Los vicepresidentes de las Cortes se enteraron de la dimisión por los periodistas     
 
 Ya.    01/06/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

La noticia de la dimisión del señor Fernández-Miranda causó inusitada sorpresa en/las propias Cortes y en

los medjtfs políticos, ya que no se esperaba^ Los periodistas que hacen infirmación en la Cámara fueron

convocados a las Cortes urgentemente, mediante una llamada por teléfono a sus domicilios particulares o

a sus lugares de trabajo, por el secretario del presidente de las Cortes, señor Bastían. En la comunicación

de la convocatoria, urgente no se les explicó el carácter de la misma. La prueba fue que sólo diez

periodistas pudieron estar presentes en la reunión con el señor Fernández-Miranda; otros llegaron .cuando

la reunión había terminado y se. enteraron dé la noticia por sus compañeros.

Los vicepresidentes se enteraron por los periodistas

La reserva de la noticia fue de tal naturaleza entre el personal de las Cortes y los medios políticos, que el

vicepresidente primero de las Cortes, conde de Mayalde, se enteró dé la dimisión del señor Fernández-

Miranda por el redactor de YA, que se la comunicó cuando el conde de Mayalde, penetraba en el palacio

de las Cortes, terminada la reunión con el presidente. Otro tanto sucedió con el vicepresidente segundo de

las Cortes, don Carlos Mendoza Gimeno presente en la mañana de ayer en la Cámara, al que comunicaron

la noticia los periodistas cuando salieron de la reunión con el señor Fernández-Miranda. A otros niveles

del personal de las Cortes presentes en la mañana de ayer en el palacio", la noticia; llegó también por

conducto dé los periodistas.

La noticia saltó desde las Cortes a los medios de comunicación y a los círculos políticos y h u b o

momentos en que las líneas telefónicas del palacio de las Cortes estuvieron bloqueadas, debido a las

múltiples llamadas, tanto desde el interior, como" del exterior, que se produjeron.

El presidente de las Cortes recibió a los periodistas en el salón en el que antes se celebraban las reuniones

del Consejo del Reino y ahora se celebran las de la. Comisión Permanente y las de la mesa de las Cortes.

A la una menos cinco de la tarde penetró en el salón, el señor Fernández-Miranda, acompañado por el

letrado mayor, don Felipe de la Rica. Saludó uno por uno a los periodistas. El señor Fernández-Miranda

mostraba un semblante sonriente, hasta el punto de que el redactor de YA, y como es habitual entre

ambos,.le saludó con una broma: "Felicito al presidente d¡e las Cortes, que es de Gijón, porque »1

domingo el Sporting ganó al Oviedo y ha conseguido el ascenso a Primera División." El presidente

respondió: "Mejor hubiera sido un empate, porque así subiría, también el Oviedo."

.

El Rey quiere hablar con el presidente de las Cortes

Después, una vez que el señor Fernández-Miranda tomó asiento, su semblante se volvió serio, grave,

diríamos. Fue. tajante nada más que empezar: "Hoy no aceptaré preguntas." Cuando llevaba hablando un

par de minutos, irrumpió en la sala personal de su secretaría particular y le transmitieron un mensaje. El

señor Fernández-Miranda hizo ademán de que le dejasen seguir hablando; momentos después un nuevo

mensaje, esta vez escrito, a través del señor Sierra y Gil de la Cuesta, adscrito al Consejo del Reino. El

señor Fernández-Miranda dijo que no l>e molestasen, que estaba ocupado. Es más, dirigiéndose al

personal de su escolta, que se encontraba a la puerta del salón, ordenó que se cerrase la puerta y que no

penetrase nadie.

Después los periodistas pudimos saber que el recado´ que se le pasaba al presidente de las Cortes era de

que le llamaban por teléfono del palacio de la Zarzuela. Parece ser que, terminada la reunión, y desde su

despacho particular, el señor Fernández-Miranda habló por teléfono con él Rey. Bien pudiera ser que Su

Majestad comunicara el presidente de las Cortes que le ´había no obrado duque de Fernández-Miranda y

le había concedido, el collar de la insigne orden del Toisón de Oro.

El presidente de las Cortes, terminada la .reunión con los periodistas, permaneció en su despacho hasta

pasadas las tres de la tarde. Momentos antes, el secretario del presidente, señor Bastián, entregó a los

periodistas el texto taquigráfico de las manifestaciones del señor Fernández-Miranda para mayor claridad

y concreción, por si pudieran tener alguna duda en las notas que habían tomado.

Cuatro presidentes de las Cortes

Desde que. se constituyeron las actuales Cortes,ha habido cuatro presidentes: don Esteban Bilbao y Eguía,

desde 1943 a 1965; don Antonio Iturmendi Bañales, de 1965 a 1969; doa Alejandro Rodriguez dé

Valcárcel y Nebreda; de 1969 a 1975, y don Tocuato Fernández-Miranda y Hevia, de diciembre de 1975 a

1977. Este ha, sido el de menor mandato, ya que nombrado en noviembre de 1975 cesa en el cargo en

junio de 1977, es decir, con una permanencia ¿07 mo presidente de dieciocho. meses. Desde que entró en

vigor la Ley Orgánica del Estado, que señala un mandato.de seis años, para el presidente de las Cortes, el

único que lo. ha cumplido ha sido el señor .Rodríguez de Valcárcel.

INFORMACIÓN NACIONAL, IOS VICEPRESIDENTES DE LAS CORTES SE ENTERARON DE

LA DIMISIÓN POR LOS PERIODISTAS

.Mientras el señor Fernández-Miranda hablaba con los informadores fue llamado por teléfono por el Rey

El presidente de las Cortes Españolas no habló con Su Majestad hasta que no concluyó con los periodistas

AI cesar en la presidencia de las Cortes don Esteban Bilbao y Eguía fue nombrado por el jefe del Estado

marqués de Bilbao y Eguía - con. grandeza de España. El Rey concedió, a título postumo, a los dos

siguientes presidentes de las Cortes el título de conde de Iturmendi y conde : de Rodríguez da Valcárcel,

respectivamente. AI señor Fernández-Miranda" el Rey le ha concedido el título de duque .de Fernández-

Miranda. ¿Sabía alguien en las Cortes que ayer martes podría producirse una noticia importante ? El

redactor de YA en las Cortes recibió el miércoles pasado un aviso personal del secretario primero de la

Cámara, señor Romojaro Sánchez, en los siguientes términos: "El martes próximo vente por las Cortes a

la una de la tarde. No faltes." Al día siguiente le repitió el aviso, sin concretar, y ante la pregunta del

periodista, aclaró: "No faltes el martes a la una de la tarde. Se reúne la Comisión Permanente y la Mesa de

las Cortes. Puede haber una noticia.importante." Todavía el lunes último, en las Cortes, un alto

funcionario le la misma recordó al periodista: "No olvides el recado de don Tomás Romajaro: Mañana,

martes, a la una de la tarde." Cuando ayer, a las diez de la mañanaj el mismo periodista recibió una

llamada del secretario particular de las Cortes, citándole para la una menos cuarto de la tarde, le recordó

al señor Bastián los avisos anteriores y preguntó de qué se trataba. La respuesta no fue nada aclaratoria:

"Vente y te enterarás."

. .

Sin embargo—dice en un despacho la agencia Logos^-, algo había trascendido en altos órganos del

Estado: Concretamente, en medios de comunicación del Estado sé había advertido hace una semana que

en torno a estas fechas podría producirse una noticia que cambiaría el panorama político. La mayoría de

los conocedores de ese aviso lo interpretaban como una posible renuncia temporal del presidente Suárez

para concurrir a las urnas sin necesidad de los ataques que está recibiendo de la izquierda de utilizar su-

plataforma de poder para ir con ventaja a las elecciones.

Por su parte( el cronista político de Logos, señor López de Pablo escribe: "Es evidente que la dimisión,

pese a estar cantada .hace tiempo, no se produce sin más consecuencias. En primer lugar, hace tiempo que

el propio señor Fernández-Miranda nos había comentado a los periodistas que hacemos información en

las Cortes, después de aprobarse la ley para la Reforma Política,, que el nombramiento de presidente de

las Cortes no quedaba afeetado por aquélla, que él había sido nombrado para seis años. Ahora, en cambio,

dice que, celebradas las •elecciones, los preceptos de las Layes Fundamentales que aluden al

nombramiento del presidente da las Cortes orgánicas quedan expresamente derogadas. C r e e m 03 que

en la, práctica es así, pero no en el texto jurídico."

Pidieron la dimisión

A finales de la pasada semana, un grupo de partidos políticos cana r i o s publicó una nota en . la prensa,

que YA también reprodujoj en la que se pedía al Rey la dimisión del señor Fernández-Miranda. Según la

.versión que esta último dio ayer a los periodistas, la presentación de su dimisión al Rey se produjo el

lunes día 23 de mayo, varios días antes de la petición pública hecha por los citados partidos políticos.

El señor Fernández-Miranda, tan dueño siempre de sus nervios ayer, cuando comunicaba á los periodistas

acreditados en las Cortes la noticia de haber presentado su dimisión no era dueño de sus nervios, aunque

los contuvo.

 

< Volver