Vida Política. Don José María Gil-Robles. 
 Nunca actuaré en la ilegalidad     
 
 Informaciones.    21/03/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DON JOSÉ MARÍA GIL-ROBLES:

"Nunca actuaré en la ilegalidad"

MADRID, 21. (INFORMACIONES.) - Don José María Gil-Robles, antiguo jefe de la C. E. D. A. y

promotor, fuera de los cauces del Estatuto, de la asociación Federación Popular Democrática, se presentó

ayer en el vestíbulo del Eurobuilding por cortesía hacia los informadores que habían sido invitados a un

coctel que a última hora no fue autorizado (ver INFORMACIONES de ayer).

El señor Gil-Robles, asedia-do a preguntas, aprovechó la oportunidad para decir que no se explicaba "las

razones que hayan podido tener para suspender este acto", que "la solicitada asociación ha recibido

muchas adhesiones" y que "de ser autorizada, en varios meses se podría multiplicar por dos, tres o cuatro

el número exigido para las demás asociaciones". Insistió en que la asociación pretendida no se constituye

para la acción política y en que el Estatuto de 1974 ."es un cauce restrictivo: yo no puedo en esa ley a los

amigos que piensan en demócrata; por otro lado, nunca actuaré en la ilegalidad mi norma es actuar

siempre dentro de la ley". Declaró también que no ha hecho "cálculo de millones", que las dificultades

encontradas contrastan con las facilidades otorgadas a otros, que la "lección de Portugal la debimos

aprender hace mucho tiempo" y que "todas las tendencias deben estar dentro de la ley, porque lo contrarío

es dar una prima a los que están en la ilegalidad".

Paralelamente a estas declaraciones espontáneas, el grupo promotor de la Federación Popular

Democrática ha hecho pública una nota en la que "protesta enérgicamente por la no tramitación del

permiso solicitado para la celebración de un coctel, decisión que contrasta con las facilidades que en otros

grupos políticos encuentran para reunirse públicamente sin haberse constituido siquiera de un modo

formal". Hacen notar que "se trata de un episodio más de desconocimiento del derecho de reunión" y

reafirman su propósito "de no cejar en el empeño, constructivo y responsable, de hacer posible que el

pueblo español manifieste públicamente su adscripción a las ideologías existentes en el mundo

democrático" y de "seguir luchando, en unión de todos los demás grupos demócrata - cristianos

reconocidos internacionalmente y de todas las fuerzas auténticamente democráticas, hasta conseguir el

pleno reconocimiento de los derechos establecidos en la Convención Europea de los Derechos del

Hombre".

 

< Volver