Autor: Macave, José Luis. 
   La sociedad española no mide en profundidad la crisis económica que atravesamos  :   
 Requiere un tratamiento por encima de las opciones de partido, afirma también don Rafel Ruiz Escolar. O el equipo Suárez saca a España de la crisis o nos sacarán a empellones nuestros acreedores. 
 Ya.    19/07/1977.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

La sociedad española no mide en profundidad la crisis económico que atravesamos

Requiere un tratamiento por encima de las opciones de partido, afirma también don Rafael Ruiz Escolar

"O el equipo Suárez saca España de la crisis o nos sacarán a empellones nuestros acreedores"

Don Rafael Pérez Escolar es uno de los máximos expertos españoles en el ámbito financiero y

empresarial. Durante largos años ha simultaneado su trabajo en el área de la Banca con los estudios de

desarrollo industrial. Hemos acudido a él para que. nos hable de la actual situación económica y política

española.

—Señor Pérez Escolar, ¿qué opina de. las medidas económicas anunciadas por el Gobierno?

—Me preocupa algún punto concreto de la declaración gubernamental. Así, la investígacion de las

cuentas bancarias, medida sumamente delicada en cua1quier tiempo, pero sobre todo en este momento en

que se quiere fomentar el ahorro. También la devaluación de la peseta no sé si se producé en tiempo

oportuno, puesto que en la época estival los turistas,con las reservas ya- techas con anterioridad, se van a

ver primados injustificadamente. Además, la devaluación nunca debe hacerse de manera aislada, sino

dentro de un conjunto-de medidas reguladoras del mercado exterior.

—¿Cree que el país tiene conciencia de la importancia de la crisis?

—No, de ninguna manera. La sociedad española parece que no mide en toda su profundidad la crisis que

atravesamos. Ha faltado un, conocimiento riguroso de la situación, a veces por una información harto

deficiente y otras porque a algunos les parece más cómodo no querer saber demasiado de lo que

verdaderamente ocurre.

—¿Por dónde habrá de comenzar el nuevo equipo?

—La crisis económica de España, aparte las influencias de la crisis mundial, es consecuencia de un

modelo de crecimiento "sui greneris". No respondía a las peculiaridades y exigencias de muestra realidad,

sino a especiales requerimientos del régimen político anterior. Una madeja que ahora debemos desatar. Al

actual equipo (e corresponde subrogarse en responsabilidades que no le son imputables y pensar en

términos de futuro sin haber elegido el punto de partida.

COLABORACION DE LA OPOSICIÓN

—¿Ha de colaborar la oposición?

—Sí, porqué la urgencia y seriedad de nuestros males requiere un planteamiento por encima de las

opciones de partido, por encima incluso de los plácidos enfoques de sumar virtudes y despejar defectos.

—¿Llegaremos a tiempo?

—O este equipo saca a España de la crisis económica o nos sacarán a empellones nuestro acreedores, sin

guardarnos respeto, a pesar de las alabanzas que tributan a la llegada de España a la democracia.

-¿ Qué objetivos son los más urgentes?

—La recuperación de la confianza y la devolución al mercado de su auténtico significado. La inversión

debe recuperar su ritmo adecuado. El mecanismo de precios ha de reflejar el origen real de los

desequilibrios. Hay que superar las tensiones inflacionistas,. abordar la paulatina eliminación del

paternalismo económico y eliminar la red de interferencias institucionales que bloquean el sistema y

reducen los niveles de competencia.

EL ERROR DE ALIANZA POPULAR

El señor Pérez Escolar fue vicepresidente del grupo Reforma Democrática, incorporado el pasado verano

a la formación de Alianza Popular. Le preguntamos si hubo o no fracaso de Alianza. Popular en las

elecciones de junio pasado.

—Hubo un error básico de planteamiento en la campaña enteramente ajeno a los que integrábamos el

llamado "grupo de París". Lo lógico hubiera sido partir de un pacto más o menos explícito: los

antifranquistas respetaríamos el .pasado, los franquistas mirarían sobre todo al futuro. Pero esto, por

desgracia, no es lo que ha sucedido, Una campaña basada en la invocación constante del pasado

franquista equivale a no entender que el recuerdo de una larga dictadura no es compatible con un sistema

político apoyado en la Monarquía democrática. He dicho varias veces que si alguien en Alemania oyese

gritar en un mitin "¡Viva Bismarck!", pensaría que quien lo profiere está loco. Lo mismo pasaría a

cualquier extraño al llegar aquí y oír los gritos de "iViva Franco!". Hemos de ser profundamente

respetuosos con el pasado, pero no intentar resucitarlo, ni mezclar los esquemas dictatoriales con el

nacimiento de una verdadera democracia: sería la cuadratura del circuló.

—¿Le achaca, el error a Fraga?

—Muchos en España parecen complacerse en contar sólo cualquier error más o menos atribuidle a

Manuel Fraga. Pero cuando su actuación sea estudiada con equilibrio y serenidad histórica se le

reconocerán varios méritos, indudables. El sostuvo la idea de la reforma, política en el ambiento

enrarecido del Gobierno Arias, arrebatándole, a la oposición las posibilidades de empujar a España hacia

un nuevo abril de 1931. Y luego consiguió algo también de gran importancia: dar un cauce positivo a

fuerzas sociales dispersas procedentes del franquismo, llevándolas a la aprobación en Cortes de la ley

para la Reforma Política.

—¿Cuál va a ser el futuro de Alianza Popular?

—Alianza Popular fue sobre todo una coalición electoral, y lo procedente sería que sus componentes

busquen acomodo político después de las elecciones conforme a su personal manera de entender las

cosas. Para mí, la unión de las fuerzas políticas afines ha de imponerse por encima de personalismos a

veces ridículos y rivalidades aldeanas. El marxismo—en sus vertientes comunista y socialista— se

presenta en España como el gran enemigo de. una sociedad libre. Fácil es comprender entonces que la

dispersión de las fuerzas políticas no marxistas es suicida. Pero también creo que nos será más fácil a

algunos desplegar nuestro esfuerzo en pro de la unión fuera de Alianza, si es. que subsiste; como partido,

lo que yo no aconsejaría nunca. Una unión que habrá de abarcar desde toda la derecha democrática, sin

que vuelva a proyectarse la sombra del pasado, para bien o para mal, hasta, los grupos que,´ situados a la

izquierda del centro, no participen de la ideología colectivista.

José Luis MACAVE

 

< Volver