Hermano Basterrechea, superior del Instituto de La Salle. 
 Debe haber participación en nuestros colegios     
 
 Ya.    30/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ENSEÑANZA

30-III-1978

Hermano Basterrechea, superior del Instituto de La Salle

"DEBE HABER PARTICIPACIÓN EN NUESTROS COLEGIOS"

Para inaugurar oficialmente los actos conmemorativos del primer centenario de la presencia de los

Hermanos de La Salle en España, que se cumple ahora, llegó ayer a Madrid el superior general de dicho

instituto, hermano José Pablo Basterrechea, que será recibido por el Rey don Juan Carlos I el próximo

miércoles.

Nació en Santander hace sesenta y un años. Fue elegido superior en 1976 y es el primer español que

ocupa tal cargo en esta institución, de unos veinte mil miembros, repartidos por casi ochenta países del

mundo, Llamado por Pablo VI, participó en el último Sínodo de Obispos. Ayer mismo tuvimos ocasión

de conversar con él, Resumimos sus contestaciones:

• EL LAICISMO ES UN RETO.—"Entre los casi ochenta países en que estamos presentes, los hay

muy tradicionales, algunos otros agresiva mente laicistas, junto a una mayoría en que se

puede convivir. Nuestra postura es doblemente clara : por una parte hacemos frente a nuestra

responsabilidad en la escuela y allí donde la juventud se encuentre hoy día; por otra, no

ocultamos nunca que tenemos una filosofía que nos hace aportar, allí donde estamos, un mensaje de fe.

El laicismo actual no constituye para nosotros un temor, sino un reto."

• JUVENTUD INMERSA EN LA "TERCERA CULTURA".— "Nuestra presencia es

abierta. Cada vez más está creciendo la llamada "tercera cultura", que no es ni humanística ni

científica. Y aunque la mayoría de los jóvenes siguen pasando gran par te de su tiempo en la escuela,

en general están muy problematizados por fenómenos nuevos con poca orientación para utilizarlos bien,

lo cual hace a la actual juventud muy ambivalente, confiada en su poder y dudosa de sí misma, reacia al

diálogo con e! adidto y al mismo tiempo buscando adultos serios con quienes dialogar... Además, creo

que hay varias juventudes muy diferentes entre sí: la rural, la universitaria, la obrera. Por todo ello

estamos en trance de diversificar más nuestros centros de actuación. Ya tenemos algún centro para

jóvenes drogadictos, por ejemplo."

• FAMILIAS DESBORDADAS. "La familia está inmersa en una sensación de desbordamiento an-

te la mayor fluidez de una juventud que ya no sólo está en la escuela y en casa, sino que tiene

otros muchos medios de información y contacto. Para mi es una feliz dificultad que está im-

pulsando a las familias a preocuparse seriamente por estos problemas, a acudir a lo que yo

llamaría mejor "círculos de padres" que "escuelas de padres", en una dinámica que aumenta, pero que

aún no es suficiente. Así se está poniendo la base para la necesaria mayor comunicación entre familia y

escuela."

• LA EDUCACIÓN TIENE QUE HACERSE EN COMUNIDAD. — "Por supuesto que soy

partidario de la participación en nuestros centros. La educación tiene que. hacerse en comunidad, con

padres, alumnos y profesores incorporados a la reflexión y responsabilidad común."

• INDISPENSABLE LIBERTAD DE EDUCACIÓN.—"La libertad de educación es un derecho de

los hijos; la Iglesia no lo reclama para sí. Sin esa libertad no hay educación. Y está el argumento

histórico: nosotros sabemos que teníamos en Vietnam unos trescientos hermanos, ahora no

pueden moverse; cuando caen la libertades se empieza por negar la de educación. A esos

hermanos se les permite ahora dar clase, pero sólo si previamente se someten a un lavado de cerebro.

¿Si se puede ejercer esa libertad en la escuela pública? Se puede. No veo claro, sin embargo, cómo

entienden este problema los socialistas´ españoles, que, además, creo que todavía no han dicho todo lo que

pretenden. Lo que sí sé es que allí donde en el mundo hay régimen socialista dominante—salvo el caso

chileno de Allende, que ya sabemos cómo terminó—, no hay libertad de educación."

• LA ESCUELA CONFESIONAL TIENE UN PROYECTO CLARO.— "Una escuela del Estado

tiene que estar abierta a todos. En la escuela confesional hay un proyecto claro que deben respetar los que

vayan a ella. Al profesor no enteramente de acuerdo, lo menos que se le puede pedir es respeto. En este

mentido, aún ahí hay un pluralismo rebajado, ya que no se les exige en todo caso ser católicos a rajatabla.

Nosotros mismos actuamos, incluso en nuestros centros, con este tipo de pluralismo: en nuestra escuela

de El Cairo, profesores musulmanes explican la religión musulmana a los niños musulmanes; profesores

cristianos explican nuestra religión a los niños cristianos. En el Camerún. en nuestra escuela, los

domingos, tras la ceremonia católica, viene el pastor protestante para, en la misma capilla, atender a los

niños protestantes."

• TIEMPO DE CRISIS, TIEMPO DE PROFETAS.—"Hoy todo está en crisis. También nosotros. Pero

tiempo de crisis es tiempo de profetas. No es un término negativo, que nos asuste. No estamos en

bancarrota. Estamos adaptando a la situación valores que un día parecieron intocables y buscamos

también nuevos valores. En los últimos diez. o doce años, hemos perdido a unos cinco mil hermanos.

Y hay crisis da vocaciones, aunque actualmente todas las congregaciones notan un

renacimiento que no se veía hace dos o tres años. Tenemos casi un millón de alumnos en

todo el mundo, y por lo dicho, nos faltan hernia nos para atenderlos."

 

< Volver