Cortes. Proyecto de ley de reforma del Reglamento. 
 91 procuradores han presentado 141 escritos de enmiendas     
 
 Informaciones.    10/08/1971.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

CORTES

Proyecto de ley de reforma del Reglamento

91 PROCURADORES HAN PRESENTADO 141 ESCRITOS DE ENMIENDAS

* Piden que se suprima la prohibición a las Cortes de emitir juicios políticos

* Que aumente la autonomía de la Cámara, eliminando la proliferación de «acuerdos con el Gobierno»

* Que desaparezca la «Comisión de estilo»

* Que se establezcan incompatibilidades de los cargos de subsecretario, director general y gobernador

civil

MADRID, 10. (LOGOS.)

Noventa y un procuradores, han presentado cienta cuarenta y un escritos de enmiendas al proyecto de

reforma del Reglamento de las Cortes. Dado que cada procurador presenta varias enmiendas, el número

de modificaciones que se propone llega a los dos millares, y se recocen en un voluminoso lomo de

cuatrocientas sesenta y una páginas impresas. El procurador que bate en record de enmiendas presentadas

es don Ezequiel Puig Maestro-Amado, representante del Colegio de Licenciadas y Doctores en Ciencias y

Letras, que presenta 131 propuestas de modificación ai articulado. Le sigue el procurador familiar por

Guipúzcoa, señor Escudero Rueda y el de Vizcaya, señor Fernández Cantos. Luego van ios familiares por

Madrid y Salamanca, señores Fanjul y Esperabé, que presentan 50 y 47 enmiendas, respectivamente.

Ambos formaron parte de la comisión de estudio de reforma del Reglamento que prepare un borrador de

la misma en el seno de las Cortes, por lo que la mayoría de sus enmiendas son las que figuraban en la

propuesta de aquella comisión, y que no han sido recogidas por el Gobierno. En el mismo sentido se

producen 1as enmiendas del señor Puig Maestro-Amado. Se observa un gran numero de enmiendas

sindicales y familiares, siendo escasas las presentadas por procuradores de los restantes grupos de la

Cámara. Todas las mujeres procuradores —excepto doña Pilar Careaga— presentan en miendas. De los

miembros de la comisión especial que ha lie deliberar sobre la reforma del Reglamento, sólo siete

presentan enmiendas

ENMIENDA A LA TOTALIDAD

Dada la heterogeneidad de las propuestas, muchas de ellas relativas al detalle, aun que no por ello dejan

de ser importantes, mos a continuación aquellas que nos han parecido más significativas en cuanto

suponen una réplica al proyecto del Gobierno, calificado por el único enmendante a la totalidad, señor

Navarro Velasco —que también presenta 47 enmien das al articulado— (ver IN FORMACIONES de

ayer). Sin perjuicio de ampliar la información en posteriores despachos, comenzamos hoy por resumir las

propuesta» más coincidentes de los señores Aranegui y Coll, Fanjul y Puig Maestro-Amado.

CRITICAS AL GOBIERNO

Los dos primeros coinciden en la eliminación de los articulos que reproducen disposiciones de la ley

Orgánica del Estado en cuanto a las funciones de las Cortes, especialmente en lo que se refiere a la

entronización del sucesor. Piden también la supresión del precepto que prohl be a las Cortes emitir juicios

de carácter político, y estiman que cuando el proyecto dice que esa función crítica corresponde

«exclusivamente al Jefe del Estado, de acuerdo con el Consejo del Reino, a tenor del artículo 15 de la ley

Orgánica del Estado», este artículo —dice el señor Aranegul— no prohibe a las Cortes la función crítica,

si no que se limita a regular el cese del presidente del Gobierno Coinciden también ios dos procuradores

citados —señores Aranegui y Fanjul— en que «una vez tomado un acuerdo por una comisión a la que el

presidente naya encomendado el estudio de un proyecto de ley, no pueda este alegar incompetencia por

parte de dicha comisión ni alterar el dictamen de la misma».

INMUNIDAD PARLAMENTARIA

El señor Fanjul pide ampliar la inmunidad parlamentaria, siempre que el procurador actúe en el ejercicio

de sus funciones reglamentarias, no sólo al palacio de las Cortes, o donde éstas sean convocadas por su

presidente; que no se pueda iniciar ninguna acción jurisdiccional que pueda originar la privación de

libertad del procurador. Coinciden los tres procuradores a cuyas enmiendas nos referimos, en que no sea

necesario el «acuerdo del Gobierno» para que el presidente de las Cortes nombre a los integrantes de cada

comisión, o para convocar el Pleno, o para aceptar a trámite las interpelaciones orales. Si acaso, como

dice el señor Fanjul, que sea «oída la Comisión Permanente»; que las solicitudes de interpelación no

deban «contener el contenido completo de la misma», pues lo contrario—dice el señor Fanjul— es

convertir al procurador en un lector ante la tribuna de lo que ya conoce el Gobierno; que haya un turno de

rectificación tanto si la interpelación es ante el Pleno como ante la Comisión.

AUTONOMÍA DE LAS CORTES

El señor Fanjul, para aumentar la autonomía íunclo-nal de las Cortes, procura eliminar del articulado la

proliferaclón de la fórmula «de acuerdo con el Gobierno» Coinciden igualmente los tres procuradores en

eliminar el precepto que impide a los miembros de la mesa de las Cortes presentar enmiendas y actuar

como vocales en las comisiones y en los plenos; que la admisión a trámite de las proposiciones de ley por

la Comisión Permanente sólo sea a los efectos de ver si existe en ellas contrafuero o no es tema de la

competencia de las Cortes; que sean las comisiones legislativas correspondientes las que admitan o no a

trámite las mociones y las proposiciones, su necesidad de que se produzca el «acuerdo del Gobierno». El

señor Fanjul recorta las atribuciones actuales de los miembros de la Comisión Permanente en el sentido

de no reconocerles voz y voto en todas las comisiones. Varios procuradores coinciden en q u e

desaparezca la «Comisión de estilo». El señor Fanjul pide que se refundan las Comisiones de Hacienda y

Presupuestos, igual que están en todos los Parlamentos y para hacer mas fácil la palanca legislativa del

Ministerio de Hacienda —único Departamento para el que hay dos comisiones en las Cortes—,

sugerencia que, ademas, ha demostrado necesaria la discusión de la ley del Crédito Oficial y de la ley de

Educación. Se pide que todos los procuradores se roten en la tarea de informar los proyectos de ley; que

las enmiendas puedan referirse al proyecto en conjunto y no sólo a «las materias contenidas en el artículo

enmendado». Propone el señor Fanjul que se pue dan constituir agrupaciones de procuradores para la

defensa de las mismas enmiendas, que corresponderá a uno de los procuradores que las presenten,

designado por ellos V si no hay acuerdo, por el presidente de la Comisión.

(PRIMERA LECTURA» DE LOS PROYECTOS DE LEY

Recogiendo lo que en su día propusieron las Cortes, el señor Fanjul replantea «la primera lectura de los

proyectos ante el pleno», sugerencia que no aceptó el Gobierno. Propone que el proyecto sea informado

por una ponencia durante siete días. Después pasaría al Pleno, en el que se defenderían las enmiendas a la

totalidad, y respondería la ponencia en defensa del informe. Habría turno de rectificación de los

enmendantes y los ministros correspondientes podrían intervenir cuanto quisieran. Concluida la

deliberación, el Pleno votaría si decide devolver el proyecto al Gobierno, o reenviarlo a la comisión

correspondiente para tramitar las enmiendas al Articulado.

«COMISIÓN ABIERTA»

Sobre este primer conocimiento, o pronunciamiento dft la Cámara sobre la totalidad de los proyectos, el

señor Puig Maestro-Amado propone la creación de lo que llama «Comisión abierta» —que sería pública,

salvo que el Gobierno o los procuradores estimasen lo contrario^- y quo presidida por el presidente o

vicepresidente de las Cortes pertenecerían a la misma todos los procuradores y a la que podrían asistir los

miembros del Gobierno. La misión de esta «Comisión abierta» sería pronunciarse sobre las enmiendas a

la totalidad de ios proyectos. Tramitar los ruegos y preguntas orales u otros temas que le sometiera el

presidente de las Cortes. Habría también turno de rectificación y de defensa por parte de los ministros.

LEYES DE PRESUPUESTOS

Coinciden los procuradores en no reducir a cinco n quince o veinte minutos qua albora se emplean en la

defensa de las enmiendas; en votar éstas antes que el informe de la ponencia; en los turnos de

rectificación par* los defensores de enmiendas o interpelaciones ante el Pleno; en que las leyes de

presupuestos se limiten a determinar las cantidades de ingresos y gastos del ejercicio correspondiente; que

para la aprobación de los créditos extraordinarios y suplementarios sea preciso el acuerdo de la mayoría

de la comisión (señor Fanjul) o de la mayoría absoluta (señor Puig), salvo los que cubran necesidades de

leyes votadas en Cortes después de la aprobación de los presupuestos.

PUBLICIDAD

El señor Fanjul pide la supresión del artículo 100 del proyecto, que establece un procedimiento de

urgencia para los proyectos de ley que el presidente de las Cortes o el Gobierno lo determinen, previo

dictamen de la Comisión Permanente; que los textos de los ruegos y preguntas se publiquen en el primer

número del «Boletín de las Cortes» siguiente a la fecha de presentación de los mismos; que se haga

constar que la presencia de los periodistas en la.» comisiones es para publicar reseñas de las mismas; que

el «Boletín de las Cortes» es público y de venta y reproducción libre.

INCOMPATIBILIDADES

Dice el señor Puig que se establezcan las incompatibilidades de la representación en Cortes con los cargos

de subsecretario, director general o asimilado y gobernador civil; que los proyectos se remitan a las

Cortes, acompañados del expediente ordenado por la ley de Procedimiento Adminístrativo, y que los

ministros informen «regularmente» ante las comisiones de su competencia, o ía «Comisión abierta» antes

aludida, que el señor Puig propone, y no «si lo estiman oportuno», como dice el proyecto.

INFORMACIONES

10 de agosto de 1971

 

< Volver