Menos del 30 por 100 en el primer año sería un éxito. 
 Fuentes Quintana: La inflación no se dominará a corto plazo     
 
 Diario 16.    29/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

DIARIO 16

Menos del 30 por 100 en el primer año serta un éxito

Fuentes Quintana: La inflación no se dominará a corto plazo

MADRID, 29 (D16).—Enrique Fuentes Quintana no espera que a corto plazo pueda dbmarse la inflación,

contentándose con que en el primer año de aplicación del programa económico se cierre con una inflación

inferior al 30 por 100, según manifestó en el transcurso de una reunión con la Agrupación de Periodistas

de información Económica.

El vicepresidente segundo del Gobierno para Asuntos Económicos destacó que el eje del plan económico

es la reforma fiscal y que se llevará a cabo ya que el país es consciente de su necesidad,

Una vez que el ministro de Hacienda comparezca ante las Cortes el próximo martes o miércoles para

presentar las medidas económicas, el vicepresidente Fuentes Quintana se dirigirá al país para explicar al

detalle las mismas. Su intervención puede hacerse directamente en Televisión o mediante la convocatoria

de una rueda de prensa a la que asistirían todos los ministros económicos para que "cada pato aguante su

vela".

De esta forma el vicepresidente económico pretende dar la debida solemnidad a la presentación de las

medidas económicas paliando así los inconvenientes que se produjeron por la primera información de las

mismas a la que no acudió ninguna personalidad del Gobierno. La falta de precisión en este momento fue

justificada por Fuentes por la decisión del Gobierno de que fueran las Cortes quienes primero recibieran

dicha información.

Preguntado sobre la conveniencia de que se hubiera devaluado la pesetas más tarde, Fuentes dijo que a él

también le hubiera gustado cambiar el orden de las medidas, pero que la presión exterior ante una peseta

claramente supervalorada era irresistible y -cada día se perdían 100 millones de dólares en mantener una

cotización artificial. Por otra parte, la peseta ya estaba descontada incluso en lo que al turismo se refiere,

por lo que no se hubiera adelantado nada con el retraso de tal decisión. "Yo no tengo la culpa —añadió—

de que la economía española no pudiera aguantar más y de haber recibido el Gobierno de la economía de

manos de Carriles en lugar de recibirla de Cabello.

Añadió que la devaluación hará imposible impedir que suban los precios importados, ya que uno de los

objetivos fundamentales de la misma es precisamente la repercusión realista de los precios

internacionales. Es inadmisible —añadió— que después de la fuerte subida del café los españoles

sigamos consumiendo la misma cantidad´ de este producto. Sólo en este capítulo nos gastamos 600

millones de dólares.

Inflación indomable

No podemos esperar a corto plazo —dijo— domar la inflación. Consideraríamos un buen resultado que

terminara el año con un incremento del coste de la vida inferior al 30 por 100. Fuen tes insistió en la

gravedad de este problema, que pone en cuestión la pervivencia del puesto que trabajo y de la empresa. El

Gobierno pretende tomar medidas efectivas contra el paro de acción rápida e "in situ", sin recurrir a los

acostumbrados procedimientos inflacionistas.

Fuentes defendió el decreto de Comercio sobre control de precios, y dijo que estaba destinado a evitar

subidas injustificadas con la coartada de la devaluación.

No fue optimista Fuentes respecto al problema del paro, "muy difícil de reducir". En cambio, estima el

vicepresidente que la balanza de pagos mejorará sensiblemente. España reducirá su endeudamiento

exterior en la medida en que se lo permita nuestra reserva de divisas. Habrá que mantener el equivalente a

seis meses de importaciones.

La reforma fiscal es el corazón

Calificó a la reforma fiscal del corazón de las medidas tomadas, y dijo que es éste un tema imbatible, ya

que todo el país tiene conciencia de su necesidad. Pero no puede esperarse —añadió— que la reforma sea

la "purga, de Benito".

Señaló que se irán reduciendo progresivamente las exenciones fiscales, pero que no se puede quitar todo a

la vez y decir a las empresas que se agarren a la brocha que les vamos a. quitar la escalera. Fuentes hizo

públicas sus esperanzas de una importante recaudación, sobre todo gracias a la moratoria, a la

implantación del delito y al levantamiento del secreto bancario.

Reconoció que algunos grupos, y muy concretamente los bancos, habían recibido esta última novedad con

preocupación, aunque el vicepresidente hizo notar que no dudaba de su colaboración- El Estado, en todas

partes, tiene derecho a vigilar el cumplimiento de sus leyes, y los bancos no pueden seguir siendo un

burladero. Recordó que la posibilidad de inspeccionar las cuentas bancarias fue establecida durante la II

República y prohibida por Larraz en 1940. "Hemos vuelto a la normalidad —añadió—. Negó Fuentes que

se hubiera producido confabulación alguna de grupos depresión para chantajear económicamente al

Gobierno, así como que se hubieran producidor roces infernos dentro del Gobierno.

Resaltó el vicepresidente el consenso obtenido por su programa económico por parte de los economistas

españoles y de las instituciones extranjeras. "La ventaja de la economía española es que es muy fácil

detectar su sintomatología. Ocurre como con la medicina infantil. Los síntomas son explosivos."

 

< Volver