Autor: Espada Béjar, A.. 
 Bolsa. 
 Malos presagios     
 
 Gaceta Ilustrada.     Página: 58. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

BOLSA

MALOS PRESAGIOS

AHORA va de verdad. Por lo menos es lo que se desprende de la declaración programática del Gobierno,

a través de las palabras del señor Fuentes Quintana. Lo que se pretenda implantar para sanear la economía

son unas medidas durísimas, sin contemplaciones, caiga quien caiga, y que ha puesto tos pelos de punta a

todos los españoles. En nuestro anterior comentario pedíamos hechos y no buenas palabras, como en

fechas anteriores; los hechos que ya se están produciendo van a ser muy duros por su tremenda realidad

para todas las clases sociales. Pero si no hay colaboración entre lo laboral, empresarial y administración,

el futuro inmediato va a ser polémico y lleno de malos presagios. Sí la nueva clase sindical hace caso

omiso de uno de los puntos programáticos, como es el que los salarios deben moderar su tasa de

crecimiento, y se lanza por la vía de la huelga a la reivindicación del coste de la vida, más diez puntos,

para salvaguardar e! poder adquisitivo social, creemos que muchas empresas irán a la quiebra o a la

suspensión de pagos. Y si no hay empresa, no habrá trabajo; el afierro brillará por su ausencia, con

mínimas inversiones, y la Bolsa vegetará en la baja mínima del año, con apenas cifras de contratación.

Con la devaluación de la peseta los precios interiores se verán peligrosamente aumentados y no se

«podrán frenar suficientemente para hacer posible rebajar la cota de inflación a corlo plazo. Las medidas

complementarias marcarán la efectividad del nuevo plan económico; hasta ahora sólo ha llevado el

estupor, el miedo y el aumento del gasto a todas las élites sociales, especialmente a las de menor poder

adquisitivo. Al inversor bursátil, que aún mantiene su cartera de valores, la baja del 15 por 100 en la

media general sobre la base del inicio de año la supone una pérdida de 246.354,3 millones sobre la

capitalización de la renta variable; el ahorrador que tiene dinero en cuantas bancarias o de ahorro, lo retira

«para disfrutarlo o guardarlo, y que no se lo investiguen; al empresario, pase a estar dispuesto a tomar

créditos y préstamos a altos tipos de interés, no encuentra dinero. Hoy más que nunca es necesaria la

prudencia, la cordura, el estoicismo; ser mesurados ante la caótica realidad que tenemos encima, y

entendernos todos en una lucha sin cuartel por la supervivencia de la España económica.

Hemos conectado con Galerias Preciados, ante el óptimo precio de sys acciones en Bolsa, informándonos

de que las ventas se han visto poco afectadas por la coyuntura económica general. Ello es debido a la

diversificación de los productos en ventas, tanto por la sociedad matriz como por sus empresas filíales,

que potencian al grupo y consolidan cada vez más los productos de cada ejercicio. En cuanto a la política

de financiación expansiva del próximo quinquenio, ésta es del 25 por 100, con base en autofinanciación y

emisión de renta fija, con rentabilidad muy atrayente, y ampliaciones de capital, en función de la situación

del mercado de capitales.

El presidente del Banco de Castilla, don Juan Manuel Fanjul Sedeño, ha informado a la Junta de

accionistas de esta entidad sobre la marcha del ejercicio y los resultados conseguidos. Los recursos de

clientes a fin de 1976 alcanzaban los 11.669 millones de pesetas, con un incremento anual del 29,17 por

100. La inversión bancaria sumó en el pasado año 10.664 millones, con alza del 43,10 por 100. El

beneficio Reto es de 121 millones, con aumento del 42,84 por 100, de los que 50 millones se destinan a

dividendo. El número de clientes es de 165.183, y el de empleados, de 390. Actualmente tiene 26 oficinas

abiertas y un proyecto de expansión amplio. El presidente, señor Fanjul, resaltó la colaboración que el

Banco viene prestando al sector agrícola y ganadero.

La Confederación Española de Cajas de Ahorros ha publicado el "Resumen Anual de Información de

Valores», elaborado por la Subdirección General de Inversiones, a cuyo frente se halla Marcelino Poo

Cué, con datos sobre 1976 y años anteriores. Es un trábalo bursátil muy valioso por la cantidad de datos e

información mobiliaria de todos los sectores y empresas cotizadas en las Bolsas, que definen

óptimamente a su autor, el señor Poo Cué, por sus grandes conocimientos del mercado bursátil, de las

sociedades y su entorno operativo.

A. Espada Béjar

 

< Volver