Autor: Pérez de Azor, José. 
 Manuel Prado y Colón de Carvajal. 
 La imagen de Iberia se ha deteriorado     
 
 Informaciones.    02/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

MANUEL PRADO Y COLON DE CARVAJAL

LA IMAGEN DE IBERIA SE HA DETERIORADO

MADRID, 2 (INFORMACIONES, por José Pérez de Azor).

IBERIA, por primera vez, ha tenido un ejercicio negativo, y este saldo adverso puede ir a más si no se

emprende una acción decidida para equilibrar el balance. Para ello su presidente, don Manuel Prado y

Colón de Carvajal, ha emprendido una política nueva, basada en su experiencia como empresario, que se

centra en el entendimiento con el personal mediante el diálogo y la información abierta, el control

riguroso de inversiones y gastos y una política comercial nueva, agresiva, que mejore la imagen de una

compañía que en los últimos tiempos ha ido perdiendo puntos.

El presidente de Iberia, que cambien preside la IATA, tiene ante sí un doble reto que necesita respuestas

urgentes. Por una parte, cambiar la fisonomía de Iberia; por la otra, lograr una cooperación sincera entre

todas las compañías asociadas al organismo internacional a fin de que el apoyo prestado entre ellas sea

más eficaz y se evite una competencia de ruina. Este motivo nos lía llevado a conversar con él sobre estos

temas que son, sin duda, de extraordinaria importancia para el conjunto de España y para la interrelación

entre todos los países.

La aviación, tras más de medio siglo de experiencias, está prácticamente, en sus inicios. El transporte

aéreo nació un tanto anárquico, su desarrollo ha tenido diversos altibajos. El «Jet» trajo un periodo de

bonanza. Las compañías privadas y públicas realizaban un servició que se considera vital. Y cuando el

«boom» turístico se produce, son ellas las que crean los servicios no regulares, el «charter» que atendía

los viajes en bloque e incluso auxiliaban a los Ejércitos en momentos de emergencias. Pero la subida del

petróleo abre un periodo de crisis que afecta esencialmente al transporte aéreo y también a la industria

aeronáutica. Numerosas compañías no pueden hacer frente a la incidencia del coste del combustible y

otros costes de explotación, y desaparecen; otras, arrastran una existencia de escaso atractivo. El turismo

tiene destinos variables, es eminentemente estacional. Ello 11eva consigo un bajo índice de ocupación de

los aparatos y un mayor coste de mantenimiento.

PROBLEMA DE COMPETENCIAS

Las compañías regulares, salvo las soviéticas y algunas orientales de Europa y Asía, se acogen a las

normativas de la IATA. Las no regulares, al no tener que cumplir requisito alguno ni realizar servicios

tales como correos, hacer escalas o atender a los compromisos de los Gobiernos, son más ágiles y tienen

libertad de contratación. Esto significa una competencia que a veces se hace pesada.

Don Manuel Prado nos explica cómo van creciendo paulatinamente los gastos y bajan los factores de

producción que impiden la expansión. «En la conferencia de la OACI de este año —a la que ha asistido

IATA,— se han discutido temas económicos Y se elaboraron conclusiones tendentes a regular

capacidades y otras que contemplan competencias desleales. También se fijaron acuerdos tarifarios. La

aviación —dice necesita renovar su flota. En los próximos cinco años habrá que invertir unos 60.000

millones de dólares. Y hay compañías que están muy descapitalizadas. En realidad, la aviación comercial

está en un momento de incertidumbre, y necesita superarlo. El accidente de Tenerife ha puesto en guardia

a las aseguradoras, que revisan riesgos y tarifas Es verdad —puntualiza— que el riesgo cada vez es

menor, pero cuando hay accidente es más grave, mas costoso Ello significa que está replanteándose la

base jurídica del transporte aéreo. Y de su solución depende que la industria se lance o no a los avances

técnicos. Con un 9 por 100 de incremento en él pasaje no se puede afrontar tantos gastos. Los acuerdos

entre compañías pueden resultar altamente beneficiosos.»

IBERIA, TRAS SU IMAGEN

Por primera vez, Iberia ha tenido un ejercicio negativo También por vez primera ha vivido una huelga. Si,

es verdad. Iberia —-puntualiza el señor Prado— tiene que cambiar por razones de mercado, necesita

ampliar servicios y recuperar posiciones perdidas para ello estamos reconsiderando métodos,

replanteándonos el tema, para mi esencial, de las relaciones humanas (tiene 22.000 personas en -u

plantilla) y ampliar su flota.»

El presidente apunta que su planteamiento le lleva a un nuevo esquema empresarial basado en una

política de diálogo. Creo —dice— en la participación y estoy firmemente convencido que con una

información regalar y completa pueden evitarse muchos conflictos.

Una compañía como Iberia tiene que mantener una moral elevada. La paralización de su» servicios

causaría un gravísimo problema en el transporte nacional e internacional. Y el sector turístico—y con él

todo el país— sufriría las consecuencias. Por otra parte, Iberia es, en todos los aeropuertos del mundo, la

imagen de España. Y esto obliga.

La huelga de días atrás se produjo cuando las negociaciones del convenio de tierra no podian aproximar

exigencias y posibilidades. «Pedí —señala— un voto de confianza al Gobierno para encontrar una

solución. Y puedo asegurar que en las reuniones imperó la madurez y la razón. Por eso pudo llegarse a un

acuerdo de principio en los puntos básicos que ahora se está redactando Iberia es una sociedad propiedad

de todos los españoles. Y por encima de todo está servir. El personal ha demostrado que lo sabe.»

Ahora tenemos que hacer rentable lo que se ha ido un poco de las manos. Para ello, con una gestión

rigurosa en la explotación, vamos a proceder a cambiar su imagen. Iberia —señala— es la compañía de

Bandera de España, un escaparate permanente. Pero ese escaparate tiene que acomodarse a la nueva etapa

que emprendemos. Si hoy, en su forma de Estado, España es monarquía.Y el Rey tiene una excelente

imagen exterior, ¿por qué no modificar la denominación de su razón social y llamarla Real Compañía

Española de Líneas Aéreas? En la casi totalidad de las líneas de bandera de países con sistema de Estado

semejante integran en su imagen los símbolos de la institución, como Holanda, paises escandinavos, Gran

Bretaña; Jordania, Marruecos, etc.

HAY QUE CAMBIARLA PARA HACER RENTABLE LA COMPAÑÍA

¿Gastos? Mínimos. El «logotipo» Iberia seguirá igual. Sólo durante un periodo de tres años,

aprovechándose la incorporación ,de nuevos aparatos, la revisión de los existentes i que se realiza cada

seis meses) - y la dotación de nuevos equipos, etc., se irá incorporando la nueva denominación.

«El coste —afirma el señor Prado, es mínimo. Es incierto que Iberia vaya a realizar un importante

desembolso por este concepto. Lo que sucede es que, aprovechando que la compañía, cumple sus

primeros cincuenta años y que España ha iniciado un nuevo período, con una indudable mejoria de

imagen en el exterior, vamos a cambiar el «escaparate» para adaptarlo a las nuevas exigencias.´ Y esto lo

vamos a hacer pensando en el factor rentabilidad. Yo —puntualiza— no soy un político; aquí estoy sólo

como empresario.

2 de mayo de 1977

 

< Volver