Alemania. 
 Reserva oficial     
 
 Ya.    13/07/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ALEMANIA

RESERVA OFICIAL

Consternación en los organismos económicos porque ahora será mucho más difícil exportar a España • El

ministro de Economía había dicho hace un par de meses: "A España hay que ayudarla ahora, que lo

necesita, como hacen los Estados Unidos, y no esperar a después de las elecciones, por si vienen tiempos

mejores"

BONN

(De nuestro corresponsal interino.)

La devaluación de la peseta ha sido acogida en Alemania con "reserva oficial". A la hora de escribir estas

líneas, ni las autoridades económicas ni los organismos relacionados con la vida comercial sé atrevían a

aventurar comentarios.

El pasado lunes, al cerrarse el mercado de divisas en .Madrid. corrió rápidamente el rumor de la

devaluación, si bien sorprendía que se tomara esta medida en plena temporada turística. Los bancos

alemanes, en cambio, se vieron obligados a atender a sus clientes y venderles; pesetas antes de emprender

viaje a España, lo hicieron en la forma más variada y pintoresca: los tipos de cambio oscilaron con un

tinte de piratería en algunas instituciones donde se pagaba por un marco 29 pesetas, pero se cobraban 34

por un marco. Tan sólo el Deutsche Bank redujo todos los cambios en un 10 por 100,

a las espera de las noticias oficiales.

Mientras tanto, la prensa, aún a la espera de la declaración del Gobierno español, recomendaba a sus

lectores que esperaran antes a comprar pesetas, pues, con toda seguridad, podrían hacerlo "con rebaja".

Tanto la radio, la prensa de gran público como el hombre de la calle se alegran de que, el sol español

valga ahora la cuarta parte menos y sueñan en sus próximas vacaciones.

NO REPERCUTIRÁ MUCHO EN EL TURISMO

La realidad es que Ja mayoría de los viajes de 1977 están ya pagados en "divisa fuerte" por adelantado.

En este país, donde la improvisación no cabe, los veraneantes reservan, pagando con varios meses de

antelación, sus hoteles, su desayuno, la orientación de su cuarto y, si pudieran, hasta la temperatura del

mar.

Donde reina el silencio, por no decir la consternación, es en los organismos económicos. Que la peseta

sería de valuada, era seguro; pero que lo fuera en tal porcentaje, ha helado a los comerciantes. No porque

sea excesiva, pues todos barajaban.

Del 20 al 30 por 100 como indice de "supervaloración" de nuestra moneda, pero "hoy es patente que será

mucho más difícil exportar a España".

A cualquier experto en economía le resulta meridiano que una devaluación de estas proporciones debe ir

acompañada de fuertes medidas estabilízadoras. Es decir, que la capacidad adquisitiva del español será

menor, que se intentará reducir el consumo, frenar la inflación y, lógicamente, las importaciones. De lo

contrario, el programa económico sería catastrófico.

El ministro de Economía, Friederichs. dijo hace un par de meses que sus conciudadanos cometían un gran

error; reducir sua inversiones en España. "A España hay que ayudarla ahora, que lo necesita, como hacen

los Ésta, dos Unidos, y no esperar a después de las elecciones, por si vienen tiempos mejores." La

consternación de ahora parece darle la razón: era mejor prevenir que hoy curar la penuria de divisas, que

cierra las puertas españolas a los productos extranjeros.

 

< Volver