Las cifras de la economía española     
 
 Diario 16.    12/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Las cifras de la economía española

PARÍS, 12 (Corresponsal Ett6). —Estimaciones provisionales indican que el consumo privado aumentó

en España en 1976 un 2,8 por 100, una tasa sensiblemente más elevada que él de los ingresos. Los índices

señalan un desplazamiento de la demanda, a favor de los bienes de consumo durables y las

matriculaciones de vehículos nueves superaron, en el cuarto trimestre de 1976, el 10 por 100 del nivel

alcanzado un año antes, mientras las ventas en las grandes tiendas aumentaron a un ritmo apenas superior,

al registrado, por el índice de los precios dé consumo.

El informe de la OCDE destaca, asimismo, que tras haber retrocedido en un 3 por 100 en 1975, las

inversiones en bienes y equipos aumentaron en 1976 en un 1,7 por 100, contribuyendo a esa tendencia

factores tales cuino el vigor de la demanda externa y la restauración de te competitividad de los

productos españoles, tras la devaluación de la peseta en febrero de 1976.

Las primeras, estimaciones en poder de la OCDE permiten advertir un retroceso de un 4 por 100 en 1976

en la construcción y que la actividad, fue particularmente débil en el sector de loa trabajos públicos y de

la construcción industrial. Sin embargo, muestra uña neta mejoría de los encargos en el año en dicho

sector.

En la construcción de viviendas, el número de inmuebles sociales en construcción retrocedió un 4 por 100

en 1976.

Aumentó la producción

El índice de la producción industrial total registró un incremento del 6,3 por 100 en 1976 —dice el

informe de la OCDE—, con un índice en la producción de las industrias manufactureras de un progreso

ligeramente inferior (6,1 por 100), pero con una aceleración sensible en la segunda parte del año.

Los mejores resultados obtenidos en este terreno fueron los de las industrias del calzado, química y

metalúrgica de base, pero no fue así en el sector textil, cuya producción disminuyó netamente. Mercado

del trabajo: Probable deterioro

A pesar de haber dificultades considerables en la evaluación de la situación en el mercado del trabajo, la

OCDE estima probable un deterioro en 1976. La población activa disminuyó ligeramente entre 1975 y

1976.

La baja de las tasas de actividad que considerablemente más fuerte para las mujeres que para los hombres

dé 1974.

La emigración prácticamente dejó de ejercer una influencia notable en el mercado laboral en España. El

número de emigrantes cayó á 12.000 en 1976, menos de un 0,1 por 100 de la población activa.

Si empleo agrícola continúa bajando y aumentó moderadamente el de los servicios. La caída importante

del empleó en la industria parece estar ligada a los esfuerzos de los jefes de empresas para racionalizar su

producción, en la medida en que tienen que enfrentarse a débiles aumentos de la demanda y a alzas del

coste salarial.

La OCDE señala que la desocupación aumentó fuertemente en 1976 y que pasó del 4,2 por 100 de la

población activa en 1975, al 5,1 por 100 en 1976. El paro es más elevado entre los jóvenes de hasta

veintinueve años.

 

< Volver