Las centrales sindicales, recelosas ante el pacto     
 
 Ya.    13/07/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

13-VII-77

Las centrales sindicales, recelosas ante el pacto

La Comisión Ejecutiva de la Unión General de Trabajadores ha hecho público un comunicado en el que,

entre otras cosas, manifiesta que la declaración programática del Gobierno contiene aspectos positivos,

especialmente en los terrenos fiscal y de lucha contra el paro.

No obstante—agrega UGT—, en el aspecto negativo debe citarse el mantenimiento de medidas adoptadas

en 1976 y 1977 por el anterior Gobierno y la alusión a pasibles restricciones monetarias. El Gobierno—

agrega la Comisión Ejecutiva de UGT—debe ser consciente de que la normalización económica exige, dé

modo prioritario, alcanzar la plena libertad sindical. "La derogación de la ley Sindical, el establecimiento

de una nueva -normativa laboral de carácter democrático y la convocatoria urgente de elecciones a

comités de empresa, junto con la devolución de nuestro patrimonio, son argumentos previos para tal fin"

concluye UGT.

CC. OO.: Declaración de intenciones

El secretario general de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, ha manifestado que considera el

programa del Gobierno como una declaración de intenciones, sin ninguna concreción.

Respecto al silencio sobre la devaluación de la peseta, Camacho es de la opinión de que refleja una

política de estabilidad y austeridad camuflada,q ue daría lugar a una devaluación también camuflada, con

lo que nos encontraríamos—dijo—con unas primeras medidas económicas elaboradas sin contar con

nadie.

Para Camacho. el problema está en saber cómo se van a desarrollar las medidas anunciadas. "Se habla—

añadió—de garantizar y moderar los salarios modestos, pero nosotros lo que pedimos es que sean más

altos; lo que quizá habría que moderar son los más elevados. Respecto al paro, el Gobierno se pronuncia

en favor de una perfección en las prestaciones del subsidio de desempleo, itero nosotros lo que pedimos

es que este subsidio abarque al millón de parados que existe en al país."

La CNT no cree en las medidas económicos

La Confederación Nacional del Trabajo, a través de su secretario general, Juan Gómez Casas, ha

declarado que las medidas actuales han dado una libertad absoluta al capital, que, junto con 1a

organización empresarial, colocan en una situación inquietante al trabajador. "En las medidas —dijo

Gómez Casas—se habla de control de salarios, pero no de control de precios ni de la actuación de los

intermediarios, que son dos factores de inflación."

Tras hacer mención a la no modificación de la legislación laboral, el secretario general de la CNT

manifestó que esta central no cree en las medidas económicas, aunque piense que puedan estar bien

intencionadas, ya que lo que se propone la CNT es sustituir el actual sistema de producción por uno

socialista y autogestionario, única forma de superar lajs contradicciones actuales, dijo.

USO: Actitud de expectativa

La comisión ejecutiva de Unión (Sindical Obrera, en un comunicado afirma que la declararon provoca

una actitud de expectativa, a la espera de las medidas económicas que se vayan proponiendo y que la

Intención del Gobierno es susceptible de diversas interpretaciones.

"La USO—dice el comunicado— no va a colaborar en ningún plan de estabilización que intente cargar

sobre los trabajadores el peso de una política de saneamiento económico. Por el contrario, plantea la

necesidad urgente de luchar por el poder adquisitivo de los salarios; por una actuación de urgencia frente

al paro, mediante una política de inversiones públicas y orientación de la inversión privada hacia sectores

capaces de generar puestos de trabajo, y, finalmente, la exigencia de la inmediata participación de las

centrales, en la elaboración del índice del coste de la vida,"

"Si la política sindical del Gobierno—concluye USO—se limita a que las organizaciones repre-

sentativas de los trabajadores sean conscientes de la gravedad de la situación económica y no sugiere en

absoluto las salidas precisas para la definitiva normalización de la vida sindical, ello constituye una

política absolutamente inaceptable para USO."

Su: Preocupación por el paro

El Sindicato Unitario, a través de su secretario general, José Miguel Ibarrola. ha: coincidido en que hay

que esperar a los plazos marcados por el Gobierno para la concreción de sus intenciones.

De cualquier forma—manifestó ibarróla—, las principailes preocupaciones del SU en este momento 38

refieren a ciertas alusiones hechas en la declaración. "Cuando habla de sacrificio colectivo —ha dicho—,

mucho nos tememos que, al final, se refiera sólo a los trabajadores, como ha venido sucediendo

habitualmente." Dijo más adelante que siempre las tasas de´ aumentos de salarios han ido por debajo de

las de inflación. Una de las preocupaciones del SU se refiere al índice de paro, que, de seguir un día más

sin resolver—dijo—. puede adquirir caracteres muy graves. La devaluación, por otra parte, según el

Sindicato Unitario, afectaría, sobre todo a las economías más débiles.

Por lo que respecta al pacto social, el SU—dijo Ibarrola—no lo aceptará. "La mejor colaboración que

podemos aportar concluyó- es seguir luchando para lograr salarios mejores.

CSUT: Espera a que se concreten las medidas

Finalmente, la Confederación de Sundicatos Unitarios de Trabajadores no hará publicó ningún

comunicado hasta que no hayan concretado las medidas. A título individual, Daniel Cando, de su

comisión ejecutiva, manifestó que las medidas no son las adecuadlas para resolver los problemas

económicos, ya que perjudican al conjunto de la clase trabajadora.

Después de referirse al contenido amplio de la declaración, Cando manifestó" que la CSUT no colaborará

con el Gobierno en empeorar las condiciones económicas de los trabajadores. "Ño se trata—concluyó—

de .rechazar todo pactó. Pero éste no lo podemos aceptar mientras no se garantice a los trabajadores un

freno al índice del coste de la vida, uiia alternativa al, paro y un salario digno para todos,"

(Cifra.)

 

< Volver