Autor: Colchero Sainz, José Virgilio. 
 Según sectores financieros helvéticos. 
 Trescientos mil millones de pesetas han salido de España desde la muerte de Franco  :   
 Desde principios de año la evasión ha superado los setenta mil millones de pesetas. Las sociedades financieras suizas han cobrado buenos intereses por el traslado de fondos. 
 Ya.    20/07/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 9. 

Según sectores financieros helvéticos

TRESCIENTOS MIL MILLONES DE PESETAS HAN SALIDO DE ESPAÑA DESDE LA MUERTE

DE FRANCO

Desde principios de año la evasión ha superado los setenta mil millones de pesetas

Las sociedades financieras suizas han cobrado buenos intereses por el traslado de fondos

ZURICH (Del enviado especial de YA y Logos, José V. Colchero.)

Una semana después de la devaluación se hace patente en Suiza un frenazo en la fuga de capitales de

España, que desde mediados de invierno había alcanzado un volumen comparable al de los meses de

pánico que vivieron sectores capitalistas españoles tras la muerte de Franco. Como un grifo al que se le

cierra la llave de paso, el caudal de pesetas que Mega a Suiza es ahora nada más que un goteo, en

comparación con el torrente de hace solo diez días.

Desde principios de año han huido a Suiza unos setenta mil millones de pesetas, es decir, mil millones de

dólares. Recodo esta cifra, que es un cálculo por lo bajo, ya que me la hacen en sectores bancarios

helvéticos, en los que no tienen interés en exagerar, sino más bien en quitar importancia al asunto. La

estimo una cifra real, "cotejada" en conversaciones con diversos informadoras. Por supuesto, la Banca

oficial suiza no facilita datos al respecto, pues dice que no los tiene y, efectivamente, es probable que no

conozca—porque en realidad no quiere conocer—el volumen del dinero fugitivo de las economías

extranjeras que aquí se negocia. Hay muchas sociedades financieras helvéticas que trabajan delinquiendo

en los paises de los que atraen el dinero. Las autoridades de Berna y de los cantones hacen la vista gorda

porque el bienestar de Suiza está cimentado en buena parte en el negocio qué supone para este pequeño

país ser la "caja fuerte" de grandes fortunas foráneas.

LA SANGRIA DE LA PESETA

En los dos últimos años, la sangría de dinero salido ilegálmente de España ha sido "per cápita" superior á

la de ningún otro país del mundo, incluidos Francia, Argentina e Italia,, que en la primera parte de ésta

década estaban bastante por delante de nosotros. El país que nos ha, venido pisando los talones

últimamente en la fuga de capitales a Suiza ha sido Suecia (las causas son, por lo visto, la fuerte presión

fiscal y una probable devaluación de la corona);

¿Qué dinero ha salido de España desde la muerte de Franco?

Alrededor de trescientos mil millones de pesetas, según estimamos de cifras recogida* en diversos sec-

tores financieros helvéticos. En esta cantidad está incluida la "hemorragia" de pesetas de los últimos

meses. Casi todo ese dinero ha venido a Suiza, aunque practican mente en su totalidad se ha invertido en

terceros países (en empréstitos emítidos por consorcios bancarios en francos suizos, marcos alemanes y

dólares).

El contravalor del dinero fugado de España en los dos últimos años ronda los cuatro mil millones de

dólares, es decir, una tercera parte del total de nuestra deuda exterior.

Nuestro problema de balanza de pagos—el más grave que tiene actualmente la economía española—sería

muy distinto si el dinero de los ricos incrédulos—de quienes esperaban que después de Franco viniese el

diluvio—se hubiera quedado en casa. Más nociva que la subida del precio del petróleo y que las huelgas

ha sido para el deterioro de nuestras reservas de divisas la fuga de capitales. El, "NEGOCIO" DE LA

EVASIÓN

Muchas "sócietés financiéres" suizas que han ayudado a traer ilegalmente el dinero de España (por

múltiples "procedimientos, desde el simple de pasar maletas cargadas de billetes por la frontera hasta el

más eficaz de simular precios más altos y más bajos en exportaciones e importaciones y pagar las

diferencias en cuentas secretas de bancos helvéticos) pueden estar ahora orgullosas del servicio prestado a

sus clientes, que con la devaluación han hecho "el negocio del siglo".

La friolera de 75.000 millones de pesetas han ganado quienes evadieron sus "ahorros" desde que empezó

la agonía de Franco hasta que el martes pasado, se varió la cotización de la peseta. Han tenido el dinero a

buen recaudo, sin correr él riesgo de la por ellos temida—y esperada—bancarrota nacional. Han cobrado

buenos intereses (libres de impuestos) en francos suizos, dólares o marcos: entre el 7 y. el 10 por 100, a lo

que hay que sumar el porcentaje—el 24,7—de la devaluación de la peseta. Me hace un banquero suizo la

observación de que muchos capitalistas españoles han compensado con el dinero invertido en el

extranjero—eufemismo´ por dinero fugado—sus fuertes pérdidas en la Bolsa española.

 

< Volver