Con la firma de Don José María Gil-Robles. 
 La Federación Popular Democrática presenta denuncia de Mora     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CON LA FIRMA DE DON JOSÉ MARÍA GIL-ROBLES

LA FEDERACIÓN POPULAR DEMOCRÁTICA PRESENTA DENUNCIA DE MORA

MADRID, 22. (EUROPA PRESS.)

DON José María Gil-Robles y Quiñones, en nombre propio y en el de los fundadores de la Federación

Popular Democrática, ha elevado al Ministerio de la Gobernación un escrito de denuncia de la mora en el

reconocimiento de la citada asociación, conforme a la vigente ley de Asociaciones de 24 de diciembre de

1964.

HAN PASADO OCHO MESES DESDE QUE SOLICITO SU AUTORIZACIÓN

El pasado 13 de marzo un grupo de personas, encabezadas por el abogado y ex ministro, constituyeron la

Federación Popular Democrática, cuya acta fundacional y Estatutos remitieron ese mismo día al

gobernador civil de Madrid con la solicitud de acogerse a lo previsto en la citada ley de Asociaciones.

El escrito de denuncia de mora ahora presentado advierte que desde la fecha de presentación de la

solicitud han pasado no sólo los treinta días que la misma ley previene para que "se dicte resolución,

favorable o denegatoria sobre el caso, sino ocho meses. En el escrito se añaden otras consideraciones

acerca de la incapacidad del decreto-ley de Asociaciones Políticas para lograr la participación de los

españoles en las tareas públicas, requisito indispensable para lograr la auténtica paz entre los hombres y

las comunidades del Estado español.

SOBERANÍA DEL PUEBLO

Asimismo se argumenta que la incorporación de los ciudadanos a las tareas públicas sólo se logrará por la

devolución de la soberanía al pueblo y la legalización de las ideologías - mayoritarias en Europa -, no

encuadradas en el Movimiento Nacional, lo que se pretende con la constitución de esta Federación al

amparo de la ley de Asociaciones con objeto de que los españoles que compartan su ideología

democristiana puedan agruparse. Todo ello - puntualiza el señor Gil-Robles - no supone renuncia a

solicitar el reconocimiento del derecho a constituir partidos políticos.

Considera, además, el escrito que los acontecimientos habidos en España en los últimos meses y los

propósitos expresados, en el primer discurso de la Corona hacen imprescindible el reconocimiento sin

dilaciones de la Federación Popular Democrática, reconocimiento que ha de ser automático, una vez

cumplidos los requisitos legales para ello.

FINES DE LA FEDERACIÓN

Los fines de la Federación Popular Democrática son: el estudio de los problemas sociales, políticos y

económicos que plantea la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea como miembros

de pleno derecho. la búsqueda y difusión de soluciones democráticas, inspiradas en el humanismo

cristiano, para estos problemas; la organización de actividades de formación encaminadas a crear en el

pueblo español la conciencia de aquellos problemas y la necesidad de un proceso constituyente en el que

surjan sus soluciones, y la participación en las actividades de la Unión Europea Demócrata Cristiana,

dirigidas a impulsar la unidad de Europa y a formar una conciencia europeísta en los países de nuestro

continente.

Los fundadores de la Federación Popular Democrática son 22 personas, encabezadas por el señor Gil -

Robles y Quiñones.

 

< Volver