Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Señor Gil Robles. 
 Hacia un sistema auténticamente representativo y democrático     
 
 La Actualidad Española.    14/10/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SEÑOR GIL ROBLES:

"Hacia un sistema auténticamente representativo y democrático"

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA. 14. - En la rueda de respuestas, ayer le llegó el turno a don José María Gil Robles y

Quiñones, a quien la encuesta de «El Noticiero universal» interrogó sobre esta cuestión: «¿Cómo deberán

ser los políticos españoles del mañana?». El señor Gil Robles se apresura a contestar estableciendo esta

premisa: «Hombres penetrados de que deben partir del presente para realizar una evolución, prudente en

las etapas y sincera en los propósitos, hacia un sistema auténticamente representativo y democrático sin

apelaciones deformantes.»

A continuación, el ex presidente de la C. E. D. A. añade literalmente las siguientes consideraciones:

«Que no tengan miedo a la opinión bien informada y que busquen, por el contrario, una efectiva

fiscalización de sus actos; que rijan con austeridad y publicidad los caudales públicos, que estén

empapados de la idea de que el cargo público que se ocupa no es un derecho personal que hay que

defender a toda costa con egoísmo desmoralizador, sino una carga pesada que se soporta con generosidad

y con renuncia; que comprendan que la verdadera fuerza del gobernante está más en el valor moral de la

autoridad que ejerce por delegación de los ciudadanos que en el poder material, que no es más que un

instrumento de asegurar la eficacia del mando, y, finalmente, que no sientan que se encoge su corazón

ante lo que los hombres llaman, con razón o sin ella, un fracaso, siempre que sus conciencias les digan

que cumplieron su deber y que con ello sacrificaron su porvenir político, y aun su vida, si con ello pararon

abnegadamente el éxito de otros en servicio de la Patria.

¿Que este ideal no es fácil de conseguir? Lo reconozco, pero mi fe en España me dice que en las

generaciones desconocidas que están madurando podrán encontrarse equipos limpios de gobernantes

capaces de superar la difícil prueba que les aguarda.»

14 de octubre de 1972

 

< Volver