Con una ponencia sobre Educación y Cultura, de Julian Marias. 
 Comienzan las Jornadas por FUNDES sobre Libertad de Enseñanaza     
 
 ABC.    23/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CON UNA PONENCIA SOBRE «EDUCACIÓN Y CULTURA», DE JULIÁN MARÍAS

COMIENZAN LAS JORNADAS ORGANIZADAS POR FUNDES SOBRE «LIBERTAD EN LA

ENSEÑANZA»

Con una Ponencia sobre «Educación y cultura», el académico don Julián Marías inauguró ayer el

seminario sobre «Libertad en la enseñanza», que, organizado por la Fundación Fundes, reúne en Madrid,

durante dos días, alrededor de treinta expertos en Educación, representantes de los distintos grupos

parlamentarios y profesionales de la educación, especializados en temas educativos.

Tras unas palabras de presentación de don Julián Marías, presidente del seminario y de la Fundación

citada, presentaron ponencias don Enrique Lafuente Ferrari, sobre «La realidad de España y las

humanidades visuales»; don Heliodoro Carpintero, sobre «Una fase conclusa de la escuela española»

(1931-1970); doña Angeles Gasset, sobre «Libertad en la selección de profesorado», y don Santiago

Grisolía y don José Luis Pinillos, «Libertad en los contenidos de la enseñanza».

Asisten a estas jornadas, entre otros, los ex senadores de designación real doña Gloria Begué y don Víctor

se la Serna; don Rafael Ansón. secretario general de Fundes; don José Manuel González Páramo (CD),

don Manuel Díaz-Pinés (UCD), doña Carmen de Alvear, secretaria de la Confederación Católica

Nacional de Padres de Familia y de Padres de Alumnos, y otras personalidades.

El seminarlo, que será clausurado hoy, tiene por objeto analizar desde una perspectiva liberal los

problemas actuales de la enseñanza y hacer llegar sus aportaciones a los distintos grupos parlamentarios,

que próximamente iniciarán e1 debate de los proyectos de ley que desarrollan los preceptos

constitucionales en matería educativa.

PALABRAS DE JULIÁN MARÍAS.— Don Julián Marías se refirió primeramente a la crisis de la

enseñanza en. Occidente y aludió a los problemas pedagógicos que representan en la nueva sociedad con

la atomización de los saberes y el predominio de la información sobre la formación. que desemboca en lo

que calificó «la barbarie llena de noticias», que es la propia de nuestro tiempo. Finalmente, hizo hincapié

en la necesidad de la enseñanza, del lenguaje por sus relaciones con el pensamiento. «La función de la

escuela —dijo — es. ante todo, enseñar a hablar (secundariamente a escribir). Reforzar, corregir,

desarrollar, potenciar esa instalación lingüistica, que es la morada del hombre y de cada sociedad.» En

este sentido, subrayó que la correcta utilización del lenguaje va unida a un correcto modo de pensar.

Don Enrique Lafuente Ferrari, en su intervención sobre «La realidad española y las humanidades

visuales». resaltó que en la enseñanza española el problema fundamental es el de poner a los estudiantes

en contacto con la realidad, en percatarse de la realidad española que interesa en cada uno de los campos

pedagógicos. Después se refirió a la necesidad de impartir a los varios niveles el estudio del Arte y su

Historia, como parcela importante del conocimiento de la realidad de España, como país original y

creador. Señaló que la enseñanza. de esta parte de las humanidades, de la realidad visual que el hombre

encuentra en su entorno, no puede quedar relegada al Olimpo universitario, al que pocos hombres llegan,

sino que debe solicitar la atención del estudiante desde los primeros pasos de su educación; por ello, es

necesario el establecimiento de la enseñanza del Arte y de su Historia en el Bachillerato, antes del COU y

con complementos dedicados al Arte español en el BUP. Finalizó diciendo que se deberá dar a las

enseñanzas un carácter realista, con la proliferación de excursiones de trabajo que ensanchen el

conocimiento de la realidad española.

INTERVENCIÓN DE JOSÉ LUIS PINILLOS.—Por su parte, don José Luis Pinillos, en su Ponencia

sobre «Libertad en los contenidos de la enseñanza», señaló que la libertad en los contenidos de la

enseñanza es preciso referirlo a unas coordenadas que lo limiten y concreten, y estas coordenadas deben

cubrir, al menos, los siguientes aspectos del problema: a) La perspectiva evolutiva, b) La naturaleza y

diversidad de los contenidos, c) El método, d) Los criterios de interpretación. Inscrita en estas

coordenadas —finalizó—, la presentación pluralista de los contenidos de la enseñanza es susceptible de

actuar como un mecanismo facilitador de una libertad electiva, creadora y constructiva, fundada en una

igualdad de oportunidades informativas.

 

< Volver