Vida Política. El señor Ruiz-Giménez, optimista tras su encuentro con el presidente Suárez. 
 Las perspectivas son francamente buenas     
 
 Informaciones.    30/07/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

EL SEÑOR RUIZ-GIMENEZ, OPTIMISTA TRAS SU ENCUENTRO CON EL PRESIDENTE

SUAREZ

«LAS PERSPECTIVAS SON FRANCAMENTE BUENAS»

MADRID, 30 (INFORMACIONES).

EL presidente del Gobierno esta en la linea de llevar adelante lo más rápidamente posible todo lo

expuesto en la declaración programática del Gobierno. Las perspectivas en este sentido son francamente

buenas, ha declarado don Joaquín Ruiz-Giménez a la agencia Logos tras su conversación de veinticinco

minutos con el presidente Suarez. El primer ministro abandonó el miércoles por la tarde la reunión del

Consejo de ministros para entrevistarse con el dirigente de Izquierda Demacrática (ala izquierda de la

Democracia Cristiana española homologada).

"Es un primer paso —ha manifestado el señor Ruiz-Giménez a la agencia Cifra— hacia una clarificación

de situaciones, un examen de posibilidades y de metodología de los contactos entre la oposición y el

Gobierno."

Precisamente sobre el tema del diálogo Gobierno-oposición para lograr una situación plenamente

democrática en España fue uno de los puntos centrales abordados por el líder democratacristiano y el

presidente del Gobierno. Parece que ha quedado claro que es preciso institucionalizar este dialogo. "En

líneas generales —ha manifestado el señor Ruiz-Giménez—, creo que hay un buen ánimo por ambas

partes, pero sin ingenuidad ni falsas esperanzas, porque todos sooms conscientes de que ese diálogo es

bastante difícil."

De cualquier manera, el dirigente político de la oposición ha encontrado al presidente "muy comprensivo

y realista, ciñéndose a su declaración programática y dándose cuenta de que un Gobierno democrático

tiene que contar con fuerzas de la opo-sición democrática, igual que cuenta con las otras fuerzas".

Otros temas tratados en esta conversación de Castellana, 3 fueron los de la amnistía, problema que hoy

quedará solucionado en el Consejo de ministros de La Coruña y la legalización de los partidos políticos.

El señor Ruiz-Giménez ha declarado también a Logos que izquierda Democrática seguirá en contacto con

las restantes fuerzas de la oposición democrática con las que analizará los aspectos técnicos de lo que

podría ser un "referéndum aceptable".

"En septiembre —ha manifestado también—, reanudaremos los esfuerzos encaminados a lograr una

confederación de todos los partidos democráticos de inspiración cristiana que se encuentren en la

oposición democrática."

Recientemente pasaron por Presidencia los también democratacristianos señores Gil-Robles (hijo); de la

Federación Popular Democrática, y don Fernando Alvarez de Miranda, de Izquierda Demócrata Cristiana,

entre otros. De momento, al menos, no hay acuerdo ni negociación formal con el grupo U.D.E. (Unión

Democrática Española), del señor Silva Muñoz, que también se considera en la línea democratacristiana y

está conformando un gran partido de masas (centro-derecha), ni en la Ú.D.E. del señor Barros de Lis, ni

con los "tácitos", ahora en el Poder. Se ignora qué puede ocurrir en este sentido de cara las primeras

elecciones generales. Hay fuertes impulsos para superar las diferencias y crear el gran partido

democratácristiano español.

 

< Volver