Aumentan las discrepancias por el Estatuto de Centros Docentes     
 
 Diario 16.    04/12/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Aumentan las discrepancias por el Estatuto de Centros Docentes

La imposibilidad de llegar a un consenso parlamentario en el Estatuto de Centros Docentes no

Universitarios, proyecto básico cara a la futura configuración de la enseñanza en nuestro país, junto a la

crisis detectada en la enseñanza no estatal, está creando una cadena de problemas que pueden explotar las

próximas semanas.

Madrid — Las discrepancias entre el centro y la derecha, por un lado, y la izquierda, por otro, respecto al

Estatuto de Centros Docentes se vuelven cada vez más agudas a medida que se acerca el momento de la

discusión de este proyecto de ley en la Comisión de Educación del Congreso, una vez finalizados los

trabajos de la ponencia.

El PSOE y el PCE afirman que las diferencias con UCD, CD y la minoría catalana han aumentado, «pues

estos últimos han empeorado el proyecto del Gobierno con enmiendas in voce, que cierran mucho más su

postura inicial». Las mismas fuentes prevén que la discusión en la Comisión de Educación será muy dura.

Los sectores vinculados a la enseñanza privada, tanto religiosos como patronales continúan adoptando

medidas de presión en apoyo de sus posturas para conseguir una financiación estatal y la libertad

ideológica en sus centros.

Para el próximo viernes está anunciada una manifestación de los directores de centros de la enseñanza

privada para reivindicar la libertad de enseñanza. Paralelamente se presentará expediente de crisis en el

sector y, en caso de que no dieran resultado estas acciones, el día 8 de enero no se abrirán los centros

docentes no estatales.

Por su parte, la Federación Diocesana de Asociaciones de Padres de Familia y de Padres de Alumnos

celebró una asamblea en Zaragoza con la asistencia de 2.600 personas, en la que acordaron reclamar por

unanimidad la libertad de enseñanza.

La lucha por el convenio

Los dirigentes de estas asociaciones decidieron estudiar la posibilidad de una marcha sobre Madrid, con

la participación de un millón de familias, si no se aplica en la práctica el principio constitucional de que

cada centro decida la ideología propia.

La negociación del convenio de la enseñanza privada es otro de los puntos conflictivos entre los mismos

sectores antes mencionados. Mientras las centrales sindicales de izquierda ya han denunciado el anterior y

reivindican un sueldo de 45.027 pesetas al mes, la patronal agrupada en la Confederación Española de

Centros de Enseñanza (CECE) se niega a entrar en conversaciones, dada la crisis sectorial.

Su planteamiento previo a cualquier negociación de convenio es que el Gobierno estudie la situación y

tome las soluciones adecuadas en orden a ayudar económicamente a los centros no estatales. La posición

de la CECE pasa por no firmar ningún convenio este año, ni el siguiente.

Antes de declarar expediente de crisis en los colegios, los representantes de la CECE preparan entrevistas

con el vicepresidente de Asuntos Económicos, Abril Martorell, y el ministro de Educación, Otero Novas.

Por su parte, la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE), que defiende posturas

próximas a los centros religiosos, ha decidido iniciar las acciones legales contra aquellos centros privados

que no hayan cumplido los acuerdos sobre incrementos salariales del profesorado, firmados en el pasado

mes de marzo.

Insisten en que la CECE negocie el convenio pendiente y propone fechas y lugares, y apoyan el Estatuto

de Centros Docentes y la ley de Financiación de la enseñanza obligatoria.

Manifestación de izquierdas

En relación a todos estos temas los partidos de izquierda PSOE y PCE habían convocado una

manifestación para el día 10 de diciembre, que fue suspendida ayer hasta el día 17, al no haber autorizado

todavía el gobernador civil de Madrid el itinerario desde Legazpi a Atocha.

Estos mismos partidos van a pronunciarse sobre la marcha del Estatuto de Centros Docentes a través de

un acto que se celebrará en la Escuela de Magisterio y en el que intervendrán Gómez Llorente y Eulalia

Vintró, diputados del PSOE y PCE, respectivamente, y el concejal de Educación del Ayuntamiento de

Madrid, Alfredo Tejero, del PCE.

 

< Volver