Declaraciones del superior de las Escuelas Cristianas. 
 Si los socialistas dijesen lo que tretenden en la Escuela, serian impopulares  :   
 Dode el marxismo implanta su oder, nosotros no tenemos nada que hacer. 
 ABC.    30/03/1978.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ABC. JUEVES. 30 DE MARZO DE 1978. PAG. 19

DECLARACIONES DEL SUPERIOR DE LAS ESCUELAS CRISTIANAS

«SI LOS SOCIALISTAS DIJESEN LO QUE PRETENDEN EN LA ESCUELA, SERIAN

IMPOPULARES»

«Donde el marxismo implanta su poder, nosotros no tenemos nada que

hacer»

MADRID. (De nuestra Redacción.) «Se puede realizar la libertad de educación en un proyecta de

escuela pública. Donde hay un régimen socialista no hay libertad de enseñanza, salvo el caso de Chile,

que ya saben cómo acabó. Esta libertad contradice su doctrina», dijo, contestando a una pregunta, el

superior general de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle), hermano Basterrechea, en el

transcurso de una conferencia de Prensa, celebrada ayer en Madrid, con motivo de su estancia en

España, donde asistirá a los actos conmemorativos del centenario del Instituto de nuestro país.

El hermano Basterrechea tiene programadas varias visitas —entre ellas, una al Rey— con el fin de

entrevistarse con directores de centros educativos.

Los puntos más fundamentales de su intervención fueron éstos:

LAICISMO Y JUVENTUD

• «El problema del laicismo, de la educación religiosa, es tan complejo que para nosotros constituye,

mas que un desánimo, un reto para inventar nuevas formas de presencia en la juventud.»

• «No podemos hablar de una sola juventud, sino de varias: la rural, la universitaria, la obrera. En

general, hoy la juventud está muy problematizada, confiada en su poder, muy reacia al diálogo, y

buscándolo por otra parte. Está preocupada más que antes por los problemas fundamentales. En el sentido

religioso es ambivalente. Yo diría que la juventud actual es muy rica en problemas y en posibilidades.»

• «La familia, hoy día, se encuentra desbordada por todos estos problemas de la juventud, y está más

preocupada por entender los problemas de la educación.»

• «La educación tiene que hacerse en comunidad; que educadores, padres, alumnos y profesores estén

realmente incorporados en la toma de responsabilidades. En España, la familia entra hoy día más en la

escuela, y ésta tiene que penetrar más en la familia.»

LIBERTAD DE ENSEÑANZA

• «Me siento preocupado siempre por el tema de la libertad de enseñanza. Soy partidario, por tanto,

más que de la libertad de enseñanza, de la educación. La libertad de educación —lo ha dicho el Sínodo—

es un derecho de los hijos, de los jóvenes. La Iglesia reclama para los jóvenes el derecho a que se les

eduque en toda libertad.»

• «Cuando mueran las libertades, la primera que cae es la de la educación. Nosotros lo conocemos

muy bien; en Vietnam teníamos más de 300 hermanos, y no podían moverse. La libertad de enseñanza en

un régimen socialista la veo muy difícil porque contradice su doctrina. Los socialistas españoles —y lo

digo con todo respeto hacia ellos— no han dicho aún lo que pretenden en la escuela. Si lo dicen serían

impopulares.»

• «Soy partidario del pluralismo dentro de la escuela. En un colegio nuestro, en El Cairo, se enseña la

religión cristiana, y en el mismo, sin escrúpulo, se imparte la musulmana a los que son musulmanes.»

NO AL MARXISMO

• «La formación de una conciencia política en los jóvenes ha estado muy descuidada. Soy partidario de

que debe darse esta formación política para que capacite a vivir la vida política.»

• «No estamos, a favor del marxismo. Donde ésta doctrina implanta su poder nosotros no tenemos nada

que hacer. Son hechos históricos innegables. En Cuba, la Iglesia tiene libertad de ación. En Cuba no se

puede tener una escuela católica. En Vietnam, los hermanos podrían, teóricamente, dar clases, pero

tendrían que sufrir previamente un lavado de cerebro.»

• «No nos asusta estar en tiempo de crisis. Ha aumentado el número de bajas de los hermanos. En los

doce últimos años han abandonado cinco mil.»

• «Los hermanos siempre hemos enseñado a todas las clases sociales y queremos que nuestros centros

sean gratuitos. Pero esto no depende de nosotros.»

 

< Volver