Coloquios en Ya (III). 
 Coincidencia general: Hay que devaluar la peseta     
 
 Ya.    08/06/1977.  Página: 11-12. Páginas: 2. Párrafos: 23. 

8-VI-77 INFORMACIÓN NACIONAL Pág.11-ya

COLOQUIOS EN "YA" (III)

Coincidencia general:

HAY QUE DEVALUAR LA PESETA

"Si la economía española se sanea, no debe asustarnos seguir endeudándonos" (Amalio Graíño, FDC) •

"Es erróneo pensar que a través de fomento de exportaciones puedan conseguirse cosas sensacionales a

corto plazo sin saneamiento previo" (Juan Velarde, Alianza Popular) • "El equilibrio de nuestras cuentas

con el exterior depende del saneamiento económico y de la capacidad de iniciar el proceso de desarrollo

de nuevo dentro de la estabilidad" (Mariano Rubio, Unión de Centro Democrático)

Existe casi una coincidencia entre los partidos de que los problemas más importantes y urgentes que tiene

planteadas la sociedad española son él desequilibrio exterior, la sangría de reservas internacionales,

atenuada temporalmente con empréstitos y créditos exteriores; el déficit comercial, causa del

desequilibrio que es el mayor en términos relativos de todos los países europeos; el alza de precios, causa

y efecto del déficit comercial que puede situarnos este año también en el primer lugar de Europa, por

encima de Italia e Inglaterra. Finalmente, agotado el modo de desarrollo del decenio de los sesenta y

alentado por la inflación y el alza de precios, tercer gran problema, la economía española se enfrenta con

una crisis de productividad y creciente desempleo. Frente u cada uno de estos grandes problemas, sangría

de reservas y debilidad de la peseta, déficit comercial, inflación, alza de precios y el coste de la vida y

aumento de desempleo y del paro, ¿qué política de actuación inmediata propone su partido realizar en el

segundo semestre de este año y qué objetivos más remotos en una política a medio plazo recomendaría

para él año 1978?

Pedimos a don Juan Velarde Fuertes, de Alianza Popular; don Mariano Rubio, de Unión de Centro

Democrático, y don Amalio Graiño, de Federación Democrática Cristiana—faltaron a la cita PSOE y

PSP—, expliquen clara y sucintamente las medidas inmediatas, a partir del 15 de junio, sobre cada uno de

estos cuatro problemas y el programa para los meses siguientes.

Empecemos nuestra primera parte del coloquio con el de la sangría de divisas y la debilidad de la peseta.

Además, ¿son ustedes partidarios de la devaluación de la peseta, ya sea aisladamente, ya en un contexto

de medidas generales? ¿Seguirían, con la actual política de endeudamiento?

Alianza Popular

"Creo que es absolutamente imposible el plantarse un tema de la balanza de pagos en esta momento sin

plantearse las cuestiones de la inflación, de cuál va a ser el comportamiento del sector público, de cuáles

van a ser las políticas adoptadas por ei Ministerio de Hacienda, de qué decisiones se van a tomar en torno

a política social y el problema del paro y un tema tan importante como es el dé la distribución de la renta.

Pagar la factura en términos de sacrificio

En cuanto a la devaluación, la peseta se está devaluando continuamente por sí misma ella sola.

Probablemente, dentro de todo un conjunto de medidas tendría que ser devaluada en una cuantía que

dependería de varías cosas: en primer lugar, del cuerpo interno, que hubiéramos decidido hacer y del

grado de sacrificio de los españoles; en segundo lugar, del grado de apoyo internacional que se obtuviese,

porque AP está con vencida de que a un país que está dispuesto a salir de su mala situación en el terreno

de la balanza de pagos le ofrecen más ayuda desde el exterior si él por sí mismo ha empezado a tomar las

medidas de salir de esa situación que si no ha tomado ninguna medida.

Como consecuencia, de esto, el decir en este momento que la peseta tiene que quedar situada a ochenta,

noventa o cien con respecto al dólar, tiene muy poco sentido porque está en función de todo lo demás.

Reservas hacia el endeudamiento exterior

Es necesario un presupuesto consolidado que realmente sea tal y no un amasijo de cifras de ingresos y

gastos diferentes. Las medióos a tomar el 16 de junio en relación con la balanza de pagos deben ser

mucho más medida» del;Minísterio de Hacienda que medidas del Ministerio de Comercio. Este haz de

medidas del Ministerio de Hacienda tiene que ser amplio, profundo y muy completo y tiene que hacerse

jugar de forma clara el apoyo que se consiga de los organismos internacionales.

En cuanto al endeudamiento con el exterior, nos hemos lanzado a aventurar curas de decenas de miles de

millones de dólares y.la verdad es que no tengo todavía un contraste cierto, algo que me garantice cuál es

el peso o la carga de esta deuda exterior en este momento. Yo no me atrevo a asegurar cuál pueda ser esa

cifra. Por lo tanto, hay que saber la cantidad de deuda exterior. Ño creo que podamos conseguir que la

economía española pueda seguir supervivendo con cifras de endeudamiento tan importantes como

parecen ser que son las que se están originando a lo largo de los últimos años. Esto está creciendo en

demasía y puede ponernos en el riesgo de que en el próximo mes de diciembre pudiera acabársenos la

reserva de divisas y que la carga de los intereses de amortización de esta deuda exterior nos desborde las

posibilidades racionales de un país normal europeo con una economía saneada. Esto hace que mire con

reserva al endeudamiento exterior."

Unión de Centro Democrático

Un problema no es en cuánto y cuándo hay que devaluar. Está en las medidas para que la situación de

nuestra balanza, de pagos mejore y no siga por los derroteros actuales. Está demostrado en el mundo que

el déficit de la balanza de pagos está íntimamente ligado a la situación interior del país y en este oaso

concreto a la inflación. Por tanto, lo que hace falta pensar es en el problema de la, inflación; el de la

balanza de pagos en nuestra situación es un problema en cierta medida secundario, en el sentido de que se

resolverá o no se resolverá en función de que consigamos sanear la economía española. Por tanto, todas

las medidas referentes a la balanza de pagos no son medidas que se refieren a nuestros ingresos o pagos

con el exterior, sino a la situación de la economía española, y en ese sentido, yo, en contra de lo que se

dice algunas veces, soy bastante optimista, creo que la economía española no va a tener vin problema a

medio plazo cíe balanza de pagos o si realmente conseguimos sanear la economía española y

conseguimos iniciar el proceso de crecimiento. El que consigamos o no equilibrar nuestras cuentas con el

exterior dependerá, fundamentalmente de estos elementos: saneamiento de la economía española y

capacidad de iniciar el proceso de desarrollo de nuevo dentro de la estabilidad.

Apretarse el cinturón

También circulan varias ideas sobre el problema del sacrificio; creo que hay que tener mucho cuidado

con este tema; los españoles nos tenemos que apretar el cinturón, tenemos que renunciar a consumir lo

que estamos consumiendo; también tenemos que renunciar a invertir lo que invertíamos en otras

ocasiones para que esto permita exportar más e importar menos, No hay que olvidar que en estos

momentos tenemos una cifra de parados de cerca del millón de personas y unas industrias que están

funcionando muy por debajo de su capacidad de crecimiento. Los cálculos hechos sobre la diferencia

entre la producción actual y el producto potencial, es decir, lo que la economía española podía producir

con pleno empleo, hay una diferencia del diez y el quince por ciento. Aunque estos cálculos son

aproximados, dan una idea de su magnitud.

Respecto a la devaluación tengo que decir que a medio plazo un país no puede tener unos crecimientos de

precios superiores al resto eje los países sin que eso termine repercutiendo sobre el tipo de cambio.

Cabe advertir que la política del tipo de cambio es una politica extraordinariamente delicada, y no hay

más que pasar revista a todo lo que se ha hecho en un pasado no demasiado lejano, los enormes errores

que se han cometido en este terreno. Lo peor que podía hacer el país es resolver cualquier problema de

balanza de pagos, incluso a corto plazo, exclusivamente moviendo el tipo de cambio. Cualquier variación

en el tipo de cambio tiene que ser el resultado de una política financiera, de una política económica

global; por tanto no cabe repetir errores que han costado mucho dinero a la balanza dé pagos española y

que han acelerado e1 proceso inflacionista, en tomar cualquier tipo de medidas de forma aislada.

(Continúa en página sig.)

8-VI-77

COLOQUIOS EN "YA" (III)

Coincidencia general:

HAY QUE DEVALUAR LA PESETA

(Viene de la pág. anterior)

Por otro lado, no hay que olvidar que formamos, parte de un sistema monetario mundial en el cual va a

haber países que van a tener unos enormes superávits en los próximos años. Esto quiere decir que también

habrá unos países con unos déficits importantes. Creo que España debe intentar aprovecharse de que va a

haber una serie de países que van a seguir exportando capital en cantidades importantes para cubrir este

período intermedio entre la situación actual y la situación que pueda haber al cabo de unos años cuando el

programa de saneamiento haya tenido efecto e incluso para aumentar los recursos disponibles en el futuro

para la inyersión en el país. Esto lo debe hacer siguiendo una política adecuada en el orden técnico y, por

otro lado, encaminando la economía española por unos senderos de, crecimiento."

Federación Democracia Cristiana

"FDC es consciente y pone mucho énfasis en la gravedad del problema del sector exterior de la economía

española. Evidentemente las causas son de régimen interior. Hay una causa inmediata qué todos sabemos,

que es el nivel de inflación que ha padecido la economía española en los últimos años; es decir, la muy

diferente producción seguida por los precios en España con respecto al resto de los países con los cuales

comerciamos. Pero esto no deja de ser una causa inmediata, y el origen del problema del sector exterior

está en lo que nosotros entendemos que, es una mala estructura de la economía española, fruto de una

deficiente política económica seguida en los últimos años; es decir, y por poner un ejemplo, la estructura

de comercio española es una estructura que ataca en gran parte al sector exterior, ya que los españoles

adquieren en mayor medida que un europeo bienes privados de consume a través de precios en lugar de

bienes colectivos de impuesto, que entiendo que son menos, generadores de deuda exterior.

Ha habido una política equivocada en las inversiones que han primado en la inversión de capital en lugar

de trabajo, y luego se da la paradoja de que las exportaciones industriales de España son

predominantemente exportadoras de capital- intensivo en lugar de trabajo-intensivo, lo cual es cuando

menos, asombroso, dada la aparente estructura de factores que hay en este país. Es decir, creemos que el

endeudamiento exterior, más que por medidas concretas, se saneará a través de una recuperación y de un

endeudamiento de la economía española en dirección más correcta. Unas medidas generales podían ser

una modificación en los hábitos de consumo en España, una modificación de la política de inversiones.

FDC preconiza a corto plazo una política realista del tipo de cambio, y con eso creo que está dicho todo.

No debe asustarnos el endeudamiento

Con respecto a la balanza de capitales, somos conscientes del endeudamiento alcanzado, y aunque es

importante no preocupa en tanto en cuanto volumen de endeudamiento, sino en tanto en cuanto las

dificultades que se prevén para pagar en el futuro, para amortizar la deuda. En este sentido, si la política

española es coherente, es inteligente y la economía española se sanea, creemos que hay que ser optimistas

y no debe asustarnos el continuar endeudándonos. Hay problemas muy graves en el Interior, como son el

del paro, el de la inflación, que se deberían, resolver antes del endeudamiento; ahora bien, hay que hacer

un endeudamiento inteligente, como no lo ha sido, hasta el momento, en el que prestatarios españoles

estaban a la puerta de banqueros extranjeros, en la que no ha habido una política coherente de

amortizaciones ni de tipos de interés. Debe haber un endeudamiento se1ectivo, programado a través, si es

posible, de organismos monetarios internacionales, y sobre todo creo que es preciso apelar a la

intervención extranjera, pero con una clara regulación de la misma, es decir, parcelando sectores en los

cuales la inversión extranjera no debería ya acudir, puesto, que se encuentran saturados, y rechazando la

inversión de cartera, que no aporta realmente nada constructivo al país, etc., etcétera.

Unión de Centro Democrático

"Sobre el tema de las exportciones estoy de acuerdo con las apreciaciones de la FDC : sobre el cambio de

la financiación de la Seguridad Social, que puede permitir algunas ventajas en lo qué se refiere a

declaraciones fiscales. Si damos un pequeño repaso para ver cuáles han sido los sectores de nuestras

exportaciones que se han desarrollado más deprisa, vemos que hay bastantes que se han desarrollado sin

ningún apoyo oficial, por lo menos en su fase inicial; es decir, que son´ sectores que han empezado a

exportar porque de pronto unas personas han encontrado dinero colocando sus productos fuera. Por lo

tanto, vemos que la ayuda estatal no es el, factor más importante de cara a la exportación. Si las empresas

no encuentran rentable el exportar, no exportarán.

Sobre el otro aspecto, que es la sustitución de importaciones, yo creo que hay que ser muy cauteloso. Yo,

desde luego, no iría a ningún tipo de medidas que puedan considerarse proteccionistas, entre otras cosas,

porque no podemos olvidar nunca que nosotros también estamos exportando muchas cosas que no son

absolutamente necesarias. Por tanto, es el país menos indicado para decir que parte de nuestras

importaciones son esenciales o no. En cuanto a los productos agrícolas, los ligaría más con el tema del

desarrollo de la potenciación de nuestros recursos agrícolas, que también tiene de nuevo una faceta desde

el punto de vista de las importaciones, pero que serían unas medidas de política agrícola que haría tomar

en cualquier caso."

Alianza Popular

Creer que puedan realmente a corto plazo conseguirse cosas sensacionales a través del fomento de las

exportaciones, si no hay un saneamiento general de la vida económica, me parece plenamente erróneo.

Dicho esto, me importa mucho el destacar que, sin embargo, no estoy en absoluto de acuerdo con la

postura de la FDC por lo que se refiere a los lemas relacionados con los problemas de alterar, sustituir,

etcectera, las importaciones por lo que se refiere a problemas de estructuras de consumo. Todo esto es

peligrosísimo, porque si estudiamos la balanza comercial vemos que sí se habla continua, mente de las

importaciones, pero su peso dentro de la balanza comercial es ciertamente escaso, y el hecho de que

nosotros importemos el güisqui y demás productos de consumo suntuario o libre supone también que

tengamos acceso cómodo, fácil, a los mercados exteriores de toda una serie de productos que

demandamos justamente en las instancias internacionales, pero que son tan poco esenciales para esos

países como algunos de los que entran dentro de estos hábitos de consumo de bienes privados que se han

mencionado.

Por otro lado, en cuanto la sustitución de importaciones tuviese el menor matiz que acercase de alguna

manera al proteccionismo mínimamente excesivo, esto originaría una fuerte inflación de costee dentro de

la situación de saneamiento que queremos resolver. Si a partir del 16 de junio ya nos encontramos con

unas tasas de inflación altas, no digamos lo que pasará si además empezamos a adquirir bienes más caros

del extranjero. Esto tendría que pensarse y.matizarse y sólo en algún caso aisladísimo, de algo

superjustificado, podríamos quizá abordar esta posibilidad de reforma hacia el alza de los aranceles o cosa

que es le parezca, pero, en general, estamos en absoluto desacuerdo sobre esto.

Federación Democracia Cristiana

Yo sólo quería.hacer la salvedad de que una política inteligente de exportacionee e importaciones nunca

la puedo homologar con proteccionismo; en esta sentido, la FDC no preconíza ningún proteccionismo."

 

< Volver