Autor: Jiménez, Evelio. 
 Julio Nieves y Modesto Fraile (ambos de UCD). 
 Presidentes provisionales del Congreso y el Senado     
 
 Pueblo.    30/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Julio Nieves y Modesto Fraile (ambos de UCD)

PRESIDENTES PROVISIONALES DEL CONGRESO Y EL SENADO

MADRID. (PUEBLO, por Evelio JIMÉNEZ.)

Los sesiones constitutivas de las respectivas Cámaras estarán presididas por Modesto Fraile, la del

Congreso, y Julio Nieves, la del Senado, diputado y senador, respectivamente, por Segovia, como

candidatos de Unión de Centro Democrático, ya que ambos han sido los primeros en presentar, según

parece, las credenciales correspondientes en la Secretaria de las Cortes.

De acuerdo con las normas provisionales que ayer hizo públicas el presidente de las Cortes, Antonio

Hernández Gil, los diputados y senadores, el día que se señale, se reunirán en las Cortes á las diez de la

mañana, y por separado, presididos por el miembro presente de cada una de ellas que antes haya

presentado su credencial.

Puestos al habla telefónicamente con su domicilio de Segovia, hemos dialogado con Julio Nieves, quien

no sabía nada de esta posible presidencia provisional hasta que el periodista se lo ha comunicado. El

señor Nieves nos ha confirmado que presentaron sus credenciales, de una forma, casual, todos los de

Segovia de UCD a la vez.

—Al día siguiente de comenzarse el escrutinio oficial, el presidente de la Audiencia de Segovia me dio

las credenciales, toda vez que en un sólo día había terminado el recuento de los votos. Yo las llevé todas a

Madrid ese mismo día, veintidós de junio, para dárselas a mis compaeros, puesto que tuvimos que ir

á la capital de España ´a la reunión del Grupo Parlamentario Independiente con el presidente Suárez. La

sesión terminó antes de lo previsto, al conocerse la noticia del asesinato de Ybarra. Teníamos los

autocares en Cedaceros, y al pasar por las Cortes, dos de los elegidos por Segovia, Carlos Gila y Rafael

Calvo, comentaron que no conocían el palacio, y como teníamos tiempo, entramos para que lo vieran. Al

pasar por la Secretaría preguntamos qué teníamos que hacer con las credenciales que nos hablan dado, a

lo que nos respondieron que presentarlas allí. Indagamos si podíamos hacerlo en aquel momento (eran las

nueve de la noche), y nos dijeron que sí, que no había inconveniente ¡alguno. Como ve, iodo, una pura

casualidad.

—¿A usted ya le han comunicado oficialmente esía posible presidencia provisional?

—No sé exactamente nada; nadie $e ha dirigido a este respecto a mí. La primera noticia sobre el tema me

la acaba usted de dar.

—¿Cree que tendrá alguna dificultad en su cometido?

—Yo estimo que no tendré mayores problemas que las de un compañero más de los que allí estén

sentados.

Puestos igualmente ai habla, telefónicamente, con el domicilio dé Modesto Fraile en Madrid, nos

comunicó su hija que ere aquel momento na estaba en casa, y que ya se había, enterado \de su posible

presidencia- del Congreso, aunque, no sabio, si la información de esta designa; don le había llegado

oficialmente q se había enterado por la Prensa.

 

< Volver