Tribunales. Recurso por no admisión de querella. 
 Una rueda de prensa de Don José María Gil Robles que no llegó a celebrarse     
 
 Informaciones.    14/03/1972.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

TRIBUNALES

RECURSO POR NO ADMISIÓN DE QUERELLA

UNA RUEDA DE PRENSA DE DON JOSÉ MARÍA GIL ROBLES QUE NO LLEGO A CELEBRARSE

MADRID, 14. (INFORMACIONES.) . En la sección séptima de la Audiencia Provincial de Madrid se ha

celebrado en la mañana de ayer el recurso de apelación interpuesto por don Jaime Gil Robles y Gil

Delgado contra un auto dictado por el Juzgado de instrucción número 3, por el que se denegaba la

admisión de una querella presentada por el propio señor Gil Robles.

Los hechos que motivan este asunto ocurrieron el pasado día 6 de octubre de 1971. En esa fecha, don José

María Gil Robles, padre del querellante, había convocado en su despacho profesional de abogado a varios

periodistas nacionales y extranjeros, con objeto de hacer unas declaraciones sobre el entonces reciente

indulto otorgado por el Jefe del Estado y su aplicación al caso Matesa, en el que don José María Gil

Robles es el defensor del principal encartado, don Juan Vilá Reyes. Esta rueda de Prensa no se llegó a

celebrar, pues al llegar al despacho del señor Gil Robles, funcionarios de Policía hicieron saber a los

periodistas que el acto estaba suspendido.

Don Jaime Gil Robles requirió la presencia de un notario, que levantó acta, y presentó ese mismo día una

denuncia en el Juzgado de guardia, por no permitirse la entrada, en un despacho profesional de abogado a

periodistas y clientes del mismo. La denuncia fue archivada pocos días más tarde. Y el señor Gil Robles

presentó entonces querella, como parte interesada. El Juzgado número 3 dictó un auto en el que se

denegaba la admisión de esta querella. por basarse en los mismos hechos que la denuncia anterior, que

había sido archivada.

Contra este auto recurrió don Jaime Gil Robles. Hoy, ante la Sección 7.a, defendió su recurso. La

apelación se celebró a puerta cerrada, si bien se permito la presencia en la Sala del vicedecano del

Colegio de Abogados de Madrid, don Antonio Gómez de Vega, que asistía en representación de la Junta

de Gobierno del Colegio, pues el señor Gil Robles había puesto los hecho en conocimiento de la Junta del

Colegio de Abogados, por estimar que atentaban contra la profesión de abogado.

Alega don Jaime Gil Robles que en la primera denuncia presentada no se practicaron diligencias ni se

abrió sumario. Por consiguiente, no cabe hablar de dos sumarios sobre los mismos hechos, pues el

sumario que correspondería a la querella sería el primero. Por otra parte, en la querella presentada se

recogen nuevos hechos, no relacionados en la denuncia, y que podrían constituir indicios racionales de

otros delitos diferentes al denunciado. Por todo ello, estima que el Juzgado debió admitir la querella y

entrar en el fondo del caso.

Se opuso al recurso el riscal, que estima que se practicó alguna diligencia como consecuencia de la

primitiva denuncia. Y considera que el abogado podría pedir la reapertura de diligencias en dicha

denuncia archivada, si es cierto que dispone de nuevas pruebas o nuevos hechos sobre el caso.

 

< Volver