La respuesta del gobierno a la petición del procurador señor Villoria     
 
 ABC.    16/05/1975.  Página: 34. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

LA RESPUESTA DEL GOBIERNO A LA PETICIÓN DEL PROCURADOR SEÑOR VILLORÍA

Madrid. (De nuestra Redacción.) Por un error de ajuste, en la información sobre la respuesta del Gobierno

al ruego presentado por el señor Villoría, en orden a la petición de crear una entidad metropolitana en

Madrid, omitimos una parte de texto que explica la actualidad del tema y el comienzo de toda la

exposición planteada en la respuesta. Para un perfecto conocimiento de esta información, por parte de

nuestros lectores, recogemos a continuación el texto que quedó fuera de estas páginas y que debió figurar

por delante del que ofrecimos en nuestro número de ayer: El «Boletín Oficial de las Cortes Españolas» ha

publicado la contestación del Gobierno al ruego dirigido por el procurador don Enrique Villoría, en el

sentido de que se cree una entidad metropolitana que incluya a Madrid y a los Municipios situados en su

entorno. Como recordarán nuestros lectores, el ruego del señor Villoría, con su exposición y petición, fue

publicado en estas páginas de ABC y significó posteriormente una moción del señor Villoría —que es

concejal del Ayuntamiento de Madrid— ante el Pleno de la Corporación. En el salón de sesiones de la

Casa de la Villa hubo disparidad de criterios. De un lado, don Roberto Beyes se manifestaba en contra.

De otro, el propio alcalde, señor García-Lomas, hizo una defensa apasionada de la moción de don Enrique

Villoría que, finalmente, fue considerada por el Ayuntamiento Pleno. Independientemente de ello, el

Gobierno responde ahora, extensamente, al ruego del procurador señor Villoría. «La preocupación por el

porvenir y configuración de Madrid y su entorno de Influencia —comienza la respuesta— es ya antigua

en la Administración, en tanto en cuanto desde el principio de los años cuarenta pudo preverse la enorme

importancia que, desde todos los puntos de vista, cobraría la capital, tanto en asentamiento de población

como en cuanto centro de localización y de decisión pública.» Se hace después una historia del criterio

previsor de la Administración, desde la ley de la Jefatura del Estado —23 de diciembre de 1944— en la

que se aprobaron las bases para la organización de Madrid y sus alrededores. Se citan la Comisaría de

Urbanismo y la ley de Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (12 de mayo de 1956) por la que se crea

la Comisión de Planeamiento y Coordinación del Área Metropolitana. «Su ley reguladora —continúa la

respuesta del Gobierno— de 23 de diciembre de 1963, que fue precedida de estudios muy minuciosos

sobre la posible organización de la subregión, que desarrolló una comisión mixta de los Ministerios d_e la

Gobernación y Vivienda, se redactó en base a una serle de principios fundamentales de organización

administrativa entre los que cabe destacar los siguientes:

ATRIBUCIONES

• .Atribución a las entidades locales de la competencia específica que, en materia urbanística, les reconoce

la ley del Suelo citada.

• Atribución a la Comisión del Área, que se estructura como órgano decisorio, con representación de

los dos estamentos administrativos, central y local, de las competencias que la ley del Suelo establece

como propias de la Administración Central del Estado.

• Creación de un órgano específico, la Gerencia Municipal de Urbanismo, encargada de las funciones

que, en campo urbanístico, corresponden al Ayuntamiento de la capital, con determinadas

peculiaridades.»

Como recordarán nuestros lectores, el resto de esta información razonaba los motivos por el que no se

cree oportuna la petición del señor Villoría, aunque se contempla la posibilidad de perfeccionar la

Administración Local, fomentando la constitución de Mancomunidades.

 

< Volver