Sesión plenaria de las Cortes Españolas. Homenaje al vicepresidente del Gobierno, capitán general Muñoz Grandes  :   
 Informe del ministro de la Gobernación sobre los últimos conflictos laborales, y discurso del señor Sánchez-Arjona en torno a la valoración de terrenos para vivienda y urbanismo. 
 ABC.    15/07/1962.  Página: 63-69. Páginas: 7. Párrafos: 161. 

SESIÓN PLENARIA DE LAS CORTES ESPAÑOLAS

HOMENAJE AL VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO,CAPITÁN GENERAL MUÑOZ GRANDES

INFORME DEL MINISTRO DE LA GOBERNACIÓN SOBRE LOS ÚLTIMOS CONFLICTOS

LABORALES, Y DISCURSO DEL SEÑOR SANCHEZ-ARJONA EN lORto^ÍA VALORACIÓN DE

TERRENOS PARA VIVIENDA Y URBANISMO

«EL GOBIERNO ESPAÑOL HA FAVORECIDO SIEMPRE

LAS ACTIVIDADES QUE REAFIRMAN LA COMUNIDAD

HISTÓRICA DE LOS PUEBLOS DE OCCIDENTE»

DISCURSO DE DON CAMILO ALONSO VEGA EN LA SESIÓN PLENAR1A

DE LAS CORTES

Los proyectos de ley de Hospitales, Cogestión e Inspección de Trabajo, aprobados

Las Cortes Españolas han celebrado; sesión plenaria en la mañana de ayer. Comenzó a las once menos

cinco, bajo la presidencia de don Esteban Bilbao. Le acompañaban los´ vicepresidentes primero,, y

segundo, respectivamente, don José Félix de Lequerica y mar-, qués de la Valdavia, y los secretarios,

señores Pagoada, Vivar, Téllez y Romojaro, y el oficial_ mayor don Felipe de la Rica.

Leída el acta de la sesión anterior y aprobada, se´procedió a la lectura de los nombres de los procuradores

que excusaban su asistencia.

En el banco del Gobierno se hallaban todos los ministros con el vicepresidente, capitán general don

Agustín Muñoz Grandes. En las tribunas un público numeroso invitado presenció la sesión.´

Seguidamente se procedió al acto de la jura de los nuevos procu-radores con la fórmula de ritual. Puestos

en pie todos los procuradores y sobre los Evangelios, prestaron juramento y desfilaron ante el presidente

de las Cortes los ministros del Aire, don José Lacalle; de Industria, don Gregorio López Bravo, y de

Educación Nacional, don Manuel Lora Tamayo; los procuradores don José Encinas Fernández, .don

Pedro Escalante Huidobro y don Ramón Luis Pascual del Riquelme y Servet.

Terminado el acto de la jura, el presidente de las Cortes dio cuenta del fallecimiento del almirante

Bastarrecte, a cuva figura dedicó cálidos elogios, subrayando la brillantísima hoja de servicios del finado.

Dijo que peitenecía a una de las más ilustres familias de marinos que, dejan huella en la historia de la

Armada. Hizo una semblanza biográfica del almirante Bastarreche, que desde los primeros instantes

estuvo al ladn del Alzamiento y durante A cual realizó, al frente del Canarias, hazañas heroicas, y pidió

que constara en acta el sentimiento de las Cortes.

Participación en la administración de la empresa

INTERVENCIÓN DEL SR. LABADÍE

Dentro del orden del día se procedió a la lectura del dictamen de la Comisión especial sobre participación

del personal en la administración de empresas que adopten la forma jurídica dé sociedades. Lo defendió

en nombre de U Comisión especial el señor Labadie Otermín.

Dijo el señor Labadíe que el proyecto presentado por el Gobierno, que constaba de 12 artículos, quedó

reducido a 10 por 3a Comisión. Se presentaron 101 enmiendas al articulado., la mayor parte de ellas

aceptando el carácter social de la ley. Durante diez sesiones estuvo discutiéndose porque, además, había

presentadas a la totalidad y al preámbulo. Todo ello indica la importanch del proyecto de ley, que no

escapaba a la sensibilidad de las Cortes. Es un esfuerzo más, agregó, para establecer las bases de una

estructura de la vida social, superando la mentalidad liberal. Con el proyecto se acentúa más ]a

colaboración entre cuantos intervienen en la producción, unos con el capital, otros con la técnica y otros

con el trabajo. Es, por tanto, un paso muy firme en la transformación de las empresas, que yo siempre he

propugnado, dice, como falangista que soy.

Creo en Ja necesidad de que en las empresas privadas y públicas se acentúe cada tlía más la colaboración,

la integración de cuantos de un modo u otro participan en el proceso de la piaducción El proyecto no es

que sea perfecto, y definitivo, pero establece un ordenamiento "que será muy eficaz y tendrá sus

consecuencias para el futuro en todos los órdenes. El projecto no e-tablece Una \erdadera cogestión. Si en

nombre del derecho de propiedad y de la libre disposición del capital se adoptan decisiones que afectan al

-compnnente humano´de la empresa, se desbordan las atribuciones del capital, y puesto que la vida

económica de la empresa es inseparable de su componente humano, hemos de admitir el derecho de este a

encontrarse en los órganos administrativos y gestores. Ello no daña al principio de autoridad, puesto que

la autoridad nace en la empresa de una relación funcional que delimita su propia jerarquía. Del proyecto

no puede deducirse ningún atentado. La participación a la gestión se ha solicitado en el segundo Congreso

de trabajadores de 1955 y en el segundo Congreso Sindical de esta primavera. A las organizaciones

obreras y marxistas no les interesa ni poco ni mucho la cogestión, por cuanto lo que les importa es

mantener vivo el espíritu de lucha de clases para acabar imponiendo la dictadura del proletariado.

El señor Labadíe sigue analizando cómo se desarrolló el debate en el seno cíe la Comisión, y afirma que

la ley es certera al apuntar hacia la única salida posible de la crisis de empresa, y que siendo un paso

previo,´ uecesaiiamente prudente, se coloca en vanguardia de las experiencias ajenas. La empresa

capitalista, en un proceso de madurez, ha´pasado jje´la concepción personalista del patrono-propietario a

la sociedad anónima, típica de nuestro tiempo. La ley es decisiva y reviste singular importancia para el

futuro de nuestra ordenación jurídica y >crea tin precedente de única y ´singular significación. En esta

hora de subversión comunista que agita el mundo tenemos que ´poner de nuestra parte todo, aunque sea

incómodo, aunque envuelva la : renuncia viejos privilegios, aunque en el cambio vava envuelto el

inevitable riesgo de toda experiencia, si queremos que caiga del lado de nuestra, fe, dé nuestra civiliza-

ción, de nuestra responsabilidad de cristianos.

Al tei minar el discurso el Sr. Labadíe fue larga y cálidamente aplaudido. Puesto a votación quedó

aprobado el dictamen con 14 votos en contra.

Palabras de D. Esteban Bilbao

HOMENAJE DE LAS CORTES AL VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO

Don Esteban Bilbao vuelve a hacer uso de la palabra. Saluda a los nuevos procuradores y les desea todo

género de éxitos, y dedica un cariñoso recuerdo a los ministros que han cesado en sus cargos, y que

durante tantos años asistieron a estas sesiones; Al felicitar a los nuevos miembros del Gobierno y dedicar

una especial enhorabuena al, vicepresidente, capitán general Muñoz Grandes, los procuradores, puestos

en pie. interrumpen al Sr. Bilbao y ovacionan largamente al vicepresidente del´ Gobierno, que se vé

obligado ante el entusiasmo y fervor de los aplausos a ponerse de, pie y correspondería, este homenaje. Se

reproducen los gritos de Franco, Franco Franco, hasta que se hace el silencio, y don Esteban Bilbao

prosigue su discurso. Exaltó la figura del capitán general Muñoz Grandes, y pasa a ocuparse de la

conmemoración del 18 de Julio, fecha que-ha cambiado radicalmente los destinos de España,´ y que este

año ´reviste más importancia por la´ adhesión entusiasta del • pueblo español al Jefe del Estado y-la

repuls-a a los que queriendo hacernos mal—dice—desde una-, capital extranjera, nos han prestado un

señalado favor.

Habla de lo» ataques contra España, que labora en paz y que demuestra que es el blanco predilecto de los

envidiosos de otros países. Ahora somos los preferidos de la calumnia por parte de aquellos que forman

en las filas de una democracia postiza y están empeñados en intervenir • en nuestros asuntos internos. La

etapa actual de España con un Caudillo salvador y padre de todos, que le deben su bienestar, paz y pro-

greso, ofrece un contraste con aquella otra en donde 800.000 obreros estaban en paro forzoso,

precisamente en un régimen llamado de trabajadores. Recuerda los desórdenes de aquella época que

culminaron en el asesinato de ía figura insigne de Calvo Sotelo, en donde la libertad era un mito, la

democracia una farsa, la justicia el arbitrio de la delincuencia impune.

Pasa´a referirse a Ins últimas huelgas registradas en España, y dice el Sr. Bilbao que fueron fomentadas y

financiadas desde el exterior, sin embargo de In cual no se produjo..ni un solo desorden ni hubo una sola

víctima, gracias a la prudencia de un Gobierno qtie aún se atreven a llamar´ dictatorial.

Alude a la reunión de Munich, en donde .se reunieron, al amparo de1 un Congreso Internacional,

cristianos y ateos, republicanos y sedicentes monárquicos, capitalistas y_seudotrabajadores,´ todos con un

mismo propósito, con igual propósito del iniciado en una playa veraniega a! venir la República y que

terminó en asesinatos y motines. Todo es obra de los partidos políticos, que si entonces- se disputaban los

turnos en el banco azul, al saber que no tienen nada que hacer intentan crear confusionismo que les

conduciría a un suicidio político y al de ías mismas instituciones que -intentan defender.

La España actual, agregó el Sr. Bilbao, mx es la que nos legaron, sino la del 18 de Julio, que aclama a su

Caudillo, Caudillo de 3a victoria en la guerra, y Caudillo triunfante de la paz. Quiero, testimoniarle desde

•aquí la adhesión plena de las Cortes y su fervor a este Caudillo, el mejor de todos los caudillos. (Grandes

aplausos subrayaron las palabras finales del presidente de las Cortes.)

Intervención del Sr. García Orcoyen

PROYECTO SOBRE HOSPITALES

Seguidamente, el profesor García Orcoyen procede a defender el dictamen del proyecto sobre hospitales.

El director general de Sanidad dice que desde hace tiempo habían estudiado en la Dirección varios ante-

proyectos de ley stibre hospitales de los que fueron recogiendo decisiones importantes derivadas de la

experiencia para.,coníeccionar la ley que hoy se somete a la aprobación de las Cortes. Era necesario,

añade, llegar a una perfecta ordenación de los hospitales. Para lograr esta ley hemos contado con el

estímulo del ministro de la Gobernación, que tenía un gran empeño en elfo; del director de Beneficencia y

de los Sindicatos. Todos creían que era necesaria una ley, de esta naturaleza.

Tras de examinar diverjas enmiendas, afirmó que con la ley se conseguirá un alto nivel de la salud

nacional, porque la importancia de las poblaciones estriba en el estado df salud de sus habitantes. El

aumento de la riqueza del país siempre ;es proporcional al nivel medio de vida, y está demostrado que la

importancia de la salud se cifra en ello. Las plagas de las enfermedades evitables son una remora para las

economías del país:´sin embargo, hay que hacer frente a ellas. Por ejemplo, cuando el paludismo

estaba en-todo su apogeo, no tuvo más remedio que abordar el problema con decisión, y ha quedado

resuelto. Por eso, continuó diciendo, debe trabajarse en el problema de los hospitales a base de nuevas

técnicas, • preparación´ de las promociones ióvenes y disposición de material adecuado para ->esf os- -

fines. No debe olvidarse la raíz de su propio nombre: hospitalidad. Por eso, no basta que estos ceñiros

dispongan de materiales, técnica, etc., si les falta el sentido -de la hospitalidad.

El profesor García Orcoyen pasa a glosar el articulado de la ´ley, en la que se recoge toda una doctrina de

la hospitalidad y con la que se puede lograr una base de segura salud. Fue largamente aplaudido, y el

proyecto, aprobado por unanimidad.

Pasó a ocupar la tribuna el ministro de, la Gobernación, don Camilo Alonso Vega, quien pronunció el

siguiente discurso:

Señores procuradores:

Conforme al artículo 76 del Reglamento de las Cortes el miembro de la Comisión psrmanente señor

conde de Mayalde ha. formulado un "ruego y pregunta" que sin duda viene a interpretar el sentir de am-

plios sectores de la Cámara.

Se pide al Gobierno que informe sobre cuáles´son los antecedentes, la significa-´ ción y el alcance de la

"resolución" qus, afectando a España, se planteó en la reunión del "Movimiento Europeo" el 8 del pasado

junio, según texto redactado de co-jíuín acuerdo entre dirigentes exiliados y otras personas " residentes en

el territorio nacional, en el´coloquio previo también celebrado en Munich, convocado por el secretario

general de aquella entidad.

Ya sé que el "ruego" podría haberse conA testado en las columnas del "Boletín de las Cortes". Pero se

hace en el Pleno que celebramos por la deferencia debida a cuanto son y-representan los señores procura-

dores; y porque se da cuenta en esta sesión de los decretos-leyes de 4 de mayo (relativo & Asturias,

Vizcaya y Guipúzcoa, y de 9 de junio, motivado por el asunto de Munich, que así tendremos ocasión de

recapitular con ecuánime veracidad.

Y para que. no se desdibuje ,1a realidad con innecesarias disgregaciones o por involuntarias omisiones,

creí preferible, contra mi deseo, que esta contestación discurriera disciplinada por la lectura de su texto;

método también aconsejable en este.caso, por ser múltiples las citas que debo hacer textualmente para

mayor autenticidad.

Puede parecer .ocioso que lo> justifique; pero si hoy os informo en nombre del Gobierno, es tanto porque,

el ´tema se relaciona con otros incidentes que tuvieron marcada repercusión política y afectaron al orden

público, como porque el decretoley de 9 de junio encomienda al ministro que os habla la adopción de las

medidas que en cada caso juzgue necesarias al ejercerse las facultades gubernativas allí contenidas.

DE LAS ULTIMAS HUELGAS

Se conocía por nuestros Servicios de Información, y fue .bien profusa la propaganda -impresa en tal

sentido, que el mes de mayo había sido elegido ´para desencadenar movimientos de resistencia y sub-

versión en las dos naciones de la Península Ibérica. Comenzaron los sucesos en Poríugal, coincidentes

con los del primero de mayo, y en España se iniciaron aprovechando las dificultades surgidas en un pozo

minero de Asturias, que desencadenó una huelga política de solidaridad´ que se pretendía extender al resto

de 1» nación. Otros pequeños brotes de paralización del trabajo en´las provincias vascas acusó seis estas

grandes, concentraciones industriales de las comarcas norteñas «1 campo elegido para paralizar la vida de

la nación, lo que aconsejó-al Gobierno el hacer´uso Se las facultades que la ley de Orden Público y el

Fuero de los Españoles le conceden, declarando el estado de excepción y la suspensión de contadas

garantías en las provincias citadas.

No es de extrañar que tal actividad subversiva se desplegara, porque en la reunión de los jefes- de 81

partidos comunistas en noviembre-diciembre -de 1960 en Moscú, por primera vez se manifestó, además

del análisis general de la situación del mundo y de BUS posibles perspectivas, la nueva estrategia

periférica, es decir,- el instante de romper el "statu quo" europeo apoyándose en el espacio ibérico. Por

primera vez en mucho- ttemp´o "Moscü habla de España y de-Portugal, Y lo-fcaee eri un documento

público;que constituye la línea de acción obligada para-los comunistas del mundo enteró en la etapa

actual.

Luego, en la Conferencia de Roma, en la primavera de 1962, bajo la dirección política de los comunistas

italianos, se reúnen comunistas, socialistas dé izquierda y liberales, con la representación española de

Julio Alvarez del Vayo y Eduardo Ortega y Gasset. Los objetivos inmediatos eran lo esencial de la

realización de una campaña política de cerco de España y ayuda política, moral y práctica a la oposición

interior.

Pero es que la Conferencia dé Munich entre españoles se venía organizando desde noviembre de 1961

en París., Julián Gorgin recibe el "encargo" dé dedicarse íntegramente al "problema político español",

para lo cual se ponen a su disposición más de 75.000 dólares de diverso origen, e inicia los contactos con

elementos del interior de España para asegurar su participación en la mencionada Conferencia.

Si analizamos las resoluciones principales de la Conferencia de Roma y las comparamos con las

resoluciones principales de, la Conferencia de Munich, observaremos´ una ,> cyricsa analogía,

determinada, stó´dúda, pOr la influencia política rieOa primera, sobré la segunda, a pesar del an-

ticomunismo dé los participantes en esta.

Aunque los hilos internos c!e la conspiración de carácter comunista han sido descubiertos-en la mayoría

de los lugares y entregados a los Tribunales de Justicia, su dirección en los´primeros momentos nos

aparecía tan clara por estar encubierta con la colaboración de otras organizaciones, presentadas con

etiqueta democrática pos las fuerzas comunistas: y atüi- otras que, no siendo comunistas, ni. organizadas

por e 11 os, aparecían í»árasitadas en sus miembros por agentes de doble obediencia.

Otras circunstancias que revela; el juego del comunismo en fomentar y mantener: estos hechos y su

finalidad política ha sido la ábtividad .constante de las radios comunistas de Praga, incitando a los obreros

a la paralización del trabajo y difundiendo noticias•´´falsas; a los cuatro wientos sobre una> quimérica

situación! dé nuestra patria. Y-también, que sedicentes grupos políticos, decididos a extender los

conflictos el mayor -tiempo posible, a fin de convertirlos en huelga general contra el Estado; difundieron

algunos, manifiestos.

D-sciari/aquelíos manifiestos:

´"Pedimos que se mutipíiquen los escritos y manifestaciones de proteste. Que se planeen 5 e jpcutéñ actos,

colectivos de resistencia civil. Que cuando sea posible se acuda a la manifestación pacífica de los centros

urbanos i".

(Firiríado ´por el Partido Social de Acción Democrática, Partida Socialista Obré -, ró. Español, /Acción

.Republicana Democrática Española y Progresistas de "unión.´Española1.)

´El Frente de .Liberación Popular hace un llamamiento a todos los españoles para que´ "apoyen, a los

miliares de obreros y campesinos en su ¡protesta má s i v á para conseguir el restablecimiento de un Go^

biérno democrático" que garantice el´dere-cKp a la líuelga y la constitución de sindicatos libres".

La Izquierda Democrática Cristiana "se hace eco del sentir ~y :pénsar de; una gran nías a católica

española, arrastrando, si preciso fuera, la persecución por parte de • aquellos poderes, tiránicos que

niegan el sacrosanto derecho á la VERDAD, a la JUS-: TICIA y. a; la LIBERTAD"

El partido comunista considera,, que la ^ersjpeetiva de desarrolló. del movimiento plantea "a todas las

fuerzas políticas de la oposición antifranquista la urgente riece* sitíad ,de elaborar en cpmiin-üna alterna-

tiva democrática al régimen de Franco; au-tpnticamerite wpresentativa de la voluntad popular, y ofrece su

leal colaboración para .´ello"

Terminado él mes de mayo,.las huelgas ´quedaron .remediadas: sin embargo, han tenido ´el .suficiente eco

y extensión co´mo paira determinar que -.él. Gobierno discierna l&s diversas ;causa,s remotas y próximas

qué -• proá^eroa^og^ ro;i5^1ectiYbsycíon -Mndistintas circunstancias´. y características según los

sectores´y-lugares.

Y en base a razones morales de interés general, estudia los criterios de ^actuación en todos los aspectos

sociales y.económicos que así lo requieren, especialmente en la política de salarios,: reglamentaciones

laborales, conflictos colectivos y el paro ilegal.

´En conclusión, cómo dijo el Caudillo en Garabitas -"todo cuanto ocurr-e o puede ocurrir en España es

una consecuencia natural de nuestro crecimiento y vitalidad que pondrá a prueba con éxito la capacidá!}

del Régimen "para superar las mayores difi^ cultades".

COINCIDENCIA DE LAS CITACIONES FARA LA REUNIÓN DÉ MUNICH

Al mediar el pa:sadO:inayó y encontrarse las.,- instigaciones pro huelga en su punto álgido, la secretaría

general del "Movimiento Europeo", cursó para las reuniones internacionales del .7 y 8 de junio las in-

vitacioijes correspondientes a los miembros de distiritas Asociaciones europeístas qué venían acudiendo

"en forma, legal a las conferencias-de aquella Entidad. Pero^simul-, itáneaménte y excluyendo a quienes

podían estorbar su designio, organiza, asimisrno una "Reunión previa" para españoles j durante los días 5

y 6.

INFORMACIONES; AUTENTICAS

He de advertir que´con relación?a las reuniones de Munich, diré todo cuanto al Gobierno le consta; y los

:hechos o; actiyi-d^des que afirmo no responden a deduécio-nes subjetivas, sino a pruebas fidedignas de

carácter documental o a testimonios indubitados , tales como escritos auténticos o declaraciones

originales.

Así, este ´informe, al publicarse en la Prensa, puede considerarse como la "rectificación" qué desean

quienes vienen di-piendo que se les ha injuriado con imiputa-ciohes • qué niegan. Aunque tal ^"rectificar-

cien", no les, será tan favorable como su-popíañ; porque aun siendo una relación tptalmeñte objetiva,

resultan patentes los siguientes prmcipales hechó´s; 1.°, En la "resolución" propuesta al "Movimiento Eu-

rppeo" hubo algo más que mera coincidencia con los dirigentes exiliados, y su propósito fue dificultar: la

petición de nuestro Gobierno para el acceso al Mercado Común; . 2.°, Las comunicaciones cursadas á

miembros del Gobierno en nada exculpan, por lo tardías y porque sus autores procedieron en contra de lo

´anunciado; 3.«, Los • dirigentes exiliados; con los que llegaron a un acuerdo, siguen firmes en su postura,

sectaria; y aún después de la "reunión" se ratifican en sus programas históricos; 4,o, Podía el - Gobierno

haber actuado por la vía, judicial, entregando los autores a los jueces. Pero pudiéndose determinar en los

primeros njomentos, por su actuación en el extranjero, el grado de responsabilidad de cfida uno; y, Por

otra parte, el carácter político, sin género de dudas, ,que los hechos revestían, stconse? jaron evitar la

espectaculárídad de im proceso, que había de ser traído y llevado por nuesferóá- enemigos en el exterior ,

para intentar acusar al Régimen de crueldad, y que utilizáramos en cambio aquellos otros recursos ;que la

Ley ´concede, para impedir qué puedan los españoles de mala fe abusar de la libertad conspirando en "el

extranie´ro para, hacer daño ,al concepto de la Nación en ,el exterior, ya que en el interior no encierran

peligró:ni representan hada.

POLÍTICA EÜRÓPEISTX DE ESPAÑA

Como es notorio, Gobierno español ha favorecido siempre actividades y acuerdos que significan una

reafirmación de, la co-munidaid histórica entre los pueblos del-Occidente europeo; recordemos que el

Jefe del Estado dijo en las Cortes, en .30 de noviembre dé 19S3: "Llegada la paz de 1939 nuestra buena

relación con los otros pueblos permitió qué terminásemos nuestra lucha interior sin que se hubieran

alterado las relaciones..:."´, que tradicipnalmerite manteníamos con las distintas naciones,..",, "y ante:

la grave necesidad -de las horas que habían dé avecinarse, intentamos facilitar el necesario entendimiento

occidental..."

Y en 3 de junio de 1:961 decía el Generalísimo:

"Sobre lo peculiar de cada zona destaca hoy un denominador^comúñ, que se compendia y resume en que

todos son pueblos cuya tradición cultural e intereses espi-, rituales y económicos, desde el ánigulomás,

Utilitario, son manifestaciones occidentales.

LA VERDADERA RAZÓN DE NUESTROS REPROCHES

´ Por tanto, si analizañiós hoy determinados hechos o conductas, ño es porque? se refieran a una

"Conferencia: proumén europea" que está en la línea de; nuestra política social y económica.

Si hoy nos ocupamos de las maniobras de Munich del 5 al 8 de junio es: porque algunos españoles,

amparándose en el progresivo espíritu. del "Movimiento europeo", y pactando con representantes del

Frente Popular español exiliados desde 1939,, no procuran en realidad para España ninguna evolución

democrática; lo que hacen es .-admitir que ´retornen como protagonis-ías de la política española quienes

por su sectarismo, violencias y arbitrasriédadés perdieron el Poder en 1936.

Y los,que ahora quieren estorbar nuestra integración en la economía europea como asociados al Mercado

Común son los mismos que en el año 1939 nos tachaban de inconsecuentes porque no participábamos en

la guérfa mundial" Junto-a las potencias del :Éje; .que, en .1944 sé dolían ´de que los - aliados ñps´;

respetaran y de que no restablecieran i el Frente Popular; que en 1947 Quisieron impedir un. referéndum

que dio. plena-base jurídica, con arreglo iún. á la democracia liberal más exigente, i nuestras estructuras

políticas; en 1950 protestaban- de que la O. N. U. nos admitiera con plenitud de derechos en la vida

internacional; que,.en.1954 querían- estorbar .nuestro Tratado .con los. Estados. üni-Jps» y ctye en 1959

protestaban :dst´-aúe se acentúase la liberación "de nuestra economía con la estabilización.

Su lema parece ser: "Si España Ha de prosperar coa el Régimen, preferimos que se hunda."

ACTIVIDADES COINCIDENTES, PRIVADAS Y OFICIALES

Por consecuencia de aquella tendencia europeísta hispana actúan en España 19 Asociaciones, que

fomentan los estudios y actividades encaminados a conseguir efectivos progresos para que España

alcance niveles europeos.

Por su parte, el Gobierno español alcanza hasta el momento resultados positivos en la Organización

Europea de Cooperación Económica (O. E. C. E.i, llamada desde" 1960 "Organización de Cooperación y

para el Desarrollo Económico" (O. E, D. E.), colaborando en las-cuestiones agrícolas de transporte y de

coyunturas económicas.

Y autorizada la Comunidad Económica Europea para concertar acuerdos con otros países, erí 9 de

febrero, del corriente año cursamos la oportuna comunicación al Consejo de Ministros de la Comunidad

con explícitas´manifestaciones de la vocación ´ europeísta española, y anunciando oue ante cualquier -

problema que pudiera surgir teníamos ´la fundada esperanza de encontrar soluciones satisfactorias

mediante las oportunas negociaciones.

Establecidas las precedentes premisas voy Sólo a referirme a hechos concretos íiue´ fueron materia de

polémica ´sorda, dejando en las Cortes, para su pleno conocimiento y como documentación aneja a este

informe, un ejemplar autentificado del expediente instruido.

ANTECEDENTE PRÓXIMO BE LA "REUNIÓN PREVIA" I>E MUNICH

Ea una de las citadas entidades. Ja "Asociación Esnañola de Cooperación Europea", especialmente desde

que fue ele-sido presidente don José María Gil Robles/en diciembre del pasado año 1961, se forjó el plan

de promover una "resolución" que dificultase el propósito del Gobierno español de asociarse a-

organismos europeos, ,en tanto no se produjese una modificación en las leyes fundamentales e

instituciones., básicas de. nuestro régimen.

Y se juzgó, por fin, que sería ocasión propicia para tal maniobra la reunión del "Movimiento Europeo",

que se celebraría en Munich los días 7 y 8 de junio de 1962; pero con una "reunión previa" e3 5 y 6, de

representantes de diferentes sectores políticos de la oposición espaábla, tanto exiliados como procedentes

del interior.

Por tanto, tal reunión o coloquio no tuvo para los organizadores na-da de secretor lo convocó, de acuerdo

también con los exiliados, el-´secretario del "Movimiento Europeo", Bobért van Sehendel. pues no en

balde -el señor Madaríaga figura entre los directivos de tal entidad.

Así, pocos "días después decía el periódica belga "Europe, Magazine": "El señor van´ Sehendel ha

dirigido una invitación individual a los representantes de diver-,sos grupos, omitiendo a los partidarios de

un régimen que, se quiera o no, ejerce desdé 1939 su autoridad sobre´el país. Tal selección es una

ingerencia imperdonable en ios asuntos internos españoles."

SUPUESTA INCONSECUENCIA BEL GOBIERNO

Se ha difundido la especie de que ante la reunión de Munich el Gobierno procedió en forma incorrecta, ya

que pudo impedir los hechos, porque sus autores ha-bíap. anunciado a los ministros de Asuntos

Exteriores, de la Gobernación y subsecretario de !a Presidencia los propósitos, de su desplazamiento y

actuación eon anterioridad a,que el viaje tuviera lugar.

Veamos la realidad:

1´.° El señor Gil Robles cursa a la presidencia del Gobierno un escrito de fecha 2 4e junio en el que, a lo

largo de siete páginas, dice, en sustancia, lo siguiente:

"El "Movimiento Europeo" ha creído necesario dirigir una invitación especial a entidades e´

individualidades españolas, a f)n de conocer su criterio acerca de los prol3l«nas económicos y • políticos

que plantean la asociación y la incorporación de España a Europa."

"Como es lógico, los puntos de vista que voy a defender; sin preocuparme de si van a ser coíncidentes o

discrepantes con-otros criterios de españoles, no tendrán más alcance que el de opinión personal

generalizadisima, que para nada compromete la posición oficial de España, cuya definición y

responsabilidad es´ materia -de Gobierno."

Y termina diciendo que, a su juicio, el pueblo español no es incompatible con un sistema político que

descanse en determinadas libertades.

Pero resulta que 3o que en Munich sostuvo en que tales innovaciones políticas debían de exigirse a

España, si quería ser un país asociado a la Comunidad Económica Europea. Que reformó su proyecto tras

los diálogos con los exiliados, y que teniendo la comunicación fecha 2 de junio, el señor Gil Robles salió

de Barajas por la Compañía, "Swis Air", con destino a Ginebra, el día 30 de mayo a las doce horas.

2.o También con fecha 2 de junio reciben los ministros de Asuntos Exteriores y de la Gobernación sendas

´comunicaciones de los señores Miralles, Piniés y-" Satrústegui, en las que manifiestan:

"Hemos aceptado la invitación parque t estímame^ que no debemos negarnos a que ´ la opinión de un

sector^ del interior de • España, decididamente´ europeísta, sea conocida por los hombres que están

creando la nueva Enuropa. Sería, a nuestro juicio, lamentable para el país que sólo fuera escuchada

la voz de españoles exiliados."

Pues bien, la verdad fue .que no trataron de contrarrestar la voa de los exiliados, y que ocurrió algo peor:

que actuaron en armónico coro. Así lo demuestra el acuerdo presentado al Congreso, las propias

declaraciones de los asistentes y ´ las entrevistas-publicadas´por la Prensa extranjera.

Por tanto, ¿qué es lo que -se perseguía en Munich? No lo que anunciaban en sus tardías cartas al

Gobierno varios de Jos . asistentes, sino todo lo contrario:, falsear la realidad del Régimen español,

suplantar su unidad y fortaleza, conjurándose «nos grupos de resentidos o inadaptados con exiliados rojos

para «regirse en representantes legítimas de la nación española, pretendiendo así dañar a nuestro Estado

en sus- relaciones con Europa y provocando una nueva campaña. .política contra nuestra nación, con su

resonancia preparada^ en los órganos periodísticos y de difusión al servicio permanente de ´la anti-

España. Hechos culposos contra la patria cometidos en- el extranjero* calificados como delito en la

mayoría de los Códigos del universo y ante los que el Gobierno no podía inhibirse, sino considerarlos,

según veremos, con ecuánime sentido de autoridad.

LA FRATERNAL "REUNIÓN PREVIA".— CALIDA» DE LOS PROTAGONISTAS

Tras aquellas invitaciones y maniobras, se encuentran en Munich los días í y 5 de junio 52 españoles"

residentes en la nación .y 36 exiliados políticos, entre-los que figura un grupo demasiado conocido:

Alonso Baño, Azpiazu, Madariaga, Irujo, Jáuregui, Landaburu, Llopís, Onaindía, Pradal Gómez, Valera

Aparicio... Es decir, ministros de los llamados Gobiernos de Euzkadi ´y de la República; presidente de

tales Gobiernos ¡-director y redactores de la Prensa del Frente Popular exiliado; siendo bien sabida su

contumacia en alterar la paz interior de España y en estorbar nuestra convivencia con los demás países.

Y es que desde primero de abril de 1939, regresaron a España docenas de miles de exiliados. Otros tantos

se olvidaron de la política. í>e labraron su posición y vienen a España y vuelven a salir de ella como

emigrantes voluntarios.

Pero tos dirigentes, en vez de seguir´la razonable´dimisión de Azaña, se mantienen en igual hostilidad que

durante los tres años de nuestra guerra: y estos profesionales de la intriga continuaron mañtenierido la

ficción política de su´ soberanía inexistente y la realidad jurídica de su rebelión continuada.

Por otra parte, veamos algunas inconsecuencias históricas:

Madariaga, en las postrimerías de la Be-pública, en su libro "Anarquía o Jerarquía", decía: "que la

democracia en España ha fracasado siempre, y en estos días más ruidosamente que nunca".

Rodolfo Lilopis, como director general de Primera Enseñanza en 1931, prohibió terminantemente toda

enseñanza religiosa´en las escuelas primarias. Mandó que desaparecieran de las aulas todos los crucifijos

y todo género de estampas, esculturas y símbolos que estimulasen al culto de la religión católica. Envió

una orden circular a-todos los maestros, de la que transcribo este párrafo:

"La escuela ha de ser laica; por tanto, no ostentará signo alguno que implique confesioiialidad, quedando

igualmente suprimidas del horario y programa escolares la enseñanza y práctica confesionales."

El día 15 de febrero de 1947, como secre-. tario general del Partido Socialista Obrero Español,´llamado

por Martínez Barrios, formó nuevo Gobierno.

Don José María Gil Bables, dirigente de los expedicionarios españoles, dijo en las Cortes, en

noviembre´de 1935.

"En la hipótesis del advenimiento al Poder de las izquierdas republicanas, no ha-. bfá para ellos

Constitución,´ni jefe, ni Es-1 tado, ni Parlamento, ni garantías ciudadanas de ningún género. Bien

claramente lo proclaman algunos, de los prohombres dé izquierda, y sin rebozo alguno los rebeldes

huidos al extranjero. Mas yo tengo la seguridad absoluta dé que np lo lograrán´, porgue frente tódp intento

"de dictadura de izquierdas se alzará,- invencible.:iin mor vimiento nacional, que no: está •dispuesto a

dejarse vencer."

´

´Y como es sabido, dirigiéndose a´esos´ mismos hombres del Frente Popular, dijo en la Permanente de las

Cortes, recién asesinado Calvo Sótélo, por éstas fechas deci -sivas del año 1936.

""Estáis haciendo un baldón de los principios democráticos y de las máximas liberales de la

Constitución." "...habéis dado en denominar fascismo lo que no es más que ansia, muchas veces!

nobilísima, dé libertársele ua vugd y de liña expresión qué a la opinión están imponiendo el Frente

Popular y los grupos que le-apoyan", "...no pretendáis que la. gente crea ,ni en vuestra legalidad ni en

vuestra democracia, y por eso os desplazará, la audacia de los hombres que vendrán a recoger el hondo

sentir nacional". ";..el Gobierno del Frente Popular, será él del hambre y el de la miseriai después de

haber sido el de la vergüenaa, y del f ango y de sangre".

Mas llegó él 18 de julio de 1936 y él 1 de abril de 1939, ,y para que sé vea que no: son de hoy sus fallidos

augurios contra; el Régimen, ya en 1943 escribía a un ministro de Franco.

"He llegado a: tina conclusión aterradora, >íúe^ comparten integramente cuantas personas -´dé: solvencia

consulto,,sean, diplo- . mátícas o financieras, militares o paisanos, actores o espectadores, beligerantes o

neutrales; los aliados vencedores.no perdonarán al Generalísimo, suceda lo que ´Sacedaí

Lo que yo pido eg que se haga ver al. Generalísimo que su política está irremisiblemente condenada; «(be

haga lo que haga njo puede conservarse en el Poder,"

Pero la. guerra mundial,terminó; han pasado veinte años; España, lúe respetada Jy afluí estamos pese a los

augurios y de-•seos. del Sr. Gil Robles.

Luego, en octubre de 1947, se reúnen en Londres con Indalecio Prieto, y en agos-r tai de 1948.se llega a

un acuerdo que preveía la instauración inmediata en España de un" Gobierno provisional, seguido ;de un

plebiscito para,determinar la forma de gobierno.

Pero el pacto falló, no por falta de deseos de sus promotores, sino P&r la irreconciliable posición de loa

principales grupos que sólo representaban eii su interesada iniaginaeión. .

ELABORACIÓN Y ALCANCE DE IA "RESOLUCIÓN CONJUNTA

. Imitamos" detalles sobre la reunión previa dejos españoles los días; 5 y 6 dé junio en üa ciudad de

Munich. Lo cierto es que -la generalidad de ellos alardearon de ser"dirigentes de distintos partidos o aso-

ciaciones. Otros, sorprendidos por la -. presencia • de= los ´exiliados, estuvieron ausentes o pasivos en las

reuniones. Por último, los únicos; que plenamente respondieron a los imperativos-de la dignidad patria

fueron los delegados dé Zaragoza. D. Antonio García Mateo, D. José Nieto Sola y D. Ramón Sainz de

Baranda, que tras expresar su disconformidad con cuanto se intentaba abandonaron la Conferencia.

´En la reunión de la tarde del día 6 se llegó al acuerdo, y es cuando Gil Robles se saludó cordialmente con

Llopis, a la vista de todos ellos.

.

Asistió a la reunión, como presidente de honor, ,el secretario general del "Movimiento Europeo", Van

Schendel.

Pasada la euforia inicial, Gil Robles; Satrústegui y otros protagonistas han negado que ´hubiera

convivencia, pacto o acuerdo con los dirigentes exiliados.

Pero-íÉra^cpsa_ results,´a;d^.jag,1deci|ira-.cioues. prestadas • por los demás asistentes y .de las

referencias de distintos periódicos extranjeros: que ninguno de los responsables de aquella maniobra, han

pedido que sé rectificara.

Así dios el propio.Llopis en. "El Socialista":

"A pesar de .cuanto .se .ha., escrito; en .contrario, los.1 contactos personales se ´es-•. tablecieron. desde el

primer momento sin dificultad! Todos los dirigentes/ sabían a lo que , venían, y • conocían,; al menos! de

nombre, a sus posibles interlocutores.

Podría decir tamMén que • en los pasillos,-comedores y en la calJe.nos • hemos codeado unos y otros;

hemos conversado unas veces \seriamente:- y..b.tras.´,intrascen-de»talnaente . con absoluts), cordialidad,

respeto, cortesía, y con gran satisfacción d; unos, y otros."

El día 6:,por la mañana el señor Gil Robles declaró: "Nosotros, españoles del interior, nos alegramos de

haber comprobado la perfecta y comipleta cbincidencia con los españoles del exterior/Estam.os

convencidos de.que somos capaces de edificar un régimen basado en todas las libertades democráticas,

destle: la libertad de opinión hasta las libertades sindicales."

LA "RESOLUCIÓN CONJUNTÁ"´:EN.-LA CONFERENCIA INTERNACIONAL

El día 9 por Ia: mañana, en la Conferencia, del "Movimiento Europeo",´defendieron la proposición

española Madariaga yi- el señor Gil Robles, diciendo que "la vocación europeísta dé España se produciría

cumpliendo nuestro país los prinqi^ píos democráticos contenidos en la .resolución cqn la Qué sé.: habían

solidarizado los demócratas cristianos, los liberales y los socialistas."

:

La toropuéíta declara que él Congreso del "Movimiento Europeo", reunido en ; Munich los días 7 y 8 de

junio de 1962, considera!´ que" la integración-´.de todos los países a Europa, ^toajo la forma de adhesión,

exige, por pai´te de .estos paisas instituciones democráticas; y por lo que respecta a España, solicita,, ´.de,,

acuerdo , con :la Convención europea de derechos del hombre y la Carta social europea, una serie de

previos requisitos o reformas da. muy desigual valor.

Es. decir, que, aunque no., se: ´trata de -un organismo gubernamental, sino dé una mera sociedad dé;

europeístas, sé pi-opúg-, han para la asociación de España al Mercado Común unas dificultades que no

exige la llamada Carta de Roma o Reglamento de la Comunidad Económica Europea.

Y así, ÍSíS adhesiones de múltiples sectores desafectos a España no se hicieron esperar.

Como síntesis, dijo radio Moscú: "Los acuerdos de Munich son las condiciones necesarias para formar él

frente democrático y antifranquista; no hay por qué esperar más."

Éste es el eco, señores procuradores, de la torpe trampa que pudieron los directivos de la Asociación

Española de Cooperación Europea, dócil a las habilidades de un extranjero que es raro conserve su, cargo

en una asociación internacional.

DECISIÓN DEL GOBIERNO

Informado el Consejo de Ministros de las maniobras que acabo de referir, acordó´ dictar un Decreto-ley

publicado en 9 de junio, suspendiendo en todo el territorio nacional, por espacio de dos años, el articulo

14 del Fuero de los Españoles.

Algunos habrán supuesto que con tal medida el Consejo de Ministros sobíe -valoró a la.reunión española

de Munich. No es así, porque quienes allí estuvieran no representan ninguna fuerza efectiva en el mundo

del trabajo, de la política o de la economía, y no significa ningún riesgo para la estabilidad del régimen y

de sus instituciones.

´ Pero es.que, en sentido gramatical, la mayoría de aquellos estaban incUrsos ,en graves penas del Código

Penal Cprecísa-mente -por las .modificaciones que. introdujo en. el mismo la- Ley de Defensa >ie la,.

República de, 1931 y la Revisión de 1932)".

Mas juagó el Gobierno que-debían distinguirse los propósitos del peligro-real que. significara la-

tentativa; -y-. -camb éste • era; nulo, la aplicación.- del Código´ Penal hubiera sido, motivo injustificado

de convertir en aureola de mártir lo que no pasa de ser ingratitud, soberbia o inconsciencia.

Pera, como antes se" dice, la inhibición hubiera parecido falta del sentido de responsabilidad que hos

incumbe para evitar ácfiyidades propicias a campañas políticas contra la normalidad y el prome» tedór

futuro de la´vida española.

Por ello, y sin perjuicio de las sanciones pecuniarias que la Ley de Orden Público permite, se habilitó un

cauce legal adecuado . paía fijar: rjesidencia .obligatoria a quienes :~no significan ninguna añíé-

nasa.parftiía estabilidad del régimen, perotfenden los sentimientos de la mayoría leí pueblo español y

confunden a determinadas conciencias en la pretensión de suponer vivos esos fantasmas de la política

exiliada que, en penitencia de sus pasadas culpas y errores, se empeñan en mantener la ficción de -unos

poderes inexistentes y totalmente ajenos a las fuerzas que viven y se responsabilizan en el presente y en el

porvenir de España.

En suma, por aquella diaposición de los 52 residentes en España que concurrieron a Munich, seis nx> se

han rein-;egrado a España y sólo a nueve se les ha fijado su residencia en. -distintas provincias insulares.

No podrá decirse que el Gobierno actuó ni con dureza ni con debilidad, sino con decisión serena y justa.

EXPLICACIONES FALSAS O CONTRADICTORIAS

Es notorio el desconcierto´con que actúan los promotores de la "Reunión previa" de Munich.

Porque, de una liarte, el señor Gil Robles se dirige a determinadas amistades personas residentes en

España negando que en Munich se llegase a ningún "pacto" con los políticos del exilio y tratando ds

r«star importancia a los términos de la "Resolución" propuesta al Congreso del Movimiento Europeo.

También los señores Satrustegui, Alva-rez Miranda y Miralles formulan un "escrito de petición" para que

se rectifiquen determinados aspectos de las noticias últimamente circuladas, acompañando un rexto que

llaman "La verdad sobre el Congreso de Munich".

Pero el propio Gil Robles se contradice con sus numerosas declaraciones en la Prensa extranjera; y´lo

mismo él que los firmantes de -la "petición" no cuentan con que quienes .concurrieron como actores o

spectadores a aquella "Reunión previa" •an detalles de las actividades e intencionas de sus protagonistas,

mucho más síg-•ificativos que los publicados en la Prensa española.

Les recomendaríamos la lectura del informe que con fecha 15 de Junio de 1962 formula la "Comisión

ejecutiva" ´de la "Agrupación Republicana Democrática Española", a la que pertenecen los siguientes

párrafos:

"El acuerdo fue unánimemente aceptado por toda la oposición del interior y del exilio.

La manera de hacer la transformación de España será ya un problema exclusivo do los españoles.

Lo que, desde luego, es evidente es- que nada se producirá por arte de encantamiento. Ni la Monarquía les

será graciosamente ganada a los monárquicos, ni la Re-pública les lloverá milagrosamente del cielo a los

republicanos."

El señor Gil Robles, en "Oggi" del 26 de junio, dice:

"Entre los españoles del interior y los del exilio ha nacido una coincidencia; se han puesto de acuerdo en

una declaración que exige el cambio de la situación política en España."

En "Le Fígaro", días antes, reconoce que "la resolución elevada al Congreso de Munich, pone en cuestión

a Ja política española e impide la adhesión de la España actual a la Comunidad Europea".

Así se explica qué también el señor Gil Robles reciba de personas a las que se di-i-ige reproches como el

siguiente:

"Los exilados que pulularon por Munich son los mismos que en aquellos días •!& 1936 se dedicaban a

quemar conventos •3 periódicos—de esto último doy íe, porque a mí nie quemaron el. iue dirigía en Gra-

nada—, a asesinar en los campos .y en las calles a personas honradas, pertenecientes muchas a la C. E. D.

A., y a encender la mecha de una guerra civil, que, desgraciadamente, hizo explosión."

Y como el escrito ejercitando -el "derecho de petición." está, siendo difundido por sus propios autores, me

limitaré a anunciar desde aquí que tendrá réplica ilustrativa adecuada que los permitirá en lo sucesivo no

decir la verdad a medias o ver con mayor claridad «1 futuro de sus actividades políticas y & mentalidad

de quienes consideran colaboradores para el porvenir de España.

CONSIDERACIONES FINALES

Y aquí podría term´.nar la contestación al ruego; pero cualquiera >3e ustedes que se viera en mi «aso se

resistiría a f ormular unos concisos comentarios:

Conocemos la Carta de Boma y el Reglamento de la "Organización Europea de Cooperación Económica"

y del "Mercado Común", y sábemete lo que nuestras estructuras nos permiten-ofrecer y cumplir como

miembros asociados.

Rechazamos, por tanto, lecciones sectarias de´quienes demuestran´ más dominio de la intriga´que respeto

para la libertad de las naciones y de sus pueblos.

Porque España líeme la democracia que le es propia, sin que sea justo ni aquí ni en otros países medir su

eficacia por el sistema electoral ,en que se asienta: y que, 4ésde luego, el nuestro es más honesto y

constructivo que la picaresca y habilidades" o violencias de los practicados hasta 1936.

Calificar un régimen de gobierno en razón al sistema electoral que practica hace un menguado favor a la

democracia: "pues ésta no es sólo el problema del acceso al Poder, sino el de su .ejercicio, que será tanto

más democrático y tendrá mayor legitimidad, según los buenos servicios i^endidos al pueblo: según sus

esfuerzos y resultados para lograr un orden justo, un Estado de Derecho, una Seguridad Jurídica como

los forjados por el Régimen de Franco.

Es grave el propósito de dificultar la política de incorporación de España a los Organismos europeos,

postergándose así los intereses generales de la nación a los particulares propósitos y duseos de Quienes,

recurriendo a fomentar >ie_cisiones extranjeras, que implican una intromisión en la vida´ interna de la

nación, que tiene como cotidianos y libres observadores de sus realidades a los representantes

.diplomáticos de todos los países v a -los millones, de turistas que, año tras año, se sienten libres y

seguros en´la España que rige el Generalísimo Franco.

El Movimiento español procura´ que se realicen, al ritmo más acelerado posible, los imperativos de una

justicia social orientada a que entre los españoles, si no puede imperar la plena satisfacción de la abun-

dancia, desaparezca, al menos, toda justificación para la irritación que ocasiona la injusticia o los errores a

que conduce la ignorancia.

Puede perdonarse cuanto se quiera, pero hay casos en que olvidar es sucumbir. Perdonar es la cristiana

tolerancia para quienes ofrezcan garantía de reintegrarse a la vida española como simules ciudadanos:

pero sin que tal indulgencia pueda llegar a que su reintegración al país sea para continuar ejerciendo una

acción política cuyas características y consecuencias no pueden olvidarse so pena´de renunciar deliberada-

mente a las enseñanzas de la más dolorosa experiencia. Y quede constancia de que, a mi juicio, el

recuerdo que dejaron a «u paso, por los poderes públicos esos llamados "demócratas" o "socialistas"

españoles nada tiene que ver con la gestión de quienes,-en otros países, por razones históricas, econó-

micas o temperamentales, gobiernan a sus pueblos con aquellas denominaciones.

También pienso que los directivos de aquella Asociación Internacional deben evitar maniobras tan

parciales como las de subsecretario general, que pueden crear recelos y escepticismos nada favorables

para que prosperen entidades supra-nacionales que nunca pueden, olvidar la historia, la experiencia, los

prestigios y la dignidad colectiva de cada nación.

Pues bien: la "reunión previa" de Munich, preparada por un extranjero entre contados españoles, es ´una

amenaza para los demás y un agravio para el Estado español.

Pero termino recordando aquellas palabras del discurso de S. E. el Jefe del Estado en Valencia:

"En la natural evolución política, los pueblos caminan hacia formas nuevas, y en ellas todo lo que estorba

al bien común, a la -eficacia, al progreso económico, a la justicia y a las realizaciones sociales será

rechazado; y, en cambio, todo lo que sea útil, eflcaz y constructivo será aceptado. Y en esta marcha

general podemos decir que con el tiempo llegaremos a las mismas notas.

De todas maneras, nuestra voluntad hacia Europa es firme y sincera; nos sentimos europeos, pero en todo

caso, nosotros no cambiaremos nuestra .salud interior ni nuestra paz. interna por complacencias con el

extranjero."

Por tanto, señores procuradores, que nadie estime como promesa política a los que tratan de revivir el

pasado procurándose el apoyo de los enemigos de ayer, que nunca dieron pruebas de olvidar sus errores y

sus odios.

Miremos al porvenir, forjando sobre los comunes afanes del presente los más ilusionantes avances hasta

la total consecución de nuestros ideales. Porque la auténtica convivencia nacional está dentro de nuestras

fronteras, entre quienes sea cual fuere su condición, si son hombres de bien, se conocen, se estiman y

laboran codo a codo, como patronos o como obreros, como gobernantes o como gobernados. Pero todos

comprometidos y empeñados en la común tarea de mejorar el nivel de vida v el bienestar de nuestro pue-

blo; de tal modo que, como quiere nuestro Caudillo, .todos lleguemos a apreciar que la Patria, el Estado y

él Movimiento, nuestros pueblos o empresas, no son una entelequia política o económica, sino algo de-

Finitivamente entrañable y querido, porque la vida de los hombres de España discurra al fin por los

anhelados caminos de la justicia social y de la caridad cristiana.

Al terminar, una prolongada ovación subrayó el discurso, y el ministro, desde el banco azul,

agradeció dichos aplausos con la mano, mientras los procuradores puestos en pie vitorearon a Franco

durante largo tiempo.

A las dos menos cuarto de la tarde se levantó la sesión para reanudarse a las cinco.

 

< Volver