La carrera docente. 
 En general, todo profesor debe iniciase en el sector básico     
 
 Ya.    30/03/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 40. 

30-111-1978

EN GENERAL TODO PROFESOR DEBE INICIARSE EN EL SECTOR BÁSICO

De ahí a las enseñanzas medias y de éstas al nivel universitario se accedería por concurso de méritos •

«Concebimos la carrera docente como una base para lograr la unidad docente» •Profesionalizar la

tarea docente

Opinión de don Lorenzo Navarro, presidente nacional de ANPE-EGB

Para llegar a una necesaria unidad de los criterios en torno a una misma función, la docente, y sus

miembras, los docentes o educadores, es preciso comenzar por encuadrar toda, salvando las necesarias

diferencias funcionales y la articulación entre niveles, dentro de un amplio marco: la función docente.

1. LA FORMACIÓN.-Sería unificada en las Facultades o Escuelas universitarias .y tendría titulación

mínima generalizada de licenciado. Con estos aspectos:

I. Cursos comunes: Tres.

a) Científico. Humanístico. Vía interdísciplinaría.

b) Aspecto metodológico y didáctico (bases generales).

II. Especialidad docente: Dos cursos, con estos caracteres formativos:

a) Formación de la materia escogida en profundidad.

b) Formación sociológica y psicopedagógica.

c) Didáctica y metodología de la especialidad.

III. Graduación docente: Un semestre.

a) Tesína.

b) Memoria de la carrera y/o estudio prospectivo de docencia.

c) Práctica docente: un trimestre, .con evaluación final de esta fase por el profesor tutor y el

claust.ro del centro.

2. ACCESO.

A) Directo: Quienes tuviesen valoración global de muy cualificado (para la docencia), y de acuerdo con

las previsiones o planificación de empleo, .accederían directamente, si asi lo deseaban, al sector docente

estatal. Quienes deseasen el sector privado se acogerían—no es de nuestra incumbencia—al régimen de

contrato o lo que se arbitre por la empresa educativa privada.

Quienes no accedieran por ingreso directo se acogerían a las pruebas de acceso.

Estas pruebas, no oposiciones, deberían tener las garantías y objetividad que se pretendía con las

oposiciones tradicionales. Nunca la democratización puede alcanzar cotas tan insocializables. o

democratizables como la capacidad, form´ación, dedicación y competencia profesionales. Las

características mínimas serían, pues:

—Objetividad.

— Eficacia promocional

— Racionalización, humanización y profesionalización del acceso.

— Medir la aptitud docente preferentemente a la formación científico-humanística; que ya debe haber

cuestionado el sistema educativo de formación del profesorado.

En estas pruebas distinguíriamos dos tipos:

A) Para graduados docentes, sin experiencia activa.

B) Para los que ya la poseen, sea en el sector privado o público.

Para titulados docentes de A):

1) Memoria-curriculum.

2) Prueba objetiva de actualización científica en la materia de su especialidad,

3) Fundamentos metodológicos. Programación de una unidad docente.

4) Ejercicio práctico de docencia sobre la unidad programada.

5) Práctica docente durante un mes.

Para titulados docentes de B):

Nos referimos a titulados con ejercicio en el sector privado o el estatal con carácter de interinidad—PNN

1) Concurso de méritos (formativos, proyectivos y, sobre todo docentes)

2) Prueba objetiva de actualización psícopedagogica y didáctica

3) Prueba práctica de docencia con programación, estructuración y explicación de los fundamentos

metodológicos.

3. REClCLAJE.-Todos los docentes mantendrían un mutuo intercambio de .programas, experiencias,

prospectivas e investigaciones en seminarios periódicos conjuntos.

Éste intercambio sería con otros sistemas educativos y, con carácter optativo, durante el período

estival de vacaciones. El propugnado Instituto Nacional de la Educación y la Doceocia organizaría

cursos y convivencias permanentes, de carácter optativo, para la actualización y el perfecionamíento.

Los docentes más cualificados de cualquier nivel serían los ponentes en estas sesiones de prospección e

investigación educativa docente

Cada año, los centros de enseñanza elaborarán un preceptivo informe-memoria de actividades con

autocrítica dei sistema, logros y fracasos.

4. PROMOCION—La formación igualitaria del profesorado haría desaparecer el clasismo y la

concepción valorativa verlical de los niveles.

Todo profesor se iniciaría en el sector básico, excepto quienes acudieran a las facultades docentes, con el

grado de doctor, que, tras dos años de formación especifica docente, accederían al nivel universitario por

los mismos sistemas que ios demás docentes.

El acceso al nivel básico está claro. De aquí al nivel de enseñanzas medias se accedería por concurso de

méritos. De las enseñanzas medias a la enseñanza universitaria se accedería, siempre con título de doctor,

igualmente. por concurso de méritos.

5. Para terminar, la carrera docente la concebimos en su «status» socíoprofesíonal como el fin de los

corporatívísmos, gremialismos y sectorialismos, y los feudos, privilegios y discriminaciones

subsiguientes, Como una base al logro de la unidad docente, necesaria para una generalización y

cualificacíón de la enseñanza y la socialización (no marxista) de la educación y su democratización. Con

estas perspectivas, el docente se planteará por sí mismo su vocación, su formación y actualización, la.

dimensión social y trascendente de su función como servicio a la sociedad, y la profesionalización

exclusiva de la tarea frente; a las .desarrolladas técnicas gramacianas respecto a la enseñanza y al

profesorado español de aqui y ahora.

Lorenzo NAVARRO

Presidente de la Asociación Nacional del Profesorado Estatal de EGB

 

< Volver