Autor: González, Antonio. 
 Pedro José López Jiménez: un español de la segunda vuelta. 
 Las nuevas Cortes tienen que resolver, antes que nada, el grave problema económico     
 
 Informaciones.    27/05/1977.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

PEDRO JOSÉ LÓPEZ JIMÉNEZ: UN ESPAÑOL DE LA SEGUNDA VUELTA

LAS NUEVAS CORTES TIENEN QU RESOLVER, ANTES QUE NADA, EL GRAVE PROBLEMA

ECONÓMICO

Por Antonio GONZÁLEZ

MADRID, 27.

Y el 16 de junio, ¿qué? Habremos vivido tres semanas de cosas importantes. Habremos visto, sin

escándalo, las paredes llenas de pasquines del Partido Comunista y de reclamos marxistas que piden el

voto del trabajador para el líder trabajador. Estaremos al otro lado de una frontera que parcela imposible

imaginar en octubre del 75. Estaremos a un nivel bastante aceptable para entender lo que es la

democracia...

Quien juega a instancias nuestras a la prospectiva de ese 16 de junio es don Pedro José López Jiménez,

ingeniero de treinta y cuatro años, director de empresa y Jefe de un gran equipo profesional de rango

internacional. Para darnos ana idea de su capacidad de cautela —no reñida, por supuesto, con la

imaginación— sobre un mueble, hay diez tomos como espasas que se titulan asi: "Informe

preliminar sobre medidas de seguridad" (se refiere a una cení tral nuclear). Esa "breve introducción a

la historia del elefante" mide la dimensión de garantía que el ingeniero e ideólogo político

concede al método. Quizá está anécdota defina mejor que un curriculum"—por otro lado

brillantísimo— al personaje que el otro día dictó una conferencia magistral en el Club Siglo XXI

sobre el cambio político y eso que él ha dado en llamar la nueva derecha. Pero vayamos al análisis

del proceso político en ese 16 de junio tan próximo, y apasionante... En ese 16 de junto, tras la resaca

electoral, con las alforjas vacías, conoceremos el esquema de las nuevas Cortes, con mayoría relativa del

Centro, una minoría apreciable socialista y una significativa representatión comunista y de otras

familias a derecha e izquierda del Poder-centro. Y empezará a ponerse en marcha el carro.

El 16 de junio, las elecciones habrán sido una catarsis colectiva para descargar de adrenalina la tensión

del país. El vocerío electoral habrá servido para conocer quién es quien. Pero en ese día todo eso hay que

olvidarlo y -quedarse solo con el acuse de recibo dé las promesas democráticas de que todos han hecho

bandera.

...Hasta que apriete el calor.

El calor será protagonista de un primer proceso, inaplazable, que tendrá que iniciarse de inmediato por las

nuevas Cortes para resolver el grave problema de la economía, que se puede pudrid si no se resguarda a

tiempo. Con el calor del verano en puertas, ha de abrirse la nevera para afrontar el problema económico

aun antes que el debate de la nueva Constitución y, paralelamente, se iniciará la organización en serio de

los partidos políticos, sin nostalgias, sin influencias históricas como punto de apoyo; las disyuntivas

franquismo-antifranquismo y reforma o ruptura habrán perdido su razón dé ser y serán puras palabras

para el archivo.

«INFORME PRELIMINAR, ETC...», PRIMER TOMO - Para el ingeniero López Jiménez el

movimiento se demuestra andando. Es pura ley dinámica a la que aplica una constante: su concepto

de la nueva derecha.

Naturalmente; la derecha en un concepto nuevo, no peyorativo/estará viva en ese proceso de cambio, en

el dentro del equilibrio: esa derecha —sinónimo de centro— buscará la consolidación de su propia

imagen como opción que supere y obligue a superarse a la alternativa márxista; tendrá que construir un

contenido nuevo, una nueva ideología, que debe de informar al sector mayoritario del país que apoya a los

que están en el Poder. Ésa nueva derecha tiene la obligación dé definir un, modelo de sociedad atractivo,

esperanzado utópico y realista. Es necesario que genere una esperanza para atajar así, en el terreno

ideológico, el agostado dogmatismo márxista. Lo que no puede ser esa nueva derecha es el refugio de los

intereses privilegiados, ni agrupar a una clase, Por el contrario, ha de ser crítica, y desde el primer

momento romper a trabajar en la construcción de los nuevos tiempos, en la consolidación del Estado

soberano que quiere la mayoría de los españoles.

«INFORME PRELIMINAR, ETC...», SEGUNDO TOMO

Se habla de construir un Estado soberano de una forma que recuerda las maquetas de grandes obras

públicas que decoran e1 despacho del ingeniero López Jiménez.

Es así como la vista se va al segundo tomo del sorprendente "Informé preliminar, etc.", cuando

dibuja en el tablero del 16 de junio el proyecto de las nuevas Cortes. Las nuevas Cortes tienen que ser,

desde el primer momento, eficaces, y el primer signo de eficacia será el qué se pongan a trabajar en serio

para resolver el más grave problema que tenemos: la crisis económica. Si, sí, antes que la Constitución,

porque ésta no se hace en un día, y el problema económico no admite demora. Sustantivamente ambos

temas son ineludibles. Pero, cronologicamente, la economía no puede esperar. Es muy urgente

confeccionar un plan realista y coherente a corto y medió plazo, para salvar la situación, porque sin ello

sería muy difícil trabajar, con la debida serenidad, en el proceso constitucional.

Por otro lado, al abordar de entrada el problema económico, los representantes de la izquierda tendrán que

cumplir sus promesas de moderación tan Cantadas; en sus programas electorales. Y si es verdad que

quieren ayudar a la consolidación de la democracia, como dicen, tendrán que colaborar en la solución de

los problemas que acucian, cediendo en lo necesario en función del interés público. Pues no hay

democracia que; valga entre las ruinas. Si vamos hacia el desastre económico, será magro consuelo el ir

todos en vagón de tercera, ya suprimida. Habrá que ver esa moderación y el país asistirá al espectáculo de

las verdades.

En un programa de opciones hay que avanzar paso a paso, sin saltarse las leyes físicas ni las sociales.

Todo el mundo parece estar de acuerdo en que el círculo vicioso de una política tan enmarañada, tan

compleja como hemos vivido hasta ese teórico 16 de junio, requiere tratamientos contundentes, a base de

simplificar los métodos hasta que quede lo que interesa a la comunidad. Es decir, que en pocos pasos se

pueda obtener algo. Eso lo va a exigir la sociedad; y en este principio tendría que estar basado el proyecto

constitucional. Sensatez y simplicidad, sin arquitecturas sociales grandilocuentes, es lo que requiere la

nueva Constítución.

«INFORME PRELIMINAR. ETC...», TERCER TOMO

Está ,claro qué el ingeniero no está por los efectos fulgurantes, tan al uso. del tiempo próximo pasado. Las

leyes físicas o las sociales requieren, métodos y selección. Y también empezar de nuevo si es preciso,

aplicando la constante de la nueva derecha.

Romper y empezar, pero, ¡cuidado!, con la debida prudencia para salvar la pieza noble de entre la vieja

cacharrería, de conceptos adulterados donde era imposible, a veces, por falta de profesionalidad,

entresacar algo que valiera la pena. Con este sistema no se ha podido hacer nada. Pero ahora, cuando todo

parece prometer que se va a limpiar (así lo cantan los líderes en las paredes de toda España), es cuando

tiene cabida una nueva filosofía de derechas que no. sea pura semántica Pues esa nueva derecha no debe

ofrecer lo que había antes, aunque es preciso decir que no nace así porque si, por generación espontánea.

No, no, ni mucho menos. La nueva derecha no debe ni puede ser una nueva cara; sí debe y puede ser una

opción, imaginativa, más critica y progresista... y más - profesional en el sentido generoso de la palabra.

Pero no hablemos de doctrinas, sino de hechos. Volvamos al terreno de ese 16 de junio. En ese dia clave,

los españoles despertarán con la resaca de las elecciones, resaca traducible por un cierto grado de incerti-

dumbre por el fenómeno mismo del paso histórico; una buena dosis de miedo por lo que harán esos

nuevos nombres, algunos no tan nuevos, vaya—que ocupan ios. escaños del Congreso; desconocimiento

político por justa reacción de tan abrumador bombardeo electoral; falta de credibilidad en los nuevos

planteamientos; actitud pasiva por pura inercia de cuarenta años sin gimnasia política y un cierto- grado

de reparo —de vergüenza—- en tormar partido por aquello de que no confundan la actividad política con

la canongía y el privilegio d e 1 poder otorgado. Pues aún perdura el sinónimo de político igual a poder,

con todas sus consecuencias.

"INFORME PRELIMINAR, ETC...", CUARTO TOMO

Ideas claras que entienda la gente. Ni tecnocracia ni ignorancia.. La técnica de resolver los problemas

corresponde a los profesionales. (¿Podríamos hablar del oficio de político, no del político de oficio?) Es

preciso que el resultado de un entendimiento capaz sea óptimo. Este país no acepta una sola imposición

más.

Es preciso ser realista para deshacer el nudo. Y así habrá de actuar el Gobierno que Inaugure esa etapa. El

país tiene que entender, desde el primer día, que la oportunidad de resolver los problemas es de todos los

partidos, tanto los más fuertes como los menos fuertes. Al Gobierno, le corresponde manejar la batuta

para que eso quede claro ante el pueblo y, en caso contrario, tomar la decisión frente a las discrepancias.

La tolerancia en el debate estéril sería un síntoma de imperdonable debilidad.

Pero para que esto no ocurra, que seria muy peligroso, • es necesario llegar al pacto. Ese pacto de

principio podría basarse en tres objetivos: a) Partir de un reconocimiento real de la izquierda; b) no

dejarse arrastrar por. los dogmatismos, y c) no hacer concesiones ideológicas ni estructurales que puedan

dañar la viabilidad de tos objetivos. Con esa fórmula de pacto se pueden plantear soluciones, por ejemplo,

a la crisis económica, que no dañen las potencialidades de la libertad económica no•• hipotequen los

ahorros con concesiones a la galería.

Es conveniente tomarse en serio la gimnasia de entenderse que pondrá a punto la capacidad de diálogo.

Esto va a ser la piedra de toque de los nuevos tiempos; Aunque parezca una perogrullada, parece

necesario decir, que la Constitución estaría en peligro si no se rige por principios democráticos. Pero no

es tal simpleza si tenemos en cuenta que las nuevas Cortes inician un proceso en medio de una . alegre e

inexperta experiencia política parlamentaría. Ahí es donde el Gobierno se juega el físico,, porque ha de

tornar la dirección de la .política;.. sin "que se le acuse, de antidemocrático.

INFORME PRELIMINAR, ETC.,.", ´-´QUINTO TOMO

El ingeniero vuelve a aplicar la fórmula —la constante— de la nueva derecha. Una vez y otra y todas las

necesarias, el método no deja paso a la improvisación peligrosa. Se habla de principios operativos para

construir el andamia je de una nueva cooperación de personas libélales, moderadas y progresistas

En la difícil. hora de repartir los sacrificios, la nueva derecha tiene que establecer unos principios

operativos que se resumen "en cinco gerundios: Pensando, escribiendo, integrando, organizando y, sobre

todo, trabajando. O sea, pensar y buscar a los que piensan y formar un equipo para seguir pensando.

Traducir esas ideas en hechos trascendentes, levantando actas de lo importante para formar un cuerpo de

doctrina-. Llegar al debate para aclarar los conceptos y expresarlos dé la "única manera que tiene

porvenir. Integrar a los que sientan un. mismo objetivo ideológico. Organizar todo aquello que merezca la

pena para enriquecer el campo y clasificar _lo que importa. Y trabajar sin descanso para que el concepto

de una nueva derecha tenga la estructura de partido sin personalismos, que haga funcionar la democracia

interna como principio fundamental de entendimiento. Eso no se consigue si no se trabaja a fondo en la

definición de las bases ideológicas.

Y así podríamos haber seguido abriendo las páginas de los restantes tomos de tan sorprendente título:

"Informe preliminar de seguridad". Lo dicho, algo así como "breve introducción a la historia del

elefante", que es, en definitiva, lo que tenemos delante los españoles para que entre en circulación todo

aquello que estaba tan atado y bien atado que había perdido la costumbre de respirar.

"«ES NECESARIO QUE LA NUEVA DERECHA GENERE UNA ESPERANZA PARA ATAJAR EN

EL TERRENO IDEOLÓGICO ÉL AGOSTADO DOGMATISMO MARXISTA»

«EL GOBIERNO TIENE QUE TOMAR LA DECISIÓN FRENTE A LA DISCREPANCIA»

mayo de 1977

INFORMACIONES

 

< Volver