Marco fundamental de la Enseñanza     
 
 Diario 16.    01/11/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Marco fundamental de la enseñanza

Los principios en que se inspira el Estatuto parten de considerar a los centros como el marco fundamental

de la enseñanza y, por tanto, su regulación constituye la pieza básica para la reforma del sistema

educativo. En este sentido, establece al centro docente como una comunidad integrada por todos sus

elementos constitutivos: personal docente, padres y alumnos, cuyos derechos y obligaciones —basados en

la participación— quedan regulados a lo largo de los cuatro títulos de que consta la ley.

La ley distingue entre centros públicos y privados. Los primeron son los que tienen como titular a un ente

público y los segundo los que dependen de una institución, entidad o persona privada.

Respecto a los centros de carácter privado, se reconoce a cualquier persona, física o jurídica, pública o

privada, la libertad de creación de centros docentes, siempre que los promotores sean de nacionalidad

española y que impartan las enseñanzas comprendidas en el sistema educativo.

Los principios constitucionales

Este es el primer proyecto legal que desarrolla los principios establecidos en la Constitución respecto a la

educación y la libertad de enseñanza. Desarrolla y recoge algunos aspectos del artículo 27 del texto

constitucional, que dice lo siguiente:

1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los

principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.

3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la

formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.

5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación

general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros

docentes.

6. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del

respeto a los principios constitucionales.

7. Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos

los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca.

8. Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el

cumplimiento de las leyes.

9. Los poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.

10. Se reconoce la autonomía de las Universidades, en los términos que la ley establezca.

 

< Volver