Cinco mil maestros contra la política de enseñanza     
 
 Diario 16.    19/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Cinco mil maestros contra la política de enseñanza

Cinco mil maestros se concentraron ayer para denunciar la política del Gobierno en materia de enseñanza.

Las dificultades para comenzar el curso por falta de maestros y la no renovación de los contratos por parte

del Ministerio al profesoreado, motivó la indignación de los concentrados.

Madrid - «Otero dimite, el pueblo no te admite», gritaron ayer cinco mil maestros, que se concentraron en

la plaza madrileña de los Carros para protestar contra el ministro de Educación, Otero Novas, y la política

del Gobierno en materia de enseñanza.

«Escuela para todos, trabajo para todos», eran las consignas que coreaban los asistentes, que con

profusión de pancartas alusivas a sus problemas, asistían a la convocatoria realizada por las centrales

sindicales, las entidades de enseñanza, padres de familia y los partidos de izquierda PCE, LCR, MC y

PTE.

Los gritos contra los religiosos y el ministro de Educación fueron los más escuchados, tales como:

«Otero, cabestro, queremos más maestros», «Los curas a rezar, los maestros a enseñar» y «Menos curas y

más cultura».

Con muy deficientes medios de megafonía, los representantes de los diferentes grupos organizadores

tomaron la palabra para expresarse en términos similares en favor de la escuela pública, laica y gratuita.

En primer término habló el representante de la Federación de Padres de Familas para explicarla grave

situación de los profesores sin puestos de trabajo. «Esto es consecuencia directa de la política económica

y educativa del Gobierno de UCD, que privilegia la empresa privada, mientras reduce fuertemente el

gasto público en el sector de la enseñanza», dijo.

Después se dirigió a los asistentes un portavoz en nombre de los partidos políticos convocantes, quien se

pronunció por «una escuela para todos y trabajo para todos».

Un representante de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza pidió que se retirara el proyecto de

ley de Estatutos de Centros por no haber participación de padres, profesores y alumnos.

A partir de ese momento surgió una disputa entre bastidores sobre la conveniencia o no de permitir hablar

al concejal de Enseñanza del Ayuntamiento de Madrid, Alfredo Tejero. Con la tolerancia de centrales y

entidades de la enseñanza y la oposición de los partidos. Tejero puso punto final a la concentración,

«llamando a la unidad de acción contra los planes antipopulares de educación del Gobierno».

Las pancartas en donde se podía leer: «Otero, ¿en qué colegio estudian tus hijos?», se cerraron y los

asistentes se disolvieron sin que se produjera ningún incidente. Según fuentes de. los maestros un grupo

se dirigió después, en manifestación hacia la plaza Mayor, donde la Policía les disolvió y practicó cuatro

detenciones.

Las reivindicaciones

Las reivindicaciones de los convocantes son: puestos escolares para todos, que se incorporen de forma

inmediata los interinos y contratados, junto con los aprobados en las últimas oposiciones, subvención a

las guarderías laborales, reconocimiento de las aulas habilitadas por los Ayuntamientos, dimisión del

ministro de Educación y retirada de los proyectos de ley de Financiación y Estatutos de Centros.

La situación denunciada por los maestros se basa en que «miles de alumnos no han podido comenzar el

curso, porque no estaban nombrados los profesores, mientras los maestros, que estaban contratados en el

curso pasado, han visto rescindidos sus contratos, quedando en el paro y sin subsidio de desempleo».

 

< Volver