Pequeña y mediana empresa     
 
 Ya.    30/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

30.VII.77

EDITORIAL PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA

Es aceptado generalmente el popel trascendental que desempeñan las pequeñas y medianas empresas en

el desarrollo económico de las economías occidentales, independientemente del grado de desarrollo

alcanzado. Ahí está, para ratificar esta afirmación, el ejemplo de la Comunidad Económica Europea,

donde la pequeña y" mediana empresa ha adquirido una creciente importancia y se le ha dado el apoyo

económico y financiero en consonancia con el papel asignado a la misma.

NUESTRO país es una excepción. Se ha afirmado, y en el III Plan de Desarrollo de una forma rotunda,

que la pequeña y mediana.empresa puede jugar un papel relevante en nuestro desarrollo, sobre todo si se

logra una auténtica especializaron de este tipo de empresa. A pesar de éste y otros reconocimientos, lo

cierto es que a la pequeña y mediana empresa española no se le ha concedido la atención que merecía e

incluso ha sido la gran marginada de nuestra política económica.

Es verdad que en la declaración programática del Gobierno se matiza que es objetivo esencial de su

política ayudar a lo pequeña y mediana empresa a resolver sus problemas en las actuales circunstancias.

Incluso más, se concreta que fa* actuaciones de la política económica en este campo se canalizarán a

través del Instituto creado a este efecto y en esta nueva línea el Gobierno ha anunciado la dedicación

exclusiva de una nueva institución crediticia, orientada a atender a sus problemas de financiación.

ESPERAMOS y deseamos que no sea, una vez más, uno mera declaración de intenciones. Hace poco

tiempo insistíamos en un comentario en la urgencia de poner en marcha e! Instituto de la Pequeña y

Mediana Empresa al que, al menos en el "Boletín Oficial del Estado", se le concedían unas funciones en

nuestra opinión trascendentales.. Ahora urgimos la creación de la institución crediticia a la que hace

referencia la declaración programática del Gobierno. Y ello porqué nos preocupa que .una política

monetaria restrictiva motive un caótico desamparo financiero a la pequeña y mediana empresa, que se

vería totalmente estrangulada con la consiguiente disminución de puestos de trabajo.

 

< Volver