Los españoles, fatalistas. 
 La economía va mal pero disculpan al Gobierno     
 
 Diario 16.    30/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Los españoles, fatalistas

La economía va mal pero disculpan al Gobierno

MADRID, 30 (D16).—Los españoles atraviesan por un momento de fatalismo económico. La opinión

que predomina es que la situación se deteriorará aún más —más paro y mas inflación—, pero no culpan al

Gobierno, al que consideran que hace todo lo que puede. Ello se desprende de una encuesta realizada por

el Gabinete de Estudios y Programación de las Cajas de Ahorros hecho público ayer.

De la encuesta se desprende igualmente un aumento considerable del grado de politización de los

españoles. Sólo un 8 por 100 contesta que "no sabe" del tema consultado o no da respuesta alguna, muy

por debajo de los porcentajes de encuestas anteriores.

Otro dato interesante es que el público se muestra mas pesimista sobre la previsible

evolución de la economía española que sobre la marcha de su propia economía.

Un 40 por 100 de la población opina que el Gobierno está haciendo todo lo posible para solucionar los

problemas económicos y sólo un 24 por 100 creen que hace poco o nada efectivo. El Juicio de los

españoles sobre el Gobierno ha mejorado sensiblemente respecto a la consulta realizada en el Basado mes

de mayo.

Curiosamente es el grupo de los cabezas de familia de ingresos superiores, los asalariados y los más

Jóvenes quienes menos puntos conceden a 1a política económica del Gobierno.

Inflación y paro aparecen en los dos primeros puestos en la escala de problemas económicos del país, tal

como viene sucediendo desde 1974. La novedad de la, presente encuesta es que el paro sobrepasa a la

inflación en la valoración hecha por los encuestados. Las huelgas pasan de un quinto lugar al tercero.

La contaminación retrocede y sigue ocupando el ultimó puesto de la escala. Algo mas preocupan las

condiciones del urbanismo de las zonas donde viven las familias, pero también relativamente poco.

Es de señalar también que la población más pobre siente relativamente más el problema de los robos y

delincuencia que los ricos. Esto viene a confirmar la mayor incidencia de los delitos contra las personas y

la propiedad en los barrios de la clase media-baja y en la baja y la mayor capacidad de defensa de los

estratos superiores de renta.

En un 10,6 por 100 de los hogares entrevistados hay alguien que busca trabajo. En algunos hogares hay

más de un individuo sin empleo. La inedia es de 1,18 personas por hogar con problemas de paro. A un 43

por 100 de los parados padres de familia les despidieron de su anterior puesto de trabajo y un 22 por 100

sufren las consecuencias de la quiebra o cierre de la empresa.

La proyección de la encuesta sobre el total de los hogares españoles proporcionan una cifra Impresionante

de personas con problemas para trabajas: 1.145.000, o lo que es igual: un 8,63 por 100 de la población

activa. El desglose por situaciones es muy interesante:

En busca de la primera colocación: 662.400.

Dejaron la anterior colocación: 101.300.

Les despidieron: 381.300;

 

< Volver