Última sesión plenaria de las Cortes. 
 Intervención del subsecretario de Hacienda, señor Sánchez Cortés  :   
 Defensa de la ley tributaria, una obra legislativa de extraordinaria importancia. 
 ABC.    07/06/1964.  Página: 83-84. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

INTERVENCIÓN DEL SUBSECRETARIO DE HACIENDA, SEÑOR SÁNCHEZ CORTES

Defensa de la ley tributaria, "una obra legislativa de extraordinaria importancia"

El Proyecto de Ley de Reforma Tributaria, tal como resultó dictaminado por la Comisión de Hacienda de

las Cortes fue defendido por el subsecretario de Hacienda D. Juan Sánchez-Cortés. Afirmó que dicho

Proyecto era "una obra legislativa de extraordinaria importancia", puesto Que afectaba a la totalidad de

nuestro sistema tributario, y que éste era una pieza fundamental en la vida de los Estados modernos.

Destacó el respeto del Proyecto al principió de legalidad y que no obedecía "a razones de apremio

recaudatorio", sino que buscaba, ante todo, "adecuar la técnica fiscal a la realidad económica y so-

cial de la España de hoy, facilitando COR esta adecuación, por una parte, su ulterior transformación y

progreso, y, por otra, una distribución inás equitativa de la carga fiscal". Para conseguir este último objeti-

vo afirmó que era premisa indispensable superar la estructura de nuestros impuestos tradicionales

directos, a fin de configurar un impuesto general sobre la renta de las personas físicas al lado del ya exis-

tente impuesto sobre los beneficios de las sociedades y, completando el cuadro de la imposición directa,

el impuesto general sobre las sucesiones.

Al referirse a la Contribución rústica, dijo que el objetivo principal de la reforma era conseguir una

determinación de las bases impositivas "más auténtica y realis-ta", lo que permitía ya, en,un primer mo-

mento, "excluir de tributación a do& millones, aproximadamente, de contribuyentes"; lograr esa

determinación, más auténtica y realista de la riqueza imponible, explicó que se creaba una cuota propor-

cional sobre los beneficios de las explotaciones agrícolas, forestales y ganaderas, que tuvieran un líquido

imponible superior a 100.000 pesetas y que estos beneficios se determinarían "por Juntas mixtas de

funcionarios y contribuyentes".

Habló luego de las reformas introducidas en la Contribución urbana, y á continuación pasó a ocuparse del

impuesto sobre los rendimientos del trabajo personal. Explicó cómo había sido aceptada.por el Gobierno

y por la Comisión la enmienda presentada por los procuradores sindicales, que eleva el mínimo exento de

dicho impuesto a los ingresos inferiores a 60.000 pesetas anuales, y dijo que con ello "se opera una

modificación desusada por sus proporciones y alcance carente de precedentes en nuestra historia

tributaria".

Después de examinar las reformas introducidas en los impuestos sobre la renta del capital y la

Contribución industrial, pasó a hablar del impuesto sobre sociedades, donde destacó las normas que regu-

lan la tribución de las sociedades extranjeras y_ de las sociedades españolas en el extranjero y, sobre todo,

las que se reíie^ ren a la regularización de balances. "En esta materia—dijo—lo esencial es la sinceridad;

por ello, el dictamen dando primacía al bien común, elimina prácticamente todo gravamen como

consecuencia de la regularización."

Se refirió a continuación al impuesto general sobre la renta de las personas físicas, en el que—dijo—

venían a concluir todos los demás impuestos directos, con lo que gaBaba en automatismo y se eliminaban

"casi por completo, enojosas comprobaciones". Dijo también que, atendiendo a varias enmiendas, se

había declarado la no sujeción a este impuesto de los increr mantos patrimoniales no justificados.

Se refirió seguidamente al Impuesto de sucesiones que la reforma había configurado eomo un impuesto

independiente, acentuando su carácter social al mismo tiempo que aumentaba la protección a "la familia

con diversas medidas.

Seguidamente el señor Sánchez-Cortés se refirió & los impuestos indirectos. Puso ge relieve que el

conjunto de gravámenes hoy día existentes no responde una ordenación unitaria. "El proyecto-—di j>c—-

sustituye todos los impuestos citados por el gravamen sobre el tráfico de bienes a través de los impuestos

4e fundamente-oion análoga, pero acomodados, el üao, á tes características del tráfico en masa de las

empresas y, el otro, al de todas aquellas transmisiones en la que predomina la sigíiificaeión patrimonial.

Subsisten los impuestos que tradielonal-mehte gravan la fabricación de algunos productos especiales y loa

de consumo de lujo. Con elíos y con 1» Renta de Aduanas queda compuesto y, so&re todo sinj-plificatío,

el sistema de los impuestos indirectos. El impuesto sobre transmisiones patrimoniales refunde los actuales

de Derechos reales, Timbre del Estado y emisión de valores mobiliarios. La tarifa constituye una simple

refundición de los tipos hoy existentes. Dentro de este impuesto se gravan, de manera especial, las plus-

valías obtenidas en la enajenación de inmuebles, no debidas a mejoras introducidas por los propietarios o

a la alteración del valor de la moneda, si bien, cuando se trate de fincas rusticas, se aceptó la enmienda de

que no se considera existe plusvalía cuando el precio de transmisión no excede del doble del valor de los

terrenos de mejor calidad y finalidad agrícola existente en la zona.

A continuación se refirió «1 orador al Impuesto sobre el tráfico de bienes que actualmente se produce en

la actividad de las empresas, en el que se refunden los gravámenes ya existentes en el tai-puesto de

Timbre, Derechos reales y Gasto, con lo que se evitan distorsiones económicas y presión indirecta y se

fomenta la calificación real de los costes y la simplificación real de los procesos administrativos. Quedan

suprimidos todos los gravámenes indirectos sobre las operaciones de los comerciantes minoritarios.

Tras referirse a los demás impuestos, directos e indirectos, aludió a la necesidad de que los regímenes de

Álava y Navarra se acomoden a las características de la nueva ley y a la no aplicación de diversos

conceptos del impuesto sobre tráfico de empresas en las islas Canarias.

Se refirió al arbitrio sobre la riqueza provincial, que se sustituye por otro paralelo al Impuesto general

sobre el tráfico de las empresas, lo que significa un ahorro de más de 1.000 millones de pesetas para el

sector agrícola. Especial mención requiere el tratamiento Que la Reforma dedica al sector agrícola. Se

introduce el concepto fiscal de explotación agrícola, que hace posible la traslación de las pérdidas, si las

hubiere, de un ejercicio a otro y se desgravan las inversiones en la producción agrícola, muestras todas

ellas, de una efectiva preocupación por la capitalización del campo.

El dictamen estimula la inversión en el sector industrial y refunde, simplifica y mejora las disposiciones

dictadas para la regulación de los balances; se prevé la amortización, incluso acelerada, a ritmo superior

al de la depreciación efectiva de los bienes. Por otra parte, el empresario podrá realizar sus inversiones

financiándolas, libre de impuestos con cargo a los beneficios que en el futuro espere obtener. Otras

muchas medidas de estímulo económico contiene el Proyecto de Ley. Se refirió esipecialmente a la

posibilidad de trasladar las pérdidas de un ejercicio hacia ejercicios futuros, compensándolas con los

beneficios que en ellos se produzcan. Se protege a los Centros de enseñanza y a los dedicados a

investigaciones científicas; se fomenta la concentración de actividades productivas para que las empresas

alcancen la dimensión óptima y se favorecen los contratos de asistencia técnica. Subrayó también la

ayuda a las exportaciones. Entre las medidas de política social destaca la previsión del mínimo exento en

la Contribución rústica, merced a la cual quedarán exonerados del tributo más de dos millones de

contribuyentes español e s, También un gran número de trabajadores van a beneficiarse de las medidas

desgravatorias sin precedentes, introducidas en el Impuesto sobre el rendimiento del trabajo personal, que

deja libre del gravamen los ingresos inferiores a 60.000 pesetas anuales. Se mantienen y aumentan los be-

neficios a familias numerosas, declarándose de la base tributaria 125.000 ó 250.000 pesetas, según se trate

de familias de primera o segunda categoría.

Al terminar su discurso, el subsecretario de Hacienda fue muy aplaudido.

(Entran en el salón y pasan a ocupar el banco del Gobierno, el vicepresidente, capitán general Muñoz

Grandes,- el ministro de la Gobernación, señor Alonso Vega, él de Marina, almirante Nieto Antúnez y el

de Educación Nacional, señor Lora Tamayo.)

 

< Volver