Presentado ayer. 
 El Partido Popular Demócrata Cristiano condiciona su legalización a la futura ley electoral     
 
 ABC.    09/11/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. MARTES 9 DE NOVIEMBRE DE 1976

PRESENTADO AYER

EL PARTIDO POPULAR DEMÓCRATA CRISTIANO CONDICIONA SU LEGALIZACIÓN A LA

FUTURA LEY ELECTORAL

Madrid. (De nuestra Redacción.) «La legalización del Partido Popular Demócrata Cristiano está

condicionada a una ley electoral que garantice unas elecciones libres. Nosotros, por supuesto, deseamos

participar en la elaboración de la ley, y ya hemos formulado nuestras sugerencias sobre el tema», dijo don

Iñigo Cavero, miembro de la Comisión Ejecutiva del partido en el acto de su presentación.

El señor Cavero añadió que a la ley de Asociaciones Políticas le encuentran dos graves defectos. Primero

que el Registro tenga carácter constitutivo en vez de ser un simple instrumento de publicidad, como sería

de desear, y la exigencia de adhesión a unas Leyes Fundamentales, cuya revisión se propone.

Anteriormente el presidente del Partido Popular Demócrata Cristiano, don Fernando Alvarez de Miranda,

había destacado el apoyo de la Prensa a la democracia, sustituyendo a unos partidos políticos inexistentes.

La presentación del Partido —dijo más adelante— pretende una clarificación de los principios

ideológicos y posiciones estratégicas; la coherencia entre principios y actuaciones y la credibilidad

democrática. No partimos, afirmó, de escisiones del presente ni de herencias del pasado. Queremos llenar

un vacío en la Democracia Cristiana, que no se alía con el marxismo ni impone federalismos, aunque

respeta las autonomías.

HUMANISMO CRISTIANO.—Don Ángel Vega precisó que el partido se basa en el humanismo

cristiano, pero no es un partido confesional. Creemos en un pueblo capaz de tener opinión y asumir sus

responsabilidades, en una participación consciente y vertebrada, en una democracia pluralista, en la que el

diálogo y el intercambio de opiniones permita comprender y ser comprendidos. No puede haber, finalizó

el señor Vega, cristianos que no sean demócratas.

En el curso de la rueda de Prensa, los miembros del Partido Popular manifestaron que estaban dispuestos

a hacer todo lo posible y lo imposible para articular la unidad de la Democracia Cristiana. Las

negociaciones están muy avanzadas, y, aunque depende de circunstancias accidentales, tal vez pueda

lograrse antes de finales de año.

En este sentido se destacó que tanto Izquierda Democrática como el Partido Popular habían recibido una

propuesta de unidad de la Federación Popular Democrática de Gil Robles. Ante esta propuesta, Izquierda

Democrática había formulado a los dos grupos una nueva proposición sobre la base de la federación.

DIFERENCIAS ESTRATÉGICAS.—Las divergencias del Partido Popular Demócrata Cristiano con los

dos grupos de implantación nacional y miembros del Equipo Demócrata Cristiano se centran

fundamentalmente en posiciones estratégicas. Con relación a Izquierda Democrática las discrepancias se

centran sobre la colaboración con el Partido Comunista, aunque son partidarios de su legalización: con la

Federación Popular Democrática su federalismo, aunque son regionalistas y defensores de la autonomía.

 

< Volver