Encuestas de YA: Candidatos por Madrid. 
 Es preciso el sacrificio  :   
 El mayor debe ser asumido por quienes más tienen y más pueden (don Manuel Villar Arregui). La estabilización debe ser implacable (don Juan Manuel Fanjul).. 
 Ya.    08/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

8-VI-77

Encuestas de YA: Candidatos por Madrid

ES PRECISO EL SACRIFICIO

"EI mayor debe ser asumido por quienes más tienen y más pueden" (don Manuel Villar Arregui) • "La

estabilización debe ser implacable" (don Juan Manuel Fanjul)

YA ha consultado a varios de los candidatos al Congreso y al Senado por Madrid sobre el tema

económico. La pregunta formulada ha sido muy concreta: ¿ Qué soluciones económicas propugna para

aquí y ahora? Tras la respuesta de don José María Gil-Robles y Gil-Delgado (FCD), que ofrecíamos

recientemente, publicamos hoy las de don Juan Manuel Fanjul, candidato al Congreso por Unión de

Centro Democrático, y de don Manuel Villar Arregui, tino de los componentes del grupo Senadores, para

la Democracia, que se presenta por la Federación de la Democracia Cristiana.

Don Juan Manuel Fanjul: "Estabilización implacable"

"No me considero plenamente capacitado para pronunciarme en un tema tan técnico que ha hecho correr

tanta tinta de personas especializadas: economistas, financieros, empresarios, etcétera, que se centran más

en el "qué" y menos en el "cómo".

Lo único que, como político, me interesa dejar patente es el convencimiento de que sólo podemos llegar a

una normalización de la vida económica a través de una estabilización implacable y que para hacerla

posible es indispensable el sacrificio de todas las partes en juejo a través de un compromiso de tregua con

la máxima sinceridad y la más estricta justicia distributiva respecto a las clases sociales que deben

soportar las cargas de la operación. Si el mundo capitalista y el laboral no alcanzan a darse cuenta de que

el barco en que vamos puede hundirse con todos nosotros dentro y aceptan una tregua de por lo menos

dos años para que la economía se enderece, el paro se reduzca, la inflación disminuya, la productividad

aumente y la balanza de pagos se equilibre, querrá decir que los dirigentes culpables no merecen la

confianza del país."

Don Manuel Villar Arregui: "Necesidad del sacrificio"

"La gravedad de da crisis económica parece haber pasado inadvertida a los dos últimos gobiernos de

Franco y a los dos primeros de la Monarquía.

Deberían haberse adoptado ya medidas orientadas en las siguientes direcciones: Frenar la inflación a

través de la contención de todas las rentas y tras un compromiso o pacto con todas las fuerzas sociales.

Combatir el paro mediante un plan urgente de inversiones públicas en sectores que absorban gran

volumen de mano de obra en relación con los demás costes de la producción, satisfagan necesidades

sociales y no generen importaciones. Urgir el cumplimiento de los deberes fiscales mediante una

adecuada inspección de las bases tributarias, especialmente en los impuestos directos , que gravan los

rendimientos de las personas físicas, remodelar algunos impuestos indirectos, como el de

lujo, asumir en el presupuesto del Estado al de la Seguridad Social para no penalizar a las empresas que

emplean mayor volumen de trabajadores y acometer una reforma fiscal que permita la financiación del

sector público sin el recurso inflacionista de la creación de dinero y con arreglo a criterios de

progresividad en función de la capacidad tributaria de las personas físicas. Proveer al seguro de

desempleo con mayor amplitud y eficacia e impedir y penalizar el fraude. Reducir el déficit exterior,

mediante una política no ficticia del tipo de cambio. Restricción selectiva de importaciones y estímulos

eficaces a las exportaciones. Apoyo al sector agrario y severa vigilancia de la red de comercialización que

origina irracionales y antisociales elevaciones del precio de los productos alimenticios. Política de

orientación del consumo hacia los bienes colectivos, en vez de fomentar la dirigida a los privados.

En suma, ya es tarde, aunque cualquier demora agravará, la situación hasta el punto de no retorno de la

quiebra colectiva para asumir un programa, nada popular, de austeridad que impone sacrificios a todos.

Ello explica que no se haya acometido y que no constituya motivo de clara exposición en las campañas

electorales. La condición indispensable para remontar la crisis es la de que los mayores sacrificios sean

asumidos por quienes más tienen, más pueden y en mayor grado han sido beneficiarios del pasado y

desigual desarrollo.

El pueblo español no se opondrá a la austeridad si está convencido de que se aplica con estricta justicia y

de que han dejado de estar insolidariamente al margen del sacrificio colectivo quienes han medrado

siempre, sea cual fuere el signo de la coyuntura."

 

< Volver