura no es una Ideología, es una simple táctica, y por ello no es suficiente en si

misma. Siempre he pensado en la apertura como período de adaptación de la voluntad de cambio, de

creación del clima de coincidencia para hacer posible la reconciliación entre los españoles y el ejercicio

de una democracia de tipo occidental con pleno respeto a los derechos y libertades. Por eso he querido

contar en un libro la historia de tantos fracasos y de los avances que se han ido consiguiendo. Y me

gustaría llegar a la conclusión responsable de que el cambio es inevitable. Que la opción se reduce a un

cambio pacífico o un cambio violento. Kennedy solía decir que quienes se oponen al re-formismo suelen

hacer Inevitables las revoluciones. Yo, naturalmente, estoy con la transición pacífica.

—Dices en tu libro que te alegra haber podido «acampar dentro de1 cuadro legal». ¿Qué programa

político defiendes? Dicho en tu Idioma y el mío: ¿de qué cuerda eres?

—Siempre he sido un hombre independiente y no pertenezco a ninguna asociación ni partido clandestino.

Pero mis convicciones pasan por el regionalismo y el socialismo democrático.

—Vamos ya por la veintena de proyectos de asociaciones políticas..., ¿se trata de un común despertar

político del pueblo español? ¿Estábamos en un letargo de posguerra perdurante?

—Durante muchos años ha habido una transferencia de soberanía. El pueblo ha permanecido al fondo.

Unos, porque se sentían bien protegidos y gobernados. Otros, porque no les interesaba el tipo de política

que se les ofrecía. Ahora, en cambio, unos y otros son conscientes de que no hay futuro sin asunción de la

propia responsabilidad, y reivindican su soberanía.

Y ahora «la máquina de preguntar» se siente provocada. El entrevistado apunta: «Pregúntame por el Año

Internacional de la Mujer...»

Introduzco la pregunta en esa ranura. A ver qué sale...

—El Año Internacional de la Mujer me parece un gesto de paternalismo. Por supuesto que hay que ir

hacia la Igualdad, pero sin afanes propagandísticos. Por ejemplo, no deja de llamarme la atención que con

todo esto del Año Internacional, y los programas de reforma constitucional, nadie haya insistido en que

parece conveniente modificar la ley de Sucesión y suprimir la prohibición de que tas muleras puedan

reinar. No creo que sea sincero celebrar el Año Internacional de la Mujer con triunfalísmos de negociado

si a la mujer se le prohibe ser Jefe del Estado.

 

< Volver