Autor: Casado, Antonio. 
 Mediodía político. 
 Un gesto innecesario     
 
 Pueblo.    01/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

MEDIODIA POLÍTICO

UN GESTO INNECESARIO

PARECE una trampa saducea. Dijo ayer Fernández-Miranda que los preceptos relativos al nombramiento

—y se supone que también al cese— del presidente de las Cortes, quedaban expresamente derogados en

el instante en que´ se celebrasen las elecciones. Si el espíritu de esta afirmación se basa en la transferencia

de los poderes a la expresión de la voluntad popular libremente expresada en las urnas, ¿por qué lo único

que queda expresamente derogado es lo que atañe a la figura del presidente de las Cortes? Si hemos de

aceptar como válidas las explicaciones oficiales de esta sorprendente dimisión —aireadas por el

interesado y, a mi juicio, confusas y contradictorias—, nada impide aplicar el mismo argumento a la

figura del presidente del Gobierno, por ejemplo.

Dice también el ilustre catedrático que no se considera la persona idónea pan presidir las próximas Cortes.

Eso se comparte sin esfuerzo. Pero podía haberse limitado a anunciar su dimisión para después del 15 de

junio. Su buena voluntad habría quedado clara y las contradicciones no habrían salido a relucir. Al fin y al

cabo, esto es lo que le ha venido a decir el Jefe del Estado: que se espere hasta después de las elecciones.

Estamos sufriendo las consecuencias de un pasajero desordenamiento constitucional. Y vale todo. Nos

gobierna la arbitrariedad desde el momento que, con las contradicciones latentes en las ocho Leyes

Fundamentales, cualquier gesto Inesperado —como éste de Fernández-Miranda— puede justificarse a

gusto del consumidor.

Antonio CASADO

 

< Volver