Vida Política. Sin acogerse al estatuto de asociaciones. 
 Don José María Gil-Robles quiere constituir la Federación Popular Democrática     
 
 Informaciones.    14/03/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

VIDA POLITICA

SIN ACOGERSE AL ESTATUTO DE ASOCIACIONES

Don José María Gil-Robles quiere constituir la Federación Popular Democrática

SE APOYARIA EN LA LEY DE ASOCIACIONES Y SERIA DE INSPIRACIÓN DEMOCRISTIANA

EL ACTA DE CONSTITUCION FUE FIRMADA AYER EN MADRID, ANTE NOTARIO, POR VEINTIDOS PERSONAS

MADRID, 14. (INFORMACIONES.) - Don José María Gil Robles y Quiñones, sesenta y ocho años,

catedrático jubilado y antiguo jefe de la C. E. D. A., ha decidido, en unión de otras veintiuna personas,

constituir una asociación que se llamará Federación Popular Democrática, de inspiración demócrata-

cristiana, sin acogerse al Estatuto de asociaciones políticas recientemente promulgado por decreto, en el

que se regula el derecho a asociarse para la acción política en el ámbito del Movimiento Nacional, sino a

la ley de Asociaciones, de 24 de diciembre de 1964.

El señor Gil-Robles, con la asociación que pretende constituir, no intenta esta acción ni la participación

en el ámbito del actual sistema institucional español.

Ayer por la noche, según nos comunica nuestro corresponsal Enrique Sopeña, don José María Gil-Robles

se reunió en un restaurante barcelonés con un grupo de amigos catalanes para explicarles el alcance y

propósitos de su asociación. Estaban presentes, entre otros, los señores Prat Ballester, presidente del

Instituto de Estudios Europeos; don Francisco Sitjá, conocido monárquico juanista; don Jorge Trías

Sagnier, abogado y colaborador de «Diario de Barcelona»; don Antonio Miserasch, también abogado, y

otros, hasta completar el número de treinta personas.

Contrariamente a la reunión tenida en Madrid, la de Barcelona no tenía más objeto que un cambio de

impresiones.

DE ACUERDO CON LA LEY DE ASOCIACIONES

En el acta firmada por los 22 de Madrid se afirma que el propósito de crear la asociación Federación

Popular Democrática, se afirma que quieren llevar esta empresa a cabo «ejercitando la libertad de

asociación reconocida en el párrafo primero del articulo 16 del Fuero de los Españoles, de acuerdo con la

ley de Asociaciones de 24 de diciembre de 1964, puesto que se trata de desarrollar una intensa actividad

de difusión entre los españoles de la ideología demócrata - cristiana y sus soluciones para nuestros

problemas, con el norte de la incorporación de nuestro pueblo al proceso de la unidad europea con un

protagonismo pleno, habiéndose acogido a este cauce las asociaciones

europeístas creadas en España hasta la fecha».

LEGALIDAD

Afirman que la asociación que se proponen constituir no está comprendida en el articulo 173 del Código

Penal, puesto que:

* No tiende a destruir ni relajar el sentimiento nacional, sino a darle el exacto sentido y alcance que

corresponde, al tiempo que vivimos y al continente del que estamos llamados a formar parte.

* No tiende a destruir ni atacar la unidad del Esta do español, sino que la introducción de soluciones

demócrata-cristianas trataría de eliminar de raíz las causas del separatismo, mediante la implantación de

un sistema integrador con la eficaz y responsable participación de las regiones en el quehacer nacional y

europeo.

* No figura en el art. segundo de la ley de Responsabilidades Políticas de . 9 de lebrero de 1939, ni con

su creación se trata de reconstruir ninguna de las entidades en él relacionadas.

* No intenta la implantación de un régimen basado en la división de los españoles en grupos políticos o

de clase, sino que pretende que todas las organizaciones en que se agrupen aquellos concurran a la

solución de los problemas sobre la base de una pacífica convivencia en la libertad.

* No tiene ni pretende adoptar la forma de organización militar, ni paramilitar.

* Responde a una ideología que, según recientes manifestaciones del presidente del Gobierno, no está

penada ni prohibida por las leyes vigentes.

ESTATUTOS

La asociación tendrá ámbito nacional y los siguientes fines:

1 El estudio de los problemas sociales, políticos y económicos que plantea la incorporación de España a

la Comunidad Económica Europea como miembro de pleno derecho.

2 La búsqueda y difusión de soluciones democráticas, inspiradas en los principios del humanismo

cristiano para estos problemas.

3 La organización de cursos, seminarios, simposiums, conferencias, congresos y cuantas otras

actividades licitas de formación vayan encaminadas a crear en el pueblo español la conciencia de aquellos

problemas y el deseo de aplicar esas soluciones mediante el oportuno proceso constituyente.

4 La participación en las actividades de la unión Europea Demócrata-Cristiana, dirigidas a impulsar la

unidad de Europa y a formar una conciencia europeísta en los países de nuestro continente.

El acta fue firmada a las doce del mediodía de ayer, en el despacho de Velázquez, 3, por las siguientes

personas: don José María Gil-Robles y Quiñones, don Miguel Luis Bermudo de Ercilla, don José María

Montes, don Manuel Meana Wert, don Servando Meana Wert, don Antonio Miserachs. don Jesús

Rodríguez, don Juan Benito Moreno Gonzalo, don Julián Guimón, don Carlos L. de Eizaguirre, don

Jaime Gil-Robles, don Vicente Llorca, don Luis Aldecoa, don Enrique Moreno Báez, don José Luis

Maruri Gregorisch, don José María Gil-Robles Gil-Delgado, don Ángel Fernández Sepúlveda, don

Mariano Bendero, don Juan Manuel Serrano Vara, don Carlos Blanco - Rajoy, don Juan Manuel Pascual

Quintana y don Ramón Rato.

La documentación fue entregada a las autoridades competentes a las seis de la tarde a través del notario

de Madrid don Manuel Ramos Armero.

 

< Volver