Fuentes Quintana: El 76 por 100 de los españoles defraudan     
 
 Ya.    22/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Fuentes Quintana: El 76 por 100 de los españoles defraudan

El estudio sobre los mecanismos financieros españoles que aumentan la desigualdad, objeto de un trabajo

de próxima publicación de Fuentes Quintana

Entre sus conclusiones figura que el 48 por 100 de los españoles aprueba el fraude fiscal . Es urgente una

reforma fiscal qué corrija los graves desequilibrios sociales y económicos, pues la desigualdad es un

riesgo social permanente

"La distribución de la renta personal española es claramente desigual. En 1974, mientras el 12,24 de los

hogares españoles percibía el 2,44 por 100 de la renta nacional, el 1,29 por 100 de los hogares disfrutaban

del 20 por 100 de la renta nacional. Por otra parte, el número de hogares con renta inferior al 50 por 100

de la media nacional se situaba en el 31,3 por 100. De los 9.158.205 hogares españoles, la mitad —el 43,4

por 100—no sobrepasaban las 240.000 pesetas anuales, mientras un 0,38 por 100—los 34.986 hogares del

tramo de rentas privilegiadas, superiores a los cinco millonee dé pesetas—se llevaban el 13,12 por 100 de

la renta nacional," En estos términos resume el vicepresidente del Gobierno para Asuntos Económicos,

don Enrique Fuentes Quintana, la desigualdad económica existente en la sociedad española, en un trabajo

que próximamente aparecerá en la revista de la Asociación de Estudios Empresariales, y cuyo contenido

ha podido obtener YA en exclusiva.

En el citado trabajo, escrito por el señor Fuentes Quintana antes de su nombramiento como ministro, y en

donde en puede encontrar el espíritu que le anima a la hora de enfrentarse con los problemas económicos

del país, manifiesta, entre otras cosas, que "una sociedad desigual nunca será una sociedad integrada y

solidaria, y, por tanto, su estabilidad constituirá un riesgo permanente y amenazador de su convivencia".

Para combatir la desigualdad, el señor Fuentes Quintana señala más adelante que "la. política fiscal como

instrumento clave de redistribución no debe interpretarse, sin embargo, como la atribución , exclusiva de

esta responsabilidad a los programas de ingresos y gasto público". Indica a continuación que existen otros

medios de redistribución, como son "la eliminación de los monopolios y la restauración de la

competencia, que no sólo .contribuyen a una mejor administración de los recursos económicos, sino que

desempeñan asimismo un papel destacado al servicio de la equidad; la regulación de la propiedad y el

derecho sucesorio constituyen otro campo estratégico para, comprender y explicar las desigualdades

actuales y, por tanto, su alteración lo sería para variar la desigual; distribución heredada".

que se cumpla el aforismo de que "él fraude, engendra fraude"; y así.´en una encuesta realizada hace

tiempo y que comenta en su trabajo, se constata que un 48 por 100 de. la población encuestada no

reprocha en absoluto la conducta defraudadora. En otra encuesta que analiza, realizada con las respuestas

de loa delegados de Hacienda, don Enrique Puentes considera que sus. resultados son de gran interés, y

que podrían resumirse en tres conclusiones fundamentales. La primera es la de que los delegados de

Hacienda estiman que el 76 por 100 de los contribuyentes españoles incumplen sus obligaciones fiscales.

La segunda, que los impuestos se reparten injustamente y que tes mayores oportunidades de evasión fiscal

se encuentran en ciudades como Madrid y Barcelona. Y la tercera, que el conocimiento de lae leyes

permite pagar menos impuestos.

Por último, en sus conclusiones, don Enrique Fuentes Quintana estima que el problema de la desigualdad

de la distribución económica tenderá a acentuarse próximamente en amplias capas sociales, por cuanto

considera que "las desigualdades de renta y de riqueza son sentidas mucho más acre y profundamente

cuando el desarrollo económico disminuya su intensidad, y más aún si ese desarrollo se detiene".

CARGAS TRIBUTARIAS POCO EQUITATIVAS

Por ello apunta: "No es de extrañar que en. estas condiciones aumenten las situaciones de conflicto

económico y fiscal en una sociedad en la que existen márgenes de desigualdad «preciables .y una

distribución de la carga tributarla poco equitativa."

Entré las posibles soluciones que aporta para contrarrestar el problema sugiere don Enrique Fuentes

Quintana "un presupuesto completo de las actividades del sector público, un presupuesto de gastos

fiscales que diga a los españoles cómo se reparten, entre qué sectores, entre qué personas, los múltiples

alicientes fiscales que hoy na acumulado nuestra Hacienda Pública, siendo necesario una. profunda

reforma de la imposición, aunque no basta con reformar,, sino que es preciso, cómo parte de esa reforma,

informar. Porque sin información no hay teforma".

En basé a esta necesidad de la información, el ministro de Economía manifestó., al final de su trabajo, la

importancia que tiene para que nuestra sociedad sea más clara y más diáfana el que se divulgue cuál es el

reparto de las cargas tributarias, cuáles son las relaciones de contribuyentes y cuál es el contenido de los

presupuestos del sector público y del presupuesto de los gastos fiscales. En la esperanza de que todas esas

actuaciones no son imposibles y, sobre todo, son indispensables, Fuentes Quintana termina diciendo que

para que esa labor trascendente de la reforma tributaria gane credibilidad pública y respetabilidad social

es necesaria la claridad informativa.

 

< Volver