Otero Novas explica los conflictos escolares. 
 Si se aumenta el número de profesores no se pueen construir escuelas  :   
 Los problemas de Cataluña y Guipúzcoa tienen un matiz social y político. 
 ABC.    26/09/1979.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC. MIÉRCOLES, 26 DE SEPTIEMBRE DE 1979. PAG. 21

OTERO NOVAS EXPLICA LOS CONFLICTOS ESCOLARES

SI SE AUMENTA EL NUMERO DE PROFESORES NO SE PUEDEN CONSTRUIR ESCUELAS

Los problemas de Cataluña y Guipúzcoa tienen un matiz social y político

MADRID. (De nuestra Redacción.) «Todos los comienzos de curso son conflictivos, y este año era

lógico suponer que éstos serian mayores, puesto que al poner en funcionamiento quinientos mil nuevos

puestos escolares provoca desajustes. La conflictividad ha sido superior a la que teníamos planteada.

La semana pasada, el 11,5 por 100 de los alumnos de Preescolar y EGB no entraron en

clase; ayer, la cifra se redujo al 9,5 por 100», ha manifestado el ministro de Educación, señor Otero

Novas, en una conferencia de Prensa con objeto de explicar un poco la tensa situación creada en algunas

provincias, originada por una supuesta falta de profesores y que posiblemente lleve a una convocatoria

de huelga de maestros en todo el país.

Tres habían sido las principales causas de estos conflictos, según el ministro: la huelga del transporte

escolar, la falta de mobiliario y el boicoteo —al comienzo de curso— al nombramiento de maestros.

Referente al transporte escolar, el ministro señaló que su Departamento era el primer transportista del

país: «transporta más personas que la Renfe». El 13 de septiembre los transportistas incrementaron las

tarifas, y se declararon en huelga hasta llegar a un acuerdo, y, por consiguiente, los niños estuvieron

varios días sin clase. El tema ya se ha solucionado. Otro de los temas fue la falta de mobiliario en las

nuevas aulas, pero —según el ministro— esto no fue un defecto de su Departamento. La ley de

presupuestos del Estado se aprobó tarde y las contratas para el suministro del mobiliario no se

formalizaron hasta julio, por lo que a 25.000 alumnos de las nuevas aulas no les llegó el mobiliario.

NOMBRAMIENTO DE MAESTROS.—

La tercera causa y la más conflictiva de este comienzo de curso fue el boicoteo al nombramiento de

maestros, ante la idea de una supuesta discriminación de los Cuerpos del profesorado para las distintas

provincias. En España, según Otero Novas, las Escuelas Universitarias de Formación del Profesorado

producen una cantidad de maestros superior a los necesarios, lo cual produce un paro creciente de

profesores de EGB, todos los años. «El Ministerio comprende el problema del paro, pero el Departamento

no es una oficina de colocación y tiene que dar trabajo a los necesarios. España se encuentra en una seria

crisis económica y, como consecuencia del déficit del sector público, el Departamento no puede financiar

aumento de personal a no ser que lo haga con sus propios presupuestos. El aumento de plantillas de este

curso se ha financiado con cargo al presupuesto de inversiones de este año. Por cada cuarenta profesoras

más que contratemos, se deja de construir un colegio de ocho unidades. Por lo tanto, si accedemos a los

miles de plazas de profesores que se nos piden, tendríamos que abandonar a los cientos de niños que están

en aulas inadecuadas. Es preciso analizar las necesidades reales del profesorado, en lugar de responder a

las presiones que originan ciertos conflictos en la calle.»

SITUACIÓN EN LA EGB. —

El Ministerio entiende que el nivel alcanzado en la EGB es francamente bueno. Existe una media de 31

alumnos por aula, media comparada con la que hay en Francia y mejor que la de la enseñanza privada en

nuestro país, que está en el orden de 36 alumnos por aula. Pero a pesar de que la dotación de profesores

en EGB es buena, no está bien repartida. Hay desequilibrio entre provincias, e incluso entre zonas de las

mismas provincias. «Antes de proceder a los incrementos de plantillas —dijo Otero—, lo que tenemos

que hacer es un reajuste y un me.ior aprovechamiento de los maestros.» El ministro garantizó que dará el

profesorado suficiente para atender a todos los niños en edad escolar obligatoria y que no estén

escolarizados (tanto en el sector público, como en el privado). Garantizó que mantendrá todos los

servicios escolares del curso anterior y que dará todos los profesores necesarios para atender a las nuevas

aulas construidas. Este año se han construido 500.000 puestos escolares nuevos, pero la mayoría son para

atender las necesidades de los niños que estaban mal escolarizados. No obstante, el ministro dijo que no

eran dogmáticos y que estaban dispuestos a examinar los datos para contrastar los números, tanto de

alumnos como de profesores, pero para ello «es necesario que los niños entren en clase». Si con estos da-

tos se comprueba la necesidad real y objetiva de profesorado en alguna provincia, el Ministerio lo dará,

pero sólo un profesor por cada necesidad comprobada, y estos criterios se aplicarán a cualquier provincia.

MATICES POLÍTICOS Y SOCIALES. —

Al preguntarle sobre sus conversaciones con miembros de la Generalidad, a raíz de los conflictos en

Barcelona, el ministro dijo que había preguntado a las autoridades catalanas qué es lo que querían y si

tenían cifras concretas sobre el aumento de alumnos y la necesidad de más profesores. «No pudieron

responder a mis preguntas —respondió— porque carecían de información concreta sobre las cifras. Ahora

estamos discutiendo esas presuntas necesidades y para ello se ha creado una Comisión mixta Ministerio-

Generalidad que estudiará el problema, pero para ello es fundamental que los niños entren en clase.»

Señaló Otero Novas que el Ministerio no tiene ningún interés en retener competencias por lo que si el

Estatuto de autonomía para Cataluña se aprobase el 25 de octubre, el 26 el Ministerio estaría dispuesto a

efectuar todos los traspasos.

Respecto a la posible huelga general de maestros, el ministro señaló que ésta era respetable, pero entendía

que la huelga atacaba la calidad de la enseñanza en la escuela pública, cosa que lamentaba. «El Ministerio

respeta el derecho de huelga y no tomará ninguna represalia contra el profesor, pero éste no cobrará esos

días su sueldo.» Al ser preguntado sobre si el problema escolar en algunas zonas tenía un matiz político,

añadió: «Algo tiene que ver, pero no todo. Hay motivaciones políticas, sociales y escolares. En

Guipúzcoa las razones son casi exclusivamente políticas; en Andalucía, son sociales (paro), y en

Cataluña, están las dos cosas.»

Finalmente, respecto al tema de los concursos de traslados, que tantos conflictos origina, señaló el

ministro que hay unas normas de las reformas de los concursos de traslados, normas de regionalización y

que, además, se había hecho un concurso de comisiones de servicio, pero que muchos nombramientos de

profesorado se habían retrasado en algunas provincias, porque al ser actos públicos habían sido

boicoteados.

 

< Volver