Autor: Popescu, Valentín. 
   No es probable la homologación Izquierda Democrática Cristiana y UDE     
 
 Ya.    21/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

No es probable la homologación de Izquierda Democrática Cristiana y UDE

El tema será tratado hoy por la Unión Cristianodemócrata Europea en Bruselas * El «equipo cristiano

demócrata» español veta ambas solicitudes

BONN 20. (Crónica especial para YA de Valentín Popescu.)

Mañana jueves se reúne en Bruselas la Unión Cristianodemócrata Europea. Entre los temas a tratar figura

la solicitud de homologación de la UDE y del grupo de Álvarez Miranda. Oficialmente, el "tema español"

es uno más a tratar; en realidad se puede decir que es el tema básico de la reunión. Y lo es tanto por la

pasión con que el "equipo cristiano-demócrata español veta ambas solicitudes como por las discrepancias

imperantes entre los CD europeos al respecto.

IZQUIERDISMO DE CONSUMO INTERNO

Según se comenta en las altas esferas de la Unión Cristianodemócrata Alemana, el "equipo" español no

sólo se opone a la homologación de los dos solicitantes, sino también a que se celebre un debate sobre el

tema - propuesta alemana -. Y, mucho más aún, se opone a que la decisión quedo aplazada para finales de

año. Desde el punto de vista del "equipo" esto equivaldría a un "período de prueba", a una opción para las

agrupaciones de Álvarez Miranda y Monreal Luque (la solicitud de la UDE no lleva la firma de Silva

Muñoz, sino la de Monreal), que no tiene por qué ser.

En la sede de la CDU se da por sentado que la protesta de los cristiano-demócratas españoles ya

reconocidos va a tener éxito. Por el hecho de estar reconocidos, gozan de antemano de un crédito, y, por

otra parte, su posición es apoyada incondicionalmente por los italianos. Al igual que los alemanes, los

italianos tienen grandes "intereses de política interior" en nuestro país. La coalición de "compromiso

histórico" resulta mucho más verosímil en Italia si la democracia cristiana se vuelca a favor de una

democracia cristiana de izquierdas de un "equipo DC" conservador. A parte de que - se dice en Bonn -

también hay unas implicaciones económicas (a nivel de partido) ítalo-españolas insoslayables a la hora de

una decisión importante.

LOS ALEMANES, PARTIDARIOS DE UNA ALIANZA AMPLIA

Los alemanes no niegan la existencia de unos importantes vínculos financieros con los correligionarios

españoles y la fuerte trascendencia interna que la actitud del equipo puede tener para la CDU, pero en la

República Federal Alemana ocurre todo lo contrario que en Italia: lo rentable es la línea de conducta

anticomunista. Esto último explica sobradamente la latente irritación de la CDU ante el hacer del equipo.

En Bonn se recuerdan con desengaño las promesas hechas en Roma por el equipo, no hará un año, para

poner fin a la cooperación de la izquierda democrática con el partido comunista. La fórmula entonces

esbozada parece hoy aún más lejana que meses atrás.

En vista de su posición minoritaria en la Unión Europea Cristiano-Demócrata, la CDU ha trazado ya su

plan de acción. Mientras los italianos insisten en su línea de conducta filocomunista y los franceses

prefieren operar directamente - en relaciones bilaterales, al margen de la Unión Europea -, la CDU

volverá este año a España para tomar contacto directo con los grupos cristiano-demócratas y afines.

LA COOPERACIÓN CON LOS TÁCITO, POSIBLE SOLUCIÓN

Como ya dijeron en otra ocasión, los dirigentes de la CDU encuentran insuficiente, tanto la línea

ideológica del equipo como la actividad política de los grupos cristiano-demócratas españoles. La falta de

labor de base, de proselitismo y de penetración en el mundo sindical parece en Bonn muchísimo lastre

para acudir dentro de un año a las urnas. De ahí que ahora se vuelva a discutir sobre el terreno no sólo lo

que se puede hacer para acelerar el "enrolamiento" en los partidos cristiano-demócratas sino también las

eventuales alianzas idóneas. Son muchos los dirigentes conservadores alemanes que piensan en una

cooperación del equipo con los Tácito como una solución posible para el futuro inmediato de las fuerzas

cristiano-demócratas españolas. La próxima visita "exploratoria" del CDU a nuestro país promete ser muy

interesante.

 

< Volver