Autor: Camarero, Julio. 
 El Exterior de España. 
 Compra el Century  :   
 Un banco de Nueva York. 
 Pueblo.    30/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EL EXTERIOR DE ESPAÑA COMPRA EL CENTURY UN BANCO DE NUEVA YORK

NUEVA "YORK. (Crónica de nuestro enviado especial, Julio CAMARERO.)

España, concretamente el Banco Exterior, acaba de comprar un banco norteamericano: el Century

National Bank and Trust Company. El precio ha sido de casi setecientos millones de pesetas, de los,que

ya se ha efectuado, el depósito en metálico del 10 por 100.

Esto recuerda la vieja regla´ periodística: que un perro muerda a un niño, no es noticia.. La noticia es que

un niño muerda a un perro. Lo mismo podríamos decir, con respecto a esa transacción: que Norteamérica

compre un banco a España no sería noticia. Lo sorprendente es que España compre un banco a

Norteamérica. La verdad es que produce estrañeza. Y hasta cierto recelo.

—Nuestro banco*—me explica Carlos, Lloreda— está especializado en comercio internacional, y como

tal, necesita tener sucursales por todo el mundo. Hasta ahora teníamos por toda Europa, , en

Centroamérica y Sudamérica. Pero, en Estados Unidos, que es la capital mundial de los negocios, el

Banco Exterior sólo disponía .de una oficina a .efectos de representación, Hace tres o cuatro meses,

consideramos la, idea de que sería interesante abrir una agencia o, mejor aún, incorporar un banco de

aquí.

Se anunció entonces la venta del Century, que salía a subasta. Las acciones eran del argentino Juan

Graiver, que tanto dio que hablar, meses pasados, al ir a la quiebra, y que hoy se encuentra detenido en su

país acusado de haber financiado; con fondos de la organización «Montoneros» otro banco, que respaldó,

a su vez, con. la garantía del Century,

A causa de aquella quiebra, la Federal Deposit Insurance Corporation ha sacado ahora el Century a su-

basta. Y, ésta ha sido, a lo qué parece, un tanto misteriosa.

—En efecto —comenta Llorada—, no hemos podido conocer las interioridades del banco. Y los escasos

pormenores que nos dieron fue bajo «top secret», con el compromiso de no decírselo a nadie. Ni siquiera

consultarlo. Nos hicieron jurar y rejurar que no podíamos divulgar absolutamente nada. Y que no se debía

de enterar nadie más que los que íbamos a la subasta.

Había, por lo visto, catorce candidatos. Pero dispuestos a licitar, con cien mil dólares en la maná, como

exigía la DIC sólo aparecieron, finalmente, cinco.

—No sabemos, tampoco, quiénes eran los otros. Como le digo, todo esto ha estado rodeado de un

extraño misterio. Allí nadie sabía nada sobre los demás. La licitación se hizo por rounds. Se

empezó por un mínimo de seis millones. No se sabía tampoco lo que el vecino había licitado. Y

luego había que subir de cincuenta , mil en cincuenta mil dólares. Al llegar a los 8.100.000 dólares, uno

de los presentes, que se supo luego operaba en nombre del First Curacao International Bank, de las

Antillas Holandesas, se acercó a James T. Garrity, abogado del Banco Exterior, y a Carlos. Lloreda, y.

les dio un fenomenal habano a cada uno, al tiempo que les estrechaba la mano.

—Comprendimos entonces que habíamos triunfado —prosigue Lloreda—, porque era el último que

quedaba con nosotros, después de las sucesivas pujas. Por ahora, el Céntury no será cambiado de

nombre. Está en la calle 37 y Broadway, en una zona muy popular, de grandes comercios. Lo que se

conoce como «germent distrit», o distrito del vestido. El Century lleva catorce años funcionando allí. El

deseo del Banco Exterior es mantener ´su ritmo de negocio doméstico y añadirle un departamento de

extranjero, a través del que se efectuarán las operaciones con España.

PUEBLO 30 de julio de 1977

 

< Volver