Expertos por la libertad de enseñanza     
 
 Diario 16.    23/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Expertos por la libertad de enseñanza

Treinta expertos en temas de enseñanza se reunieron ayer en el seminario que sobre Libertad de

Enseñanza organiza la Fundación de Estudios Sociológicos para debatir el tema de la docencia y sus

múltiples problemas en España desde perspectivas jurídicas, psicológicas, filosóficas y políticas.

Madrid — La libertad de enseñanza y los valores de la escuela privada fueron ampliamente defendidos

por los ponentes y asistentes al seminario que sobre Libertad de la Enseñanza ha organizado la Fundación

de Estudios Sociológicos (FUNDES) en un hotel madrileño.

Durante dos jornadas, ayer y hoy, alrededor de treinta expertos liberales en educación debatirán sobre

temas relacionados con la enseñanza.

Ayer intervinieron Enrique Lafuente Ferrari, Helidoro Carpintero, Angeles Gasset, Santiago Grisolia,

José Luis Pinillos, Alfonso María Alvarez Bolado, Fernando Garrido Falla y Manuel Terán Troyano,

precedidos por las palabras del presidente de FUNDES, Julián Marías.

Catedráticos de Universidad, ex senadores reales, representantes de los grupos políticos de UCD y AP y

de sectores católicos de la enseñanza polemizaron durante ocho horas el pasado, presente y futuro de la

enseñanza en nuestro país y experiencias de otras naciones.

La mayoría de los ponentes coincidieron en resaltar la importancia de la docencia y la necesidad de

mantener la enseñanza privada, como garantía de los individuos a elegir para sus hijos el tipo de

educación que deben recibir.

Desde el ángulo psicológico, político, filosófico y jurídico fueron discutidas estas cuestiones, sin que se

produjera un contraste profundo por la ausencia de representantes de otros sectores de izquierdas que

abogan de forma clara por la enseñanza laica y pública.

Fue el profesor Fernando Garrido Falla quien analizó las dos posiciones contrarias desde las que se

analiza la docencia en España. «Los sectores de la derecha abogan por la distribución del presupuesto

entre la escuela pública y privada, la programación de una formación religiosa o ética en las escuelas y la

existencia de centros confesionales, que puedan excluir otras confesiones», dijo.

«Por el contrario, los sectores de izquierda están en contra de la enseñanza privada, se pronuncian por la

docencia laica, con libertad de cátedra para los docentes y repudian la constitucionalización de ayudas

obligatorias, porque entienden que es subvencionar las escuelas de los ricos.»

El profesor Garrido resaltó el derecho subjetivo de las personas para crear centros docentes.

 

< Volver