Autor: Ortigueira, Guillermo J.. 
 Empresas. Dice el presidente de Altos Hornos del Mediterráneo. 
 No tengo noticias  :   
 de la venta al I.N.I. de la siderúrgica de Sagunto. 
 Pueblo.    07/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Dice el presidente de Altos Hornos del Mediterráneo

"NO TENGO NOTICIAS"

(de la venta al I.N.I. de la siderurgia de Sagunto)

Con gran expectación, por parte de los medios informativos, se celebró ayer la Junta de accionistas de

Altos Hornos del Mediterráneo. Reunión que, al contrario de otras ocasiones, fue totalmente privada, y,

por tanto, no tuvo acceso a ella la Prensa. El rumor de un balance negativo en el ejercicio 1976, y la

posible venta de la planta de Sagunto (IV Siderurgia) al Instituto Nacional de Industria, daban la respuesta

a la reserva sobre lo tratado en la reunión del Consejo y accionistas de la empresa siderúrgica, según nos

informa Guillermo J. Ortigueira desde Valencia.

A última hora de la mañana de ayer, el presidente de Altos Hornos del Mediterráneo, Javier Benjumea

Puigcerver, accedía al diálogo, una vez finalizada la Junta. Confirmó a PUEBLO que la cifra de pérdidas

en el ejercicio 1976. en la factoría de Sagunto, ascendía a 361 millones de pesetas. Como contrapunto al

balance positivo de cuatro millones de pesetas en 1975, pese a las críticas circunstancias por las que ya

atravesaba el país. Confesó Javier Benjumea que, muy posiblemente, las pérdidas en este año sean

todavía superiores. Preguntado el presidente del Consejo de Administración sobre si éstas eran las causas

por las que se había decidido entablar conversaciones con la Administración para que la IV planta

siderúrgica pasara a manos del I.N.I., dijo que no tenia noticias al respecto, y que la información

difundida en este sentido le había extrañado. Por el contrario, tanto la Administración como la dirección

de Altos Hornos están decididas a comenzar las obras de la segunda fase de la planta integral de puerto de

Sagunto. Para ello será necesario que el Gobierno facilite los créditos necesarios para la realización de las

obras.

Volviendo al déficit del ejercicio pasado, que se cifra, como antes apuntábamos, en 361 millones de

pesetas, las razones hay que buscarlas en un hecho natural: retroceso en las ventas y aumento en las

cargas financieras. Los gastos han sido superiores al pasado año, y, como contrapunto, ni los topes de

producción y ventas se han cumplido.

En la reunión, celebrada a puerta cerrada con los accionistas, no se trató —según se nos dijo— del posible

paso de la IV planta siderúrgica de Sagunto al Instituto Nacional de Industria, pero se conoce, de forma

oficiosa, que la actual situación preocupa a la dirección de la empresa.

 

< Volver