Carta del arzobispo de Madrid, monseñor Tarancón. 
 El Estado no puede impedir la Educación Católica en la escuela     
 
 Diario 16.    01/12/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El Estado no puede impedir

la educación católica en la escuela

Madrid — El arzobispo de Madrid, cardenal Tarancón ha hecho pública una carta en la que afirma que el

Estado no puede impedir que los niños reciban educación católica en las escuelas públicas cuando sus

padres lo deseen.

«Por el principio de libertad religiosa, el Estado —aunque sus dirigentes sean católicos— no puede

obligar a que los niños de padres no católicos —quizá no creyentes— reciban educación católica.

Tampoco pueden impedir que la reciban, cuando sus padres lo deseen.»

En su carta el cardenal arzobispo de Madrid señala el derecho sagrado que los padres tienen a «conseguir

que sus hijos sean educados en conformidad con sus creencias en las escuelas del Estado que al fin y al

cabo sostienen ellos con su contribución al erario común».

Enrique Tarancón termina haciendo una llamada de alerta a la responsabilidad de los padres. «Empieza

una nueva época en la que todos hemos de ser más conscientes y más responsables de todos los

problemas que atañen a la religión que profesamos.»

El primero de estos problemas, señala Tarancón, es el de la «educación de los hijos para que a la vez

adquieran una cultura suficiente y aprendan a convivir en paz con todos sus conciudadanos, sepan

encarnar y vivir su fe en un clima poco propicio, quizá en algunas circunstancias adverso, para la

auténtica vida cristiana».

 

< Volver