Autor: López Sancho, Lorenzo (ISIDRO). 
   Libertad de Enseñanza     
 
 ABC.    25/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

«LIBERTAD EN LA ENSEÑANZA»

Andamos los españoles encastillados. Armamos almenas los unos contra los otros. Tras unas almenas no

se conversa con el que está del otro lado. Se le intima a la rendición o se le arroja la daga como supremo

sacrificio para no rendirse, para seguir encastillado. Estoy, como tantas veces, en la estela del

pensamiento orteguiano. Decía Ortega que el señor construía su castillo para defender su libertad contra

el Estado. Los Reyes Católicos, recuerdo, rebajaron de almenas a los señores de su tiempo. Era eso una

victoria del derecho de Estado sobre otros derechos.

Bueno. Todo esto me viene a las teclas de la máquina porque ayer y anteayer he visío cómo en numeroso

grupo de intelectuales, de políticos, de periodistas, salían de sus castillos para sostener pacíficamente sus

ideas sobre libertad. Sobre libertad en la enseñanza, más precisamente, puesto que ése era el tema del

nuevo seminario convocado por la Fundación de Estudios Sociológicos en un nuevo paso de su corta y

vigorosa carrera. Andamos implicados en lemas eue nos encastillan: el divorcio, el aborto, las

autonomías. ¿Hay alguno más trascendente. más decisivo que éste de la libertasd o no libertad en la

enseñanza.

Señalaba Ortega al hablar de los castillos y de los tenores encastillados en ellos para defender la libertad

personal contra elEstado, que la diferencia entre democracia y liberalismo es que la primera determina

quién debe ejercer el Poder publico, y el liberalismo cuáles han de ser los límites de este poder. En

materia de enseñanza, ¿cuáles han de ser los límites del poder del Estado? ¿Cuáles las obligaciones para

con la sociedad y más en la raíz, para con el hombre? En este seminario de FUNDES hemos, oído una

mujer de claro pensamiento, Gloria Begué, catedrática de Hacienda pública de Salamanca, adjetivar de

desenfocado el proyecto de ley de Financiación de la Enseñanza Obligatoria porque el Eslado se

comprometa a la financiación de los centros privados, en cuanto a ayudas a la gratuidad de enseñanza

pero elude el compromiso de financiar la escolarización total y mejorar la calidad de la enseñanza. La

gratuidad, la totalidad de la escolarización son dos objetivos fundamentales. Los centros privados ¿cómo

han de insertarse de modo fiscal en esa totalidad ?.

Sin total escolarización no se dará la libertad en la enseñanza, pero ¿y la libertad en los contenidos de la

enseñanza? El profesor Pinillos señalaba la dignidad y la libertad de la persona como objetivos. Los

economistas Bosch y Punset planteaban la educación como inversión personal y social Julián Marías,

garantía de libertad de pensamiento y discusión, decía que la lengua degradada y empobrecida convierte

al hombre en alguien venido a menos.

Intervenían en el apacible, casi cartesiano debate, comunistas como Pamela O´Malley; socialistas como

Ángel Benito; aliancistas como González Páramo: centristas como Díaz-Pinés. Fuera de sus castillos, en

el patio de armas de FUNDES, la libertad en la enseñanza era objeto de un fecundo cambio de razones.

Ejerza el Poder quien lo ejerza, esta discusión introduce ese elemento de liberalismo que es el de la

limitación de ese poder. Buscamos un punto de encuentro para no encastillarnos. Habrá que hablar más

del tema —Lorenzo LÓPEZ SANCHO.

 

< Volver