Clausurada la Asamblea General de las Cajas de Ahorro. 
 Caminamos hacia una progresiva liberalización de los tipos de interés  :   
 En esta nueva etapa la economía española va a liberarse de muchos de los andamiajes que la sostienen, pero también la oprimen, dice también el subsecretario de Economía Financiera, señor Basanta de la Peña. 
 Ya.    01/07/1977.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

INFORMACIÓN ECONÓMICA

1-VII-77

Clausurada la Asamblea General de las Cajas de Ahorros

"Caminamos hacia una progresiva liberalización de los tipos de interés"

"En esta nueva etapa la economía española va a liberarse de muchos de los andamiajes que la sostienen,

pero también la oprimen", dice también el subsecretario de Economía Financiera,

señor Basanta de la Peña

"Creo que. en esta nueva etapa la economía española va a liberarse de muchos dé los andamiajes que la

sostienen, pero también la oprimen, y que iremos andando bacía una progresiva liberalización de los tipos

de interés y hacia una adecuada normativa para. el mercado financiero, más acorde con una situación de

hecho y que no trate artificiosamente cíe distorsionarlo", ha dicho don Jaime Basanta de la Peña,

subsecretario de Economía Financiera, al clausurar en nombre del ministro de Hacienda la XLV

Asamblea General de las Cajas de Ahorros, que dorante tres días ha venido celebrándose en Madrid.

Presidió el acto, con ´el subsecretario ,de Economía Financiera, e1 gobernador del Banco de España, señor

López de Letona; los subgobernadores, señores Latorre y Mora; el director general de Política Financiera,

señor Satrústegui; el presidente de la Confederación de las Cajas de Ahorros, señor Sancho Oronda; el

director general, señor Allué Escudero; el presidente de la Caja de Madrid, señor Ruiz de Velasco, y otras

personalidades.

E! señor Basanta, después de justificar "por inexcusables obligaciones de última hora." la ausencia del

Ministro de Hacienda, continuó diciendo: "A finales de junio de 1977, recientemente celebradas las

elecciones generales legislativas; nuestro país se enfrenta con un momento quizá, decisivo no sólo para,

su historia política, sino para su futuro económico también." Afirmó que todos hemos sido testigos de la

confluencia en e1 tiempo y el espacio de una crisis económica generalizada en e1 mundo occidental y de

una delicada situación de tránsito político que afectaba específicamente a nuestro país, y que superada la

misma se impone que acrecentemos nuestros esfuerzos con pleno sentido de la responsabilidad del

momento que vivimos,"

Sobre las Cajas de Ahorros manifestó: "Suponen hoy dentro del país una potencia de tal magnitud que

cualquier política de gobierno en el área económica debe hacerse contando con su ineludible presencia en

el mercado financiero. La cifra de sus depósitos, que rebasan ya la impresionante magnitud de los dos

billones de pesetas, y la tasa de crecimiento anual fijada últimamente en el 22,5 por 100, son exponentos

claros de una bien entendida agresividad comercial y un dinámico empuje de sus actividades. En este

mismo plano—concluyó—me gustaría (y permitidme la expresión de un sentimiento personal) que las

Cajas de Ahorros, tan vinculadas al ahorro popular, siguieran su tónica de .aumentar y perfeccionar sus

servicios ininterrumpidamente, en ayuda principalmente, del pequeño ahorrador y en benefició de sus

campos naturales dé actuación."

"La inflación, un peligro para el desarrollo político"

El presidente de la Confederación, señor Sancho Dronda, comenzó señalando que, a. su juicio, esta

reunión de las Cajas de Ahorros había tenido una característica especial su realismo. "Las Cajas no sólo

han estudiado sus propios problemas, sino qué han puesto un especial interés en atender asi mismo el

entorno que las condiciona."

Refiriéndose a las conclusiones que habían sido aprobadas, manifestó que las Cajas necesitan una mayor

libertad operatoria para ser útiles a las regiones y zonas en las que actúan, por lo que se extendió en las

consideraciones sobre la necesidad de qué se rebaje a las Cajas de Ahorros el actual porcentaje de

inversión obligatoria "De conseguirse esta vieja aspiración—dijo—las Cajas podrían volcar, como

desean, toda su ayuda crediticia sobre su clientela."

El señor Sancho Dronda señaló también cómo las Cajas de Ahorros, por vocación social, estaban

dispuestas a seguir financiando la constricción de viviendas sociales, aunque no ocultó que, dada la

normativa legal, la construcción de éstas por parte de promotores pudiera verse disminuida. Insistiendo en

manifestaciones que ya hizo en e1 momento de la apertura .de la Asamblea, expresó que el principal

peligro en estos momentos es el de la pasividad de las autoridades financieras frente al problema de la

inflación. .Afirmó e1 antagonismo existente entré inflación y ahorro, y recalcó cómo aquélla daña

principalmente las economías modestas. "La inflación—dijo—¡puede poner en peligro lio sólo el

desarrollo económico de nuestra nación, sino incluso el desarrollo político de la misma. Las Cajas, q u e

siempre llamaron la atención al Gobierno sobre este particular, se ven hoy en la necesidad de exigir al

mismo una acción inmediata y coherente."

Por último, al referirse al balance de la labor realizada durante e| año 1976 destacó la circunstancia de que

el crecimiento de la actividad crediticia de las Cajas había tenido un especial reflejo en los sectores

agrícola e industrial, y preferentemente en la ayuda-prestada a la pequeña y mediana empresa. Terminó

afirmando su gran confianza en el porvenir de unas instituciones que tan arraigadas estaban en el sentir de

la gran mayoría de los españoles, destacando cómo más de 32 millones de españoles eran clientes de estas

Cajas, y cómo la acción crediticia de las mismas redundaba en´beneficio de la comunidad española."

LAS CAJAS, SUFREN UNA INJUSTA DISCRIMINACIÓN´´

El director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, señor Allué Escudero, se refirió en

su discurso a la situación actual de las Cajas, segunda fuerza en cuanto a recursos ajenos del sistema

crediticio privado y primera por lo que respecta al número de cuentas, y por consiguiente, a extensión

popular de clientela. Destacó que, logrando las Cajas en .sus recursos ajenos incrementos nominales

notables qué representan, incluso mejoras progresivas dé la cuota de mercado, sufre el ahorro—sin

embargo—actualmente los embates de la inflación, ante la que sale derrotado; por lo que reclamó en

nombre de los millones de ahorradores que acuden a las Cajas que se tomen las medidas oportunas para

frenar la inflación.

El señor Allué manifestó que sólo el 29 por 100 de los recursos de las Cajas no están afectados por

inversión obligatoria y que aun en ese 29 por 100 hay que incluir a la Tesorería. "El peso discriminatorio

injusto que, en.este orden de cosas, sobre las´Cajas recae —dijo—se concreta en que el 55 por 100 del"

crédito de circuitos privilegiados corresponde a las Cajas, pese a constituir sólo éstas la tercera parte del

sistema.

El director de la Confederación destacó que entre las exagencias de una modernización y

perfeccionamiento de su sistema financiero, con criterios estrictos dé bien común y las conclusiones que

las Cajas de Ahorros elevaban a. los poderes públicos, aun siendo contempladas desde un determinado

sector, el de las Cajas, no existe contradicción ninguna. "Si los expertos aconsejan la liberalización --

afirmó—, las Cajas no se oponen a ella, sino que la condicionan en el sentido de que sea global y gradual,

y que antes de liberar ios tipos de interés. pasivos .se tenga perfectamente planteada y en marcha la

operación de reducción drástica al menos de los circuitos privilegiados de financiación y coeficientes dé

inversión obligatoria."

El señor Allué manifestó que la liberalización también había de implicar la desaparición de cortapisas que

limitan la posibilidad operatoria de las Cajas, y en cuanto al tema de la vivienda recalcó que el 68,7 por

100 de la financiación del sector había recaído en los últimos años pasados sobre las Cajas de Ahorros,

que tenían invertidos al final del pasado año más de 500.000 millones de.pesetas en dicho sector.

Manifestó, asimismo que el propósito de las Cajas es seguir cooperando con el entusiasmo de siempre con

el sector de vivienda, pero que una forma más de cooperar era el ejercer una sana y documentada crítica,

y que ese sentido era e1 que temían las observaciones que se hacían al nuevo sistema de viviendas

sociales.

bargo, la carga social que soportan las Cajas de Ahorros es muy superior a, la. que cualquier otra entidad]

sometida a las normas del régimen tributario general, soportaría en idénticas circunstancias respecto á sus

excedentes y al origen de sus ingresos.

En consecuencia, las Cajas, de Ahorros reivindicarán , la aplicación actual del régimen tributario al que

tradicionalmente estuvieron acogidas a lo largo de toda su histeria, y hasta la ley del 16 de diciembre de

1940, al haber desaparecido actualmente las circunstancias excepcionales que justificaron su aplicación

en aquellos momentos.

FINANCIACIÓN DE LA VIVIENDA

En el período 1970-76, el 68,8 por 100 dé los créditos a largo plazo concedidos por las Cajas de Ahorros

han ido destinados al sector Vivienda, lo que revela la atención prestada por estas instituciones a esa

necesidad social.

a) Las Cajas solicitan que se revise la legislación vigente sobre vivienda social con el objeto de

atender a la promoción del suelo, agilizar la tramitación administrativa de las viviendas de protección

oficial y despertar el interés dte los constructores.

b) Para ampliar las fuentes se financiación, las Cajas solicitan que en la medida en que se reduzca el

coeficiente de inversión en valores se destiñen los fondos liberados a preparación del suelo ya

financiación de viviendas sociales, que se posibilite la movilización de activos y que- se establezcan

créditos de mediación, especialmente a través de convenios con el Banco de Crédito a la Construcción.

c) Resultaría conveniente atender a una planificación regional de la vivienda, procurando que los

recursos generados en cada región se inviertan en la mayor proporción posible en la misma zona.

d) Se reitera la conveniencia de establecer un mercado secundario de hipotecas de ámbito nacional

dotado de características eficaces para su actuación y con una gran amplitud.

e) Se insiste en que se conceda autorización a las Cajas para, descontar los efectos comerciales librados

por loe promotores de viviendas, representativos del pago aplazado de las financiadas por estas

instituciones.

f) Se manifiesta una especial preocupación por el acceso a la vivienda de los estratos sociales de menores

rentas, y en este sentido se propugna, que se aplaquen al máximo los beneficios previstas en la legislación

vigente sobre viviendas socales o se arbitren nuevos sistemas.

Conclusiones

Los puntos principales de las conclusiones adoptadas por la primera ponencia, "Las Cajas de Ahorros y el

Sistema financiero", y la tercera, "Financiación de la vivienda", que son las de carácter general, ya que las

otras afectan al régimen interior y a la operatoria de las Cajas, y que eran elevadas al Gobierno para su

conocimiento y en su caso, para la adopción por éste de las medidas oportunas, son las siguientes:

LAS CAJAS DE AHORROS Y EL SISTEMA FINANCIERO

Las Cajas de Ahorros consideran necesario que su sistema financiero alcance mayores niveles de libertad

respecto a las inversiones obligatorias, operaciones autorizadas a las distintas entidades crediticias y tipos

de interés aplicables en las operaciones activas y pasivas. Para ello sería necesario realizar una reforma

global del sistema financiero, porque medidas aisladas podrían .p r o vocar nuevas dispersiones. Esta

reforma debería ser gradual y equilibrada, y la primera actuación debería traducirse en la supresión o

reducción .sustancial de los circuitos privilegiados de crédito, que, en forma de coeficiente de inversión

obligatoria, pesan tan especialmente sobre las Cajas.

En segundo lugar, debería procurarse la adecuación de ios tipos de interés devengados, tanto por los

valores computables como por los préstamos de regulación especial a las tasas que se formarían en un

sistema en el que rigiesen los principios de competencia plena. Una actuación siguiente en el ámbito de la

reforma sería la liberalización de la estructura de los tipos de interés aplicables a las operaciones pasivas,

Dentro de la reforma, asimismo, debe considerarse la Inclusión de las Cajas de Ahorros en el mecanismo

de control de la liquidez, de forma que éstas puedan acceder a. los créditos que a corto plazo suministra el

Banco de España con fines de regulación monetaria. Esta inclusión debería realizarse permitiendo que las

Cajas se agruparan para aprovechar las economías que por su participación conjunta pudiera lograr.

Condición indispensable es la eliminación de las limitaciones actuales de las Cajas respecto al descuento

de efectos. sobre todo en el sector de la construcción de viviendas y en aquellos otros en que su

intervención crediticia sea elevada. También es indispensable´ la participación de las Cajas, en las mismas

condiciones qué la" banca privada, en la financiación de las operaciones de comercio exterior.

En las conclusiones, las Cajas de Ahorros dejan constancia expresa de que todos los excedentes que

obtienen se destinan sin excepción a financiar la obra benéfíco-social, y que todos los bienes financiados

a ´través de la obra son bienes colectivos típicos, y su selección y administración están sometidas a un

rígido control por parte de las autoridades financieras. Esta colaboración al interés público se extiende a

los menores ingresos que las inversiones obligatorias representan frente a los empleos de recursos en el

mercado libre. .Estas inversiones obligatorias suponen pérdidas de ingresos para las Cajas más de seis

veces superiores a las propias dotaciones a la. obra benéfico-social.

 

< Volver