Según Europa Press. 
 Suárez sería contrario a la banca extranjera  :   
 En Norteamérica se habría hablado de devaluación y de un plan económico de urgencia. 
 Pueblo.    07/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Según Europa Press

SUAREZ SERIA CONTRARIO A LA BANCA EXTRANJERA

En Norteamérica se habría hablado de devaluación y de un "plan económico de urgencia"

Por su interés, recogemos a continuación un texto de la agencia Europa Press referido a las

conversaciones del presidente Suárez con banqueros americanos, los créditos bancarios a conceder a

España y el posible establecimiento en España de sucursales de dichas entidades bancarias. Por noticia

directa sabe PUEBLO que los temas económicos, españoles fueron expuestos en Nueva York con plena

claridad —porque además los banqueros americanos los conocían—, y que no existe perjuicio conocido

hacía la banca extranjera. Nuestras informaciones revelan que las entrevistas de Suárez con los

financieros americanos fueron clarísimas, y que nada parece haber enturbiado en los contactos

establecidos durante la estancia de Suárez en Nueva York.

En fuentes próximas a la banca se ha manifestado a Europa Press que, frente a los rumores que han

venido circulando en los últimos días; relativos a un supuesto acuerdo entre él presidente Suárez y los

bancos americanos para la apertura de sucursales en España después de las elecciones, este pacto debería

haber sido establecido en el contexto general de un planteamiento económico del que en la actualidad

carece España.

La presencia de la banca extranjera en España no podría dictaminarse como medida independiente (a

menos que se tratara de un sui cidio económico), debido a la importancia del tema y a la baza política que

supone.

Incluso esta baza política deberá jugarse, en el futuro, no sólo de cara a los Estados Unidos, sino

fundamentalmente de cara a la Comunidad Europea, dado que los bancos alemanes, suizos y británicos

están más interesados que los americanos en abrir brecha en España.

Contra el supuesto acuerdo del presidente Suárez, las mismas fuentes bancarias indican que, por el

contrario, él señor Suárez ha dado a conocer a los banqueros americanos la verdadera situación española,

caracterizada por un elevado índice de inflación, por la necesidad de desarrollar una devaluación, por el

descenso de productividad y por la obligación de establecer un plan económico importante y de urgencia

inmediatamente después de las elecciones, lo que desaconsejaría la presencia de bancos extranjeros, qué

podrían llevar a sus países los recursos captados en España.

Incluso en las circunstancias actuales, y a la hora de tomar una determinada medida el Ministerio de

Hacienda posee la capacidad de ordeñar a la banca española, a través del Banco de España, que adopte

una política económica determinada, lo que presentaría muchas más dificultades (cuando menos

de negociación) en el caso de qué los centros dé poder de la banca se encontrasen en Nueva York o en

Londres.

La presencia de los bancos´ extranjeros en España está regulada por la ley de 1962, que en su base

séptima, apartado segundo, señala que corresponde al Gobierno regular esta presencia. La base ha

quedado sin regular y, en consecuencia, la banca internacional no está autorizada para abrir ventanillas en

España de captación de recursos, aunque sé autoriza la apertura de oficinas de representación.

En la actualidad son cuatro los bancos extranjeros que operan en España: Credit Lyonnais, Bank of

London and South America, So. ciete Genérale de Banque y Banco Nazionale de Lavoro, debido a que su

presencia española resu1ta anterior a 1936.

 

< Volver