Autor: Morer, Miguel. 
 Fernández-Miranda, dimisión, sin marcha atrás. 
 Cortes: El Rey quiere un presidente imparcial     
 
 Diario 16.    01/06/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Miérccoles 1 junio, 77 //DIARIO 16

Fernández-Miranda,, dimisión sin marcha atrás

Cortes: El Rey quiere un presidente imparcial

Miguel Morer

MADRID, 1 (D16).—Torcuato Fernández-Miranda ha dimitido como presidente de las Cortes para

permitir al Rey que nombre para el cargo a una persona más fácilmente aceptable por todas las fuerzas

políticas que van a integrar las nuevas Cortes, dijeron a D16 fuentes solventes.

El Rey ha valorado esté acto como un servicio a la Corona, puesto que la institución se verá reforzada con

el nombramiento de un presidente de las Cortes que representará un papel de cohesión entre los diversos

partidos de cara a la efectividad de un posible pacto constitucional.

Fuentes bien informadas dijeron a D16 que la lealtad de Fernández-Miranda at Rey le ha permitido

mterpretar que no era él la persona más adecuada para desempeñar el cargó de presidente de las Cortes a

partir del 15 de junio.

Al anunciar ayer a los periodistas su dimisión, Fernández-Miranda dijo que "la ley para la Reforma

Política concibe unas nuevas Cortes y un nuevo presidente, y- no sólo un nuevo nombramiento del mismo

presidente".

Después de resumir las nuevas funciones que esta ley confiere a la presidencia de las Cortes, diferentes de

las previstas en la Ley Orgánica del Estado conforme a la que él fue nombrado dijo: "Está clarísimo que

Fernández-Miranda no era la persona más indicada para todo esto,"

Se busca presidente

Corrigiendo las primeras impresiones, debidas a, la sorpresa producida por la dimisión, de que ésta se

debía a enfrentamientos con el presidente del Gobierno, los círculos ; más solventes han trasladado ; sus

especulaciones a la búsqueda de la persona nías idónea para desempeñar la presidencia de las nuevas

Cortes, cuyo nombramiento corresponde exclusivamente al Rey, conforme a la ley para la Reforma

Política.

El perfil del candidato, según medios bien informados, ha de caracterizarse por; tener la confianza del

Rey, carecer de adscripción partidista —o muy moderada, en su defecto— y ser capaz del diálogo y el

entendimiento entrelas ; diversas ´fuerzas políticas que, van a integrar las Cortes.

Fernández-Miranda, cuya inteligencia, habilidad y lealtad al Rey nadie niega, no goza de las simpatías de

los grupos políticos, ni fie loa franquistas. Se le ha calificado; alguna vez como " lobo solitario de la

política.

Muestra de, ello .es que, por ejemplo, todas las fuerzas políticas de Canarias, con tina!

Aparición publica ,de Torcuato Fernández Miranda tras anunciar su dimisión. El uso del pañuelo no

parece tener que ver con el acontecimiento.

disparidad" tal que va de Alianza Popular al Partido Comunista de Unificación, sé han concitado para

firmar una petición de renuncia de Fernández-Miranda a su cargo.

Dimisión por sorpresa

Según BUS declaraciones ayer a los periodistas, Fernández-Miranda presentó su dimisión al Rey el lunes

23, a las once de la mañana, y él Monarca le comunicó que se la aceptaba una semana más tarde, el lunes

30, a las ocho de la noche, cuando le visitó en el palacio de la Zarzuela.

rAl parecer, el Gobierno no lia. tenido noticia del hecho hasta hoy mismo, salvo el presidente, Adolfo.

Suárez, que lo supo con antelación. Torcuato Fernández-Miranda no había dado indicios de su decisión,

ni siquiera sibilinos, conforme á su carácter.

Fernández-Miranda explicó su dimisión a los periodistas como servicio al pueblo y lealtad al Rey, que

queda en total libertad para nombrar nuevo presidente de las Cortes.

No soy el valido del Rey

Sé quejó de Ja incomprensión que ha rodeado su labor, de la que se declaró, "no obstante, orgulloso.

"Cuando se hablaba de Mazzarino y Richelieu, del conde-duque de Olivares, del valido del Rey, creí que

estaba clarísimo que mi permanencia en el cargo confundía §1 claro ? nítido ppgel de la Corona. En mi

lealtad, estaba eJáró que jamás podría continuar. Nunca he utilizado al Rey, le he servido", sostuvo

Fernández-Miranda ante los periodistas.

Recordó que algunos creyeron ver en el párrafo sexto del artículo segundo de la ley para la Reforma Po-

lítica, que fija el procedimiento de designación del presidente de las Cortes, una maniobra suya, para

suéederse en él cargo.

Dijo a los periodistas que ya entonces avisó de que ese procedimiento regiría para nombrar, a su sucesor y

que se le volvió a entender mal, en el sentido de que se aferraba a su mandato dé seis años previsto en la

ley Orgánica del Estado. Por el contrario, dijo que quiso decir qyg, al alterarse las leyes por ´jas que fue

nombrado y las funciones para las que su cargo estaba concebido, debía dimitir ahora y permitir una clara

y nítida´aplicación de la ley para la Reforma Política.

El presidente de las Cortes reiteró una vez más su lealtad al Rey, de cuya confianza se sentía "orgulloso y

conmovido". Añadió que" "seguir contando con su confianza es una de las causas determinantes de mi

decisión de dimitir. Consideraré un honor seguir sirviéndole. Al Rey podemos servirle desde cualquier

situación".

Se entendió con Suárez

Medios próximos al Gobierno desmintieron, por su parte, que la dimisión ¿e Fernández-Miranda se

debiera a fuertes discrepancias con el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, sobre sus respectivos

proyectos constitucionales.

Estos medios afirmaron que arabos presidentes se entendían muy bien, colaboraban estrechamente y

ademas lo demostraban conversando largamente una y dos veces por semana, .

El mismo Fernández-Miranda se adelantó a especulaciones en este sentido,; al afirmar ante los periodistas

que se sentía "solidario y responsable de la política del presidente Suárez".

"Después de estos meses de colaboración —dijo e! presidente de las Cortes— |en-go hacia él una

profunda amistad, una sincera estima y una no pequeña admiración. Me siento responsable con él en su

política, en la que he tomado buena parte, en la medida qu§ me corresponde como presidente de laa

Cortes."

Se irá con estas Cortes

Fernández - Miranda -dijo .que el Rey le había pedido qué continuase en el cargo hasta la constitución de

tes , nuevas Cortes, a lo que ha accedido. Las nuevas Cortes se constituirán, presumiblemente, antes del

30 de Junio, fecha hasta la que se prorrogó la actual Legislatura.

Fernández-Miranda no admitió en esta ocasión preguntas de los periodistas. "Dentro de unos días les 3n«

Vitaré a tomar una copa y entonces estaré dispuesto a contestar las que quiéran la-. «serme", manifestó.

El abrazo áe los presidentes

. Los presidentes del Gobierno, Adolfo Suárez, y de las Cortes, Torcuato Fernández-Miranda, se

abrazaron efusivamente ayer tarde ante el Gobierno y ante la piensa cinco horas después de. que el

antiguo preceptor del Rey anunciara su dimisión como presidente de la Cámara Legislativa.

Suárez y Fernández-Miranda, con el Gobierno en pleno, recibieron al Rey y al heredero saudí, príncipe

Fahd, en el Palacio Real. En la espera, los dos presidentes conversaron a solas durante diez minutos como

queriendo dar a entender que no existe entre eúos disparidad de criterios políticos.

 

< Volver